La agonía del PRD

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Desde que Andrés Manuel López Obrador decidió marcharse y fundar el Movimiento de Regeneración Nacional, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se vino en picada de manera estrepitosa en las urnas.

Hoy, el sol azteca está gravemente enfermo y sufre su agonía. La agonía es la fase terminal de una enfermedad crónica y es el estado que, lamentablemente, precede a la muerte, en este caso a la muerte política.

El fin del PRD está cerca. Sus días están contados. Eso lo sabe su presidente nacional, Jesús Zambrano, convertido en una gris marioneta de la coalición ‘Va por México’.

En la elección del año pasado, el perredismo no logró el 3 por ciento mínimo de votación en 15 estados, es decir, en prácticamente la mitad del país. Entre esas entidades donde le fue muy mal al partido fundado en 1989 estuvo Tamaulipas.

Las cosas no cambiaron en la contienda por la gubernatura del estado el pasado 5 de junio: el sol azteca apenas aportó 15 mil votos de los 642 mil sufragios que sumó la alianza ‘Va por Tamaulipas’ con la candidatura de César Verástegui Ostos.

Esa es una cifra raquítica, un número vergonzoso que refleja a la perfección lo que en realidad significa el PRD en tierras tamaulipecas: nada, la virtual inexistencia.

Lejos quedaron los tiempos en que el perredismo, en una alianza de facto con el quinismo, gobernó durante cuatro trienios consecutivos Ciudad Madero. Fueron doce años en que desde el Ayuntamiento de la urbe petrolera forcejeaba con el poder estatal en turno.

De aquellos liderazgos que fueron alcaldes solo queda Jorge ‘El Ruso’ Sosa Pohl en las filas perredistas. Los hijos de ‘La Quina’, los hermanos Hernández Correa, abandonaron hace tiempo la nave de la Revolución dizque Democrática. Joaquín, con la bandera del PAN, ganó la diputación local del Distrito 20, con cabecera en Madero, en dos ocasiones consecutivas. Juan, ‘El Capitán’, por su parte, fue regidor morenista en el Cabildo anterior.

Adrián Oseguera, quien fuera candidato perredista a la alcaldía de Ciudad Madero en la disputada elección de 2007, hoy es presidente municipal reelecto y liderazgo indiscutible de Morena y la Cuarta Transformación en el sur de Tamaulipas.

El perredismo se desfondó. Hartos de las sucias componendas del grupo de ‘Los Chuchos’, del que forma parte Jesús Zambrano, sus fundadores se fueron: Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, Amalia García. Las principales figuras decidieron irse.

Un ejemplo que exhibe la patética situación en la que se encuentra el sol azteca es que su grupo parlamentario en el Senado no fue tomado en cuenta para integrar la Comisión Permanente del Congreso de la Unión en el actual receso.

Su lugar en la Comisión Permanente fue asumido por el Grupo Parlamentario Plural conformado por cinco senadores, mientras que la bancada senatorial perredista solo cuenta con tres. Eso es una vergüenza.

Ahora, el PRD no es más que un simple logo. Es una organización política integrada por unos cuantos militantes. Es un caricaturesco y risible membrete utilizado para verse ‘más grande’ por la alianza ‘Va por México’, esa singular coalición opositora que responde a los intereses del empresario conservador Claudio X. González.

El PRD llegó a la etapa terminal de su existencia, sufre su penosa agonía. Consumido por la corrupción de sus perversas jugarretas con el poder, lo que sigue es su desaparición, su extinción. 

PRI convocó a sus dirigencias locales para analizar la elección

Reunidos ayer en el salón principal del Hotel Paradise de Ciudad Victoria, el comité estatal del PRI que preside Edgar Melhem escuchó las opiniones y reflexiones de los dirigentes locales sobre el proceso electoral por la gubernatura tamaulipeca.

Antes de que concluyera el evento, alrededor del mediodía, llegó, tal como estaba programado, César Verástegui Ostos, excandidato a gobernador de la alianza ‘Va por Tamaulipas’, para agradecer el apoyo que recibió durante la campaña.

Durante el encuentro tricolor, se analizaron los pros y los contras de la coalición electoral que integraron con el PAN y el PRD.

Uno de los puntos en contra es que Acción Nacional, como partido en el poder, captó el mayor número de votos en la alianza, mientras que el Revolucionario Institucional registró una notoria disminución porcentual en su votación.

Un aspecto favorable de la coalición es que los sufragios del PRI fueron determinantes y marcaron la diferencia para que ‘Va por Tamaulipas’ ganara 14 municipios, entre ellos, Miguel Alemán, Valle Hermoso, Abasolo y Guemez. Es decir, sin los votos del priismo, el PAN no se hubiera llevado el triunfo.

Edgar Melhem viaja hoy a la Ciudad de México para estar presente en la reunión que sostendrán los líderes de los Grupos Parlamentarios priistas en los congresos estatales del país. A ese encuentro asistirá Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI.

Seguramente, Melhem tendrá oportunidad de platicar con ‘Alito’ sobre el resultado que se obtuvo en Tamaulipas el pasado 5 de junio.

La contradictoria conducta del PAN en el Congreso

El mensaje que envió ayer el PAN en el Congreso del Estado es contradictorio: por un lado, desde la tribuna, la diputada panista Sandra Luz García Guajardo hizo un ‘llamado a la paz’ en el recinto legislativo, pero, por su parte, Félix García Aguiar, jefe de la junta de coordinación política, anunció que el Grupo Parlamentario de Acción Nacional interpuso varias denuncias en contra de legisladores morenistas ante la Fiscalía General del Estado.

Claro, esas demandas no son más que puro histrionismo del líder del panismo en el Poder Legislativo, una táctica más en su ofensiva política por golpear a los representantes de la 4T.

Félix García Aguiar debería reflexionar sobre su actuación ya que, se supone, de acuerdo con la normatividad interna del Congreso del Estado, el jefe de la junta de coordinación política es el responsable de dialogar y llegar a acuerdos con las distintas fuerzas. El respeto a la pluralidad debiera ser uno de los distintivos de su cargo. Es evidente que esa chamba no la está haciendo el legislador electo en Nuevo Laredo.

‘El Moyo’, como es conocido García Aguiar, ya no debería hacerle tanto caso a su patrón, o sea, al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. ‘El Moyo’ debe entender que Tamaulipas, gracias al impulso de los votos, se encamina a un nuevo capítulo de su historia y, por tanto, debe contribuir a la construcción del diálogo democrático.

Y para cerrar

En espera del resultado que tenga la impugnación que interpuso su partido, el PAN, para anular la elección por la gubernatura, el ‘Truco’ recorrerá el estado para agradecer el respaldo que recibió en campaña. Inició en Tampico el pasado sábado.

Todo parece indicar que César Verástegui no quiere perder vigencia… al menos hasta que los magistrados electorales emitan su resolución final.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Delegado 4T las expulsa; diputadas del sur pelearán

Sobre la decisión de expulsar del partido a las diputadas Nancy Ruiz, Nayeli Lara, Leticia Vargas y el legislador Jesús Suárez Mata, el delegado aseguró que Morena debe enviar una señal dura y debe dejar claro el tema del respeto en la vida interna de la organización guinda.
Leer más

La SCJN y el Congreso

El Pleno de la Corte rechazó las leyes de Veracruz y Nuevo León en la que se planteó la protección de la vida “desde la concepción”. El tema está en la mesa y ya debería llegar al Congreso de Tamaulipas.
Leer más

PAN retarda la reforma para liberar Comapa

La bancada del PAN, encabezada por el 'Moyo', dilata la discusión y la votación en el pleno de la iniciativa de Américo Villarreal para quitarle los candados que dejó Cabeza de Vaca.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: