Aprehenden a dos mandos del tutelar de Güemez por fuga de líder delincuencial

El Centro de Reintegración Social y Familiar para Adolescentes en Guemez, Tamaulipas. Fotografía: Cortesía
El Centro de Reintegración Social y Familiar para Adolescentes en Guemez, Tamaulipas. Fotografía: Cortesía

Redacción EB

El director y el comandante del Centro de Reintegración Social y Familiar para Adolescentes en Guemez, Juan Roberto “N” y Demetrio “N”, respectivamente, fueron detenidos por la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Tamaulipas.

Además, también fueron aprehendidos cinco custodios: Alejandro Guadalupe “N, David “N”, Carlos Rigoberto “N”, Jesús Eduardo “N” y Ricardo Alejandro “N”. Los siete servidores públicos y el fugado fueron presentados ante el juzgado para la audiencia inicial hoy jueves por la tarde.

Los funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública son presuntos responsables de permitir la fuga de Mario Otoniel “N”, alias “El Tony Mendez” ó “X19”, ocurrida en febrero en el centro de reclusión.

Los agentes del Ministerio Público ejecutaron la órdenes de aprehensión bajo los supuestos de que Juan Roberto “N” y Demetrio “N” tuvieron conocimiento de la huída y no avisaron inmediatamente a sus superiores.

Un mes después de la fuga, Mario Otoniel “G fue recapturado en Durango. En un comunicado, la FGJ informó que el hombre de  24 años era líder del grupo delincuencial con operación en Ciudad Victoria.

Mario Otoniel había cometido un delito relacionado con el crimen organizado antes de cumplir los 18 años y fue procesado hasta que decidió huir de la granja en febrero de 2021.

Tras la captura fue imputado por el delito de homicidio calificado en grado de tentativa, en ofensa de un adolescente y cuyos hechos los cometió en la colonia Moderna, al sur de la capital del estado.

1 comment

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Por una pedagogía del cuidado en este regreso a clases

Frente a un regreso a clases marcado por la confusión y la incertidumbre, se propone tener en cuenta que los niños y niñas regresarán con altos niveles de estrés, apego a su familia, poca capacidad de concentración y quizá poca motivación para retomar los estudios. Por ello, se propone que las primeras semanas del retorno se aprovechen para crear espacios de convivencia en el marco de una pedagogía del cuidado
A %d blogueros les gusta esto: