Se agita la UAT: Tribunal ordena revisar elección del rector y abre la puerta por ilegalidad en estatutos

Carlos Manuel Juárez

El Tribunal Colegiado en Materias Administrativa y Civil del Decimonoveno Circuito ordenó reponer el juicio de amparo que validó la elección del rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), Guillermo Mendoza Cavazos.

El amparo 1780/2021 promovido la doctora Luisa Álvarez Cervantes que fue fallado a favor de Mendoza Cavazos presenta irregularidades validadas por el Juzgado Segundo de Distrito en el Estado de Tamaulipas.

Los magistrados indicaron revocar la sentencia dictada a finales de noviembre de 2021, que permitió la toma de protesta de Guillermo Mendoza, quien recibió el cargo de la mano del exgobernador y su jefe político, Francisco García Cabeza de Vaca.

En otra decisión emitida, el Tribunal pide a Álvarez Cervantes confirme si el reclamo de la inconstitucionalidad del Estatuto Orgánico de la Universidad autónoma de Tamaulipas.

“De ser así, precise las autoridades que en relación con dichos actos estime como responsables; apercibida que de no hacerlo -sin previo acuerdo- se tendrán únicamente como actos reclamados los contenidos en su demanda de amparo inicial”, señala el acuerdo legal.

El movimiento de regeneración de la UAT

Académicos, alumnos y sociedad civil de Ciudad Victoria han mantenido una protesta para exigir la regeneración de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

“Desde septiembre de 2021 emprendimos un camino, al que se sumaron cientos, con un propósito común: lograr elecciones libres, democráticas e incluyentes en la Universidad Autónoma de Tamaulipas. A un año de lucha por esta causa, duele reconocer que no existe el menor respecto a la legalidad en nuestra máxima casa de estudios, no se respetan las formas más elementales de civilidad, incluso académica”, señaló un mensaje del llamado que publicaron en redes sociales.

La cúpula de la UAT ha sido señalada como parte del mecanismo de desfalco del dinero público implementado por el exgobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca. En julio de 2021, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) denunció a Víctor Hugo Guerra García, entonces secretario de Administración, y 5 funcionarios universitarios por presunto desvío de recursos públicos.

La UIF encontró un esquema ilegal realizado a través del equipo de futbol Correcaminos, donde participan 4 empresas que involucran al senador Ismael García Cabeza de Vaca, hermano del exmandatario Francisco García. En la denuncia se apuntó a 10 personas físicas y morales que tuvieron movimientos financieros por 428,000,000 pesos. 

Como parte de la investigación se detectó que Guerra García compró un departamento con valor de 6,000,000 pesos en Garza García, Nuevo León, en junio de 2019. El valor del inmueble no concuerda con sus ingresos, sostuvo la UIF.

Ante el avance de la indagatoria federal, Víctor Hugo Guerra dejó el cargo en sigilo y en contubernio con el entonces rector José Andrés Suárez Fernández. A la par, interpuso amparos ante juzgados federales para evitar su posible detención y el congelamiento de sus cuentas bancarias.

La persecución judicial por la presunta estafa maestra provocó que académicos y alumnos protestaran por el mal manejo de la Universidad. Este conflicto tomó mayor fuerza por la elección de la nueva persona titular de la rectoría. A los comicios se postularon la profesora de la Unidad Académica Multidisciplinaria de Ciencias, Educación y Humanidades, Luisa Cervantes, el exdirector de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Édgar López Acevedo; y Guillermo Mendoza Cavazos, quien era secretario de Finanzas.

La comisión de elecciones de la UAT no autorizó el registro de la doctora Cervantes y el médico López a pesar de que había modificado los estatutos universitarios para permitir la postulación de Mendoza Cavazos, denunciaron la profesora y el profesor. Ambas personas interpusieron amparos ante juzgados federales, mismos que detuvieron la toma de protesta por 3 meses. A inicio de diciembre, el juez segundo de distrito, Juan Guerrero Durán, ordenó que se realizara el cambio de rector.

En los últimos meses el descontento con la rectoría de la UAT creció por la designación de nuevas directoras y directoras en Secretarías, Unidad Académicas, Facultades y centros de estudio de la UAT. La elección en la Unidad Académica Multidisciplinaria de Ciencias, Educación y Humanidades (UAMCEH) encendió los focos rojos de la comunidad estudiantil que buscó, sin éxito, frenar la llegada de la doctora Elsa Fernanda González Quintero.

Una de las acusaciones principales contra el rectorado de Mendoza Cavazos es la opacidad con que invierte y gasta el presupuesto educativo, que asciende a 3,972’638,881 pesos. Además, se señala que el secretario general, Eduardo Arvizu Sánchez, ordena presionar a los profesores y representantes de estudiantes para objetivos políticos.

“Se nos ha negado todo acceso a la justicia dentro de la Universidad y se ha emprendido, incluso, persecución en nuestra contra. Ante este panorama, esa élite universitaria en el poder podría pensar que nuestra lucha ha muerto. Sin embargo, el cambio en el panorama político estatal aun nos da esperanza”, refiere el mensaje de la protesta.

Total
0
Shares

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro boletín

Total
0
Share
A %d blogueros les gusta esto: