García Zurita: un artista, un certamen y, ahora, un catálogo

En la Casa de la Cultura de Tampico se exhibe la muestra del XXXI premio regional de pintura “Ramón García Zurita” Foto: Secretaría de Cultura Tampico.

Por Roberto González Elizalde 

“Hace unos diez años -dice Leticia Ochoa Castillo- asistí por primera vez a una inauguración del García Zurita”. Ochoa Castillo está a un lado de un cuadro que muestra un paisaje indeterminado rodeado de verde. Un poco debajo del centro de la escena, se extiende una planicie terrosa ocupada por una vasta e intensa llamarada que se alarga hacia arriba y que suelta, con dramatismo, un humo que se pierde en las alturas.  

“Aunque en ese momento todavía no pintaba, me gustaron mucho los cuadros que vi, y que me los artistas platicaran, y saber más de lo que estaban haciendo y pensando la gente que pintaba; creo que en ese sentido el García Zurita es un evento muy pertinente”. 

La obra, de una inquietud templada, se titula Yo sobre el fuego leí un libro, y con ella Leticia Ochoa resultó ganadora del premio regional de pintura Ramón García Zurita. 

Leticia Ochoa Castillo, “Yo sobre el fuego leí un libro”.

* * *

Un año y tres meses después que la emergencia sanitaria por la covid-19 impusiera el distanciamiento social y, con ello, la suspensión de las actividades con público, la Secretaría de Cultura de Tampico llevó a cabo, a manera de prueba y siguiendo todas las medidas sanitarias, la premiación del certamen de pintura Ramón García Zurita el pasado 17 de junio. Este evento, en su edición XXXI, se organizó de manera híbrida, es decir, tanto de manera presencial como en transmisión web.  

Por esos días, el panorama de la considerable disminución de contagios era alentador y el semáforo epidemiológico se encontraba en verde en Tamaulipas. Desde la Secretaría de Cultura porteña se anunciaba que la premiación sería el primero de otros eventos programados a realizarse de manera presencial. Sin embargo, el jueves 1 de julio la zona sur de la entidad regresó a Fase I y, con ello, las restricciones en las actividades no esenciales. 

Con la presencia de Sandra Muñoz Cruz, secretaria de Cultura de Tampico; Josue Picazo Baños, cronista de la ciudad; así como de Nora Gómez González, en representación del recién reelecto alcalde Jesús Nader Nasrallah; se llevó a cabo la entrega de premios y menciones honoríficas. 

Durante su intervención, Muñoz Cruz explicó que se trató de una edición muy particular del concurso, ya que los jurados Georgina Quintana Crespo, Luis Alfonso Villalobos Alba, y David Garza González, todos miembros del Sistema Nacional de Creadores, conocieron y deliberaron a distancia respecto a las piezas participantes, esto mediante fotos y videos que se les proporcionaron.

De las más de treinta piezas registradas, los jurados eligieron veinte para integrar la exposición del concurso, así como los seis ganadores y las tres menciones honoríficas.  

Según dejaron constancia en el acta de premiación, entre los criterios de selección del jurado estuvo la disciplina y técnica demostrada, “así como creatividad y capacidad imaginativa que abonan al desarrollo de un lenguaje pictórico contundente”. 

* * *

El cuadro de Leticia Ochoa Castillo forma parte de una serie en proceso de nombre ¿Has visto cuánto se parecen las nubes al fuego?, misma que se encuentra produciendo actualmente como beneficiaria del Programa de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA). 

 “Busco encontrar puntos en común entre ambos elementos, las nubes y el fuego, hacer una especie de mezcla, donde pueden llegar a ser lo mismo, o semejantes”, explica Ochoa Castillo.

-¿La pintura todavía tiene fuerza como expresión artística? 
– Sí, es un medio muy fuerte para crear imágenes que no respondan a una literalidad. Y, finalmente, de cada época surgen diferentes historias, de diferente forma, porque vamos pensando cosas diferentes, las ideas van hacia diferentes lugares, nuevos o de exploración”. 

* * *

El artista plástico Rubén Dario firmando el catálogo del premio García Zurita. Foto: Secretaría de Cultura Tampico.

El catálogo  
Para conmemorar los 30 años del premio regional de pintura, la Secretaría de Cultura de Tampico editó un catálogo donde se rinde cuenta de los obras ganadoras así como de sus realizadores. Se imprimieron 100 ejemplares con la finalidad de distribuirlos de manera gratuita. 

“El catálogo ha sido un trabajal– dice Sandra Muñoz Cruz en entrevista- pero también es un reglo de la ciudad para la ciudad. Porque este libro no sólo es una obra de arte en su objetualidad, sino que también es una obra de arte en cuanto lo que significa como memoria para la ciudad”. 

En el catálogo se puede apreciar las obras de maestros como José Luis Díaz, Julia García, y Marcelo Robles -tenaz participante del certamen-. Así como pintores de una generación intermedia, entre ellos Gustavo Zamarripa, Benilde González Fernández, o Jorge Morales.  Las artes visuales tamaulipecas actuales están representadas con las obras de Esteban Daniel Martínez, Iván Reyes Quiroz, Samantha Venegas, y Nefertiti Saucedo. 

La maestra Julia García, y los maestros Caín Valdez y José Luis Díaz. Foto: Secretaría de Cultura de Tampico.

Además se incluyen obras de destacados pintores ya fallecidos como Francisco Geada, Salvador Mitre o Raúl López Torres. 

“En el libro se incluye una línea de tiempo donde es posible ver todo lo que ha pasado con el Zurita. No sólo a nivel formal o de tendencias pictóricas, si no también se lee muy bien el relevo generacional. Es como un árbol ramificado de memoria y eso me parece que es muy importante para la memoria colectiva de nuestra ciudad”, explica Sandra Muñoz.   

La coordinación editorial y de diseño del catálogo estuvo a cargo de Angélica Gallegos y Silvestre Sánchez. Quienes también tuvieron que ponerse en contacto con los artistas para registrar visualmente sus respectivas obras, e incluso ayudar a buscar las piezas de los ganadores ya fallecidos. 

Durante esa labor de archivo, añade Muñoz Cruz, se produjo un hallazgo: existió un año en el que el certamen no se llevó a cabo.  

“Si no se hubiera hecho todo este trabajo de investigación, de recopilación, no contaríamos con este dato. Por tal razón, con este catálogo celebramos 30 años del concurso, no 30 premiaciones”.  

Para Josue Picazo Baños, cronista de Tampico, las tres décadas del concurso lo llevan a conformar una institución dentro del ámbito cultural local que, con la llegada del catálogo, su tradición se rescata y se le puede mirar en perspectiva. 

“Es un buen ejercicio de darnos cuenta de lo que se ha hecho en la plástica del sur de Tamaulipas y pensar que, de algún modo, los artistas actuales están abrevando de esa herencia que podrá ser muy moderna o contemporánea, pero que a lo mejor algo hay ahí en el arte tampiqueño”, explica Picazo Baños. 

Picazo Baños menciona que este catalogo a su vez, cumple la función de traer a la memoria a dos importantes figuras de la vida cultural de Tamaulipas: Adolfo Castro –extinto promotor cultural tampiqueño y creador del premio- y, por supuesto, Ramón García Zurita. 

* * *

El pintor Ramon Garcia Zurita explica al Secretario de Hacienda Hugo B. Margain, su obra mural en Palacio de Gobierno de Tamaulipas. En 1962. Foto: Alejandro Rosales Lugo.

El artista* 
Alejandro Rosales Lugo, Carlos Sens, y David Celestinos se han referido a él como el mejor artista tamaulipeco de su generación. Francisco Ramos Aguirre lo describe como pintor, muralista y maestro, a quienes sus compañeros de la Escuela Normal y Preparatoria de Tamaulipas lo recuerdan como “inteligente, risueño, de poco hablar, que ya demostraba cualidades para el dibujo”.

La breve vida de Ramón García Zurita dota a sus obras de caballete y a su mural –inconcluso- de una carga significativa muy potente. Algo así se enuncia cuando el cronista Josue Picazo se refiere a él como “fantasmal”. 

Una vez concluida su educación en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM, Ramón García Zurita regresa a su tierra natal, Tampico, y se suma a los primeros esfuerzos institucionales para impulsar la formación artista de los tamaulipecos: en el puerto, con el incipiente Instituto Regional de Bellas Artes, y en Ciudad Victoria con la Casa del Arte. 

En 1961 inicia los trabajos de la que se considera su obra maestra: el mural Tamaulipas Histórico, en el palacio de gobierno de la capital del estado. Sin embargo, queda inclusa ya que García Zurita enferma y al poco tiempo muere. 

“La mayoría de sus obras, pinturas a caballete y gran cantidad de piezas de gráfica, siguen siendo desconocidas para muchos de nosotros. Son obras que se encuentran dispersas, en colecciones particulares guardadas en cajas, o enmarcadas en insospechados muros”, comenta Picazo Baños. 

Qué otra cosa sería un fantasma sino una presencia pasada que se nos manifiesta de vez en vez: en una calle en Ciudad Victoria, en un salón de la Casa de la Cultura de Tampico, en un concurso regional de pintura. 

* * *

Axel Guerrero Trejo, “Vicisitud”.

Axel Guerrero Trejo obtuvo el primer lugar en la categoría B del García Zurita. De todos los ganadores, era el único que se mostraba contento y sonriente con el resultado. El resto se acercaban -entre pasmados y titubeantes- a recibir el premio. Su entusiasmo no es para menos, era la primera vez que participaba en el certamen.

“Dije que  lo iba a intentar y pues sí se pudo”. 

En Vicisitud, Guerrero Trejo presenta un autorretrato, donde la figura protagonista se difumina, en contraste con las texturas de unas pequeñas flores que parecieran rodear al personaje, a la manera de un halo colorido. En el rostro se concentra el color, como si fuera a explotar. 

“Quería reflejar la superación de uno mismo, ser mejor cada día. En nuestro camino siempre van a haber circunstancias malas y buenas; pero siempre hay que estar en lucha con nosotros mismos para perseverar”, explica. 

Axel indica que en la pintura encontró un lenguaje de expresión, pero sólo a través de la práctica continua fue que se sintió seguro para expresar sus inquietudes. “Me he hallado más para reflejar lo que quiero decir con los colores y el tipo de pinceladas, porque todo tiene que ver, y me siento muy orgulloso”. 

Sandra Muñoz explica que desde la edición pasada del concurso, el premio establece dos categorías, una para artistas con trayectoria y otra para emergentes. 

“Lo concebimos así con la idea de, no sólo de animar a las nuevas generaciones a que también participen, sino también para incentivarlos creativa y ecónomamente, en el entendimiento de que el trabajo artístico debe ser remunerado”, añade. 

En el acta del jurado se lee lo siguiente: “Ambas categorías se destacan por sus contenidos y demuestran que las nuevas generaciones aportan visiones fresca y arriesgada en el oficio”. 

Frida Mar Mascareñas, “Lunes”.

Ganadores del XXXI premio regional de pintura “Ramón García Zurita”

Categoría A

  1. Leticia Ochoa Castillo “Yo sobre el fuego leí un libro”
  2. Marcelo Robles Pacheco “Mundo virtual”
  3. Nefertiti Saucedo Muñoz “Ritmo de vida”
    Mención honorífica: Heder Villareal “Colado”

Categoría B

  1. Axel Guerrero “Vicisitud”
  2. Frida Mar Mascareñas “Lunes”
  3. Michelle Herrera González “Contemporaneidad vulnerable”
    Mención honorífica: Gladys Anel Rodríguez “El ciclo”
    Mención honorífica: Jessica Meza Flores “Carpeta 473/2020”

* Con notas de Francisco Ramos Aguirre, El ensayo tamaulipeco del siglo XX (ITCA, 2000), y Josue Picazo Baños “Esbozo biográfico de Ramón García Zurita”, en el catálogo Premio regional de pintura “Ramón García Zurita” 30 años.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Morena ‘madruga’ al PAN en el Congreso

Si Acción Nacional había adquirido, según se dice, a base de 'cañonazos' de varios millones, a dos diputadas que a la hora buena renegaron de la 4T, Morena respondió, por decir lo menos, de manera parecida. Si dan un golpe bajo, la contraofensiva debe ser de la misma forma.
A %d blogueros les gusta esto: