Juez absuelve y deja en libertad al “Betillo” Cárdenas, jefe de los “Metros” CDG

Hijo y padre, integrantes del grupo delictivo, aseguran las autoridades.

Redacción EB

Un juez federal absolvió y ordenó la libertad inmediata de Mario Alberto Cárdenas Medina, alias “Betillo”, jefe de la fracción “Metros” de la organización delictiva Cártel del Golfo (CDG), reveló el gobierno de México.

El titular del Tribunal de Enjuiciamiento del Centro de Justicia Penal Federal no encontró pruebas contundentes por los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas y posesión con fines de comercio de metanfetamina que fueron imputados al matamorense en la causa penal 329/2019.

Mario Alberto Cárdenas Medina junto con una mujer de nombre Miriam fueron aprehendidos el 30 de junio de 2019 en Naucalpan, Estado de México, por personal de la Fiscalía General de la República (FGR). Las dos personas fueron trasladadas y puestas a disposición del agente del Ministerio Público Federal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

El personal investigador siguió al presunto delincuente durante 4 meses gracias a la intercepción de 4 números telefónicos de sus operadores en la zona metropolitana de la Ciudad de México y Tamaulipas. La noche del 29 de marzo de 2019, agentes recibieron la orden de ir al salón Tenampa, en la zona de Garibaldi, ya que Mario Cárdenas acudiría al sitio. Allí fue la primera ocasión que lo vieron e identificaron el vehículo en que se movía, datos que fueron claves para la detención.

De acuerdo con el gobierno federal, al momento de la captura el hombre portaba un arma de fuego tipo escuadra, piedras en color blanco colocadas en bolsas de plástico, tarjetas bancarias, 4 teléfonos celulares y una identificación del Instituto Nacional Electoral (INE). La FGR anunció el arresto y señaló que había vínculos con los delitos de secuestro y tráfico de indocumentados en Tamaulipas, trasiego de drogas y compra de armamento bélico.

Durante el proceso legal, los agentes de la Seido aportaron pruebas de las comunicaciones interceptadas legalmente. El periodista Marcos Muédano, con base en documentos oficiales, reveló parte de la información supuestamente delictiva de Cárdenas Medina en la capital del país.

“Uno de abril de dos mil diecinueve, se mencionó el uso de 1,600 dólares para la compra de radios y pago de una renta de una casa. dos de abril de dos mil diecinueve, se mencionó la entrega de 25,000 pesos semanales a El Betito, hijo de Mario Alberto Cárdenas Medina y el envío de dinero a Mario Cárdenas Guillen, alias el M1,” para el uso de apuestas que iban de los 50,000, 100,000 o 5,000 dólares”, refieren los informes de las escuchas de llamadas.

De los reportes mostrados para argumentar la acusación de delincuencia organizada, las autoridades aportaron datos sobre cobros de entre 500 y 800 dólares por cada migrante que pasara por el territorio que controlaba Mario Cárdenas.

“Doce de abril de dos mil diecinueve, se mencionó que se le dijera a su papá que les habían preguntado de qué vivían y que les contestaron que de los “pollos” que pasaban por ahí a quienes les cobraban de 1,000, pero como pasaban de 2000 a 300 pollos ya era más dinero”, apunta el informe del periodista Muédano.

El expediente del presunto jefe del CDG también incluye notas de depósitos en pesos y dólares a familiares, un pago de 1,800,000 pesos para un grupo musical que tocó en su cumpleaños, compra de joyería Cartier por 300,000 pesos, entre otros detalles.

Nada de la información fue avalada por el juez federal, quien sopesó que en el video de la aprehensión que aportó la defensa no se aprecia que en la bolsa que portaba Cárdenas Medina hubiera una pistola y droga.

La Federación enfatizó que Mario Alberto es hijo de Mario “C”, alias “M1”, fundador de la fracción “Metros” y sobrino de Osiel “C”, ambos líderes del Cartel del Golfo y presos en Estados Unidos.

La primera detención

La primera detención de Mario Cárdenas Medina ocurrió a principios de junio de 2009 en Matamoros. En una operación rutinaria fue capturado junto a Ricardo Romero Martínez, José de Jesús Franco Martínez y Lenin Raydi Núñez Gaona.

El “Betillo” dijo llamarse Rodrigo Flores Rodríguez aunque después aceptó su identidad real y asumió que lideraba una célula de tráfico de cocaína al lado de su tío Ezaquiel Cárdenas Guillén, alias “Tony Tormenta”, en el área de playa Bagdad.

Al grupo de 5 hombres se les decomisaron 8 armas largas, un arma corta, 6 granadas de mano, 11 granadas Cal. 0.40 mm. y 3 vehículos. 

En ese entonces la Sedena sostuvo que Mario Cárdenas, “M1” había introducido al mundo del narcotráfico a su hijo. Inclusive precisaron que en 2007 comenzó a traficar cocaína de Michoacán con destino a los Estados Unidos. Hace 13 años, las acusaciones y señalamientos no fueron suficientes para que el “Betito” fuera encarcalado.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Lawfare

los del bando azul pueden sentir que van ganando, pero esta estrategia coexiste con el poder, al acabarse esta administración, no quedará fuente que la haga resistir.
Leer más

Se cumplen 4 años de balacera en inauguración de mural en Nuevo Laredo. Memoria de Elefante.

Con en el afán de continuar con este ejercicio de memoria colectiva recordamos el 24 de enero de 2018, cuando grupos de menores de edad y sociedad civil acudió a la inauguración del mural "Raíz- País" en Nuevo Laredo. En el evento estaban el artista Alfredo "Libre" Gutiérrez, y el alcalde panista Enrique Rivas Cuéllar, a quien sacaron resguardado mientras la población se arrojó al piso.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: