Cabeza de Vaca olvida los asesinatos de los periodistas Domínguez y Héctor González

A los lados, Carlos Domínguez y Héctor González, periodistas víctimas de homicidio en el gobierno panista.

Redacción EB

En entrevista en Palacio de Gobierno de Tamaulipas, el mandatario Francisco García Cabeza de Vaca aseguró que el asesinato del periodista Antonio de la Cruz es el primero en su administración. Aunque reporteras y reporteros le dijeron “van 3”, el político evitó responder al señalamiento.

En su primera aparición ante los medios en 24 días, Cabeza de Vaca comentó que el titular de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, cuenta con líneas de investigación que serán dadas a conocer hoy miércoles por la tarde.

Durante el sexenio del político panista han sido asesinados Carlos Domínguez, comunicador de Nuevo Laredo, y Héctor González Antonio, periodista de Ciudad Victoria. Ambos crímenes permanecen impunes debido a que la Fiscalía no pudo aportar pruebas para sostener las acusaciones.

Carlos Domínguez

El periodista Carlos Domínguez Rodríguez fue asesinado el 13 de enero de 2018 en Nuevo Laredo, cuando se encontraba en su vehículo, en compañía de su nuera. Dos meses después, el exmando policial de Tlaxcala, Juan Carlos Yáñez Osornio acudió a la Procuraduría de Tamaulipas para declarar que había escuchado el testimonio de uno de los presuntos asesinos.

En enero de 2015, Yáñez Osornio, apodado el “Brujo”, fue detenido por agentes de la Procuraduría General de Justicia de Tlaxcala, debido a que fue acusado de secuestro cuando había sido delegado de la Policía Estatal en Apizaco, Tlaxcala.

Los antecedentes del Juan Carlos Yáñez no importó a la Procuraduría, quien le dio la calidad de testigo protegido del caso y, tras la captura de los 6 hombres, cobró la recompensa de 2,000,000 pesos ofrecida por el gobierno tamaulipeco.

El 28 de marzo del mismo año, la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas aprehendió a los periodistas Gabriel “N”, Luis Ignacio “N” y Juan Jesús “N”, al empresario Rodolfo Jorge Alfredo “N”, y los presuntos autores materiales David “N” y Adrián “N. Los primeros 4 fueron imputados por la premeditación del homicidio.

El hijo del periodista, Carlos Domínguez, acusó que el crimen contra su padre fue para “callarlo”.

Desde un primero momento, los periodistas afirmaron que fueron golpeados por elementos de la Policía Investigadora de la entonces Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Tamaulipas y que les prometieron liberarlos si declaraban que Carlos Canturosas era el culpable de matar a Domínguez Rodríguez. Carlos Cantúrosas rechazó cualquier relación con el asesinato del periodista.

El 14 de abril de 2019, autoridades penitenciarias informaron que el periodista Gabriel Garza Flores, uno de los vinculados a proceso por el homicidio, había muerto por un infarto cuando era trasladado del penal a un hospital de Nuevo Laredo. La familia acusó que la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas no permitió la atención médica a tiempo.

Seis meses después, el Tribunal de Enjuiciamiento en Nuevo Laredo ordenó la liberación de los 5 detenidos y vinculados a proceso al no encontrar pruebas de cargo que los vinculen al asesinato del también periodista, Carlos Domínguez.

“Como se vino sosteniendo desde un principio no existían pruebas respecto a la culpabilidad de las seis personas acusadas, incluyendo la memoria de don Gabriel Garza Flores. El día de hoy el Tribunal de Enjuiciamiento después de haber valorado todas las audiencias y pruebas desahogadas, de manera unánime ha considerado que no existen pruebas de cargo para sostener una sentencia condenatoria y por lo tanto ha absuelto y ordenado poner en libertad de manera inmediata a los cinco acusados por estos lamentables hechos”, dijo Gabriel Regino, abogado de los acusados.

Ante la exoneración, Gabriel Regino acusó que Natanael Isaí Castelán Iturbe, entonces director general de la Procuraduría General de Justicia, contactó a Juan Carlos Yáñez, quien había sido su cliente, para acordar la declaración fabricada y obtener la recompensa millonaria. El “Brujo” aceptó la propuesta y convenció a David Mejía Bravo, su compañero en el penal de Tlaxcala, y Adrián Montes Fernández, hombres que aceptaron simular su culpabilidad para cobrar una parte de la recompensa.

Actualmente, un Tribunal evalúa la impugnación que interpuso la Fiscalía tamaulipeca para se reabriera el caso.

Héctor González

El 29 de mayo de 2018 por la mañana, el cuerpo del periodista Héctor González Antonio fue encontrado en una calle de la colonia Estrella de la capital tamaulipeca, informó la entonces Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas.

El periodista nacido en el Estado de México pero avecindado en Ciudad Victoria era corresponsal del diario nacional Excélsior y laboró en el periódico Expreso.

“Se abrió la carpeta de investigación correspondiente para las indagatorias que permitan la identificación y localización de los responsables de este homicidio”, dijo la autoridad a cargo de Irving Barrios.

Cuatro meses después, el procurador Irving Barrios anunció la detención de Óscar Zuriel ‘N’, presunto culpable del asesinato del reportero que cubría la fuente del gobierno estatal.

Sin embargo, un año después de la captura, el juez de control, Aarón Arratia García, suspendió el juicio de Óscar Zuriel ‘N’ para que el Segundo Tribunal Colegiado en materia penal resolviera un recurso de revisión interpuesto por la defensa del acusado.

Las autoridades solicitaron una peña de 50 años y una multa de 301,766 pesos como reparación del daño para la familia de la víctima. El juez llamó a declarar a 39 personas que servirán como medios de prueba para establecer la culpabilidad y participación de Óscar Zuriel ‘N’ en el asesinato de Héctor González.

3 comments

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

PAN exhibe llamada de Zertuche con Carmona

El diputado local, cuando era coordinador de la bancada morenista, acepta que tuvo trato con el empresario, acusado de traficar combustible, para reclutar personal para negocios.
Leer más

Les quitaron la vida a hombres de verdad valiosos

Por más que amara Tamaulipas, siempre soñaba con regresar allá. Sus historias resaltaban lo apartada que se hallaba esa comunidad, cuán urgente era pedir medicinas para ella de manera rutinaria, y sobre todo, de su manera de vivir lo sagrado, que sólo se aprecia en ese lugar.
A %d blogueros les gusta esto: