El padre en la FGJ, la madre de secretaria de Finanzas, la hija en la oficina del gobernador y el hijo en Catastro

La secretaria de Finanzas, María de Lourdes Arteaga y el gobernador Cabeza de Vaca. Crédito: Gobierno de Tamaulipas

Los Espino, una familia en el privilegio (segunda parte)

Carlos Manuel Juárez

Hay un vínculo de sangre que conecta a la Secretaría de Finanzas, la oficina del gobernador, el Instituto Registral y Catastral y la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Tamaulipas: la familia Espino Artega.

Cercanos al mandatario Francisco García Cabeza de Vaca, Juan Jose Espino Ascanio, María de Lourdes Arteaga Reyna, su hijo Juan Jose y su hija Alejandra María ingresaron a la nómina estatal con la llegada de los “Vientos del cambio”.

Juan Jose Espino Ascanio, hermano del auditor Jorge Espino, y María de Lourdes Arteaga Reyna se conocieron en Reynosa, estuvieron casados y formaron una familia. Él trabajó en el sector público, como abogado del fisco de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), jefe de inspección fiscal aeroportuaria en Reynosa y subdirector del penal en Miguel Alemán.

En 2003 fue nombrado delegado estatal de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), cargo del que ocupó durante 11 años. La carrera laboral de Espino Ascanio se hizo al amparo del presupuesto público.

El 1 de octubre, tras la toma de protesta de Cabeza de Vaca, Juan José Espino y María de Lourdes Arteaga Reyna se colocaron en puestos: ella como subsecretaria de ingresos de la Secretaría de Finanzas y él como presidente de la Junta Especial de Conciliación y Arbitraje de la Secretaría del Trabajo. A la par, Juan Jose y Alejandra María, hijos del matrimonio, obtuvieron los trabajos de director de informática del Instituto Registral y Catastral, y jefa de la dirección de Relaciones Institucionales.

Sin embargo, las y los integrantes de la familia fueron escalando en la estructura gubernamental. Arteaga Reyna fue nombrada Secretaria de Finanzas en julio de 2017 por el gobernador Francisco García. Al año siguiente, Alejandra María fue nombrada directora de Atención Ciudadana en la oficina del mandatario, Espino Ascanio participó en la elección de titular de la FGJ, al no ser elegido le dieron la coordinación de la delegación de la misma dependencia.

La familia Espino Arteaga se mantuvo estable en la administración pública, aunque al finalizar 2018 Juan José -padre- fue removido del cargo debido a quejas ciudadanas, pero el fiscal Irving Barrios Mojica lo cobijó dándole un nuevo puesto como Director de la Unidad para la protección de personas que intervienen en el procedimiento penal. 

Las percepciones mensuales de la familia Espino Arteaga oscilan entre los 103,500 pesos, en el caso de la secretaria; 22,438 pesos para el funcionario de la Fiscalía, la directora de la oficina del gobernador y el director de informática, de acuerdo con los informes reportados por el gobierno de Tamaulipas.

En la actualidad, las y los cuatro integrantes de la familia Espino Arteaga se mantiene laborando en el gobierno de Tamaulipas, al igual que parte de sus familiares, como el auditor Jorge Espino Ascanio, su hijo Jorge Carlos.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Mi voto como maestra

Tiempo magisterial Opinión por Reyna Campuzano Hoy es un día crucial para la vida política, social y económica…
Leer más

‘El Truco’, el elegido

Cierto, existe una terna de aspirantes que buscan la candidatura del PAN a la gubernatura de Tamaulipas. Sin embargo, si la nominación panista se resuelve por el método de la designación directa, el elegido será 'El Truco'.
Leer más

Ayer, aliados; hoy, divorciados

Pero en la política, como en la vida misma, las alianzas se desgastan con el tiempo. Al no cumplirse las expectativas y, sobre todo, los compromisos, esos acuerdos se rompen, llegan a su fin. Terminan en un sonoro divorcio.
A %d blogueros les gusta esto: