Américo pide “dejar en el olvido” a corruptos en inicio de campaña en Victoria

Crédito: equipo de campaña de Américo Villarreal

Redacción EB

Américo Villarreal Anaya, candidato de la alianza “Juntos hacemos historia en Tamaulipas” a la gubernatura, arrancó su campaña pidiendo un castigo a los funcionarios que han sido corruptos.

“Dejar en el olvido es el peor de los castigos que se les puede dar a quienes hayan actuado de forma corrupta y deshonesta contra el bien de nuestra población”, pronunció en un discurso breve en el acto.

Villarreal Anaya, su esposa María Santiago y la militancia morenista, entre ellos, el alcalde Eduardo Gattás pegaron calcomanías a los automóviles que circulaban por la calle Hidalgo en Ciudad Victoria.

El candidato común de la unión de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM) enfatizó que su proyecto tiene como referente el humanismo, el respeto los derechos humanos y el bienestar social.

“Queremos un gobierno con liderazgo, honesto, austero, que sirva a la gente con un profundo amor a Tamaulipas”

Américo Villarreal Anaya

Hoy domingo, a las 11:00 horas, Américo Villarreal visitará la colonia que lleva el nombre de su padre, el exgobernador de Tamaulipas Américo Villarreal Guerra.

En esta primera semana de actividades de campaña, el candidato de la alianza “Juntos Haremos Historia”, estará en las ciudades de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

PAN, decisión tomada: es ‘El Truco’

La decisión se las comunicó el gobernador la tarde del lunes pasado al resto de los aspirantes a la nominación panista a la silla del Poder Ejecutivo de la entidad.
Leer más

Las reuniones de Mario Delgado

El dirigente nacional tuvo un encuentro con los y las defensoras de la 4T en Tamaulipas, donde respaldó la candidatura de Américo Villarreal. Además, el nombre de Carlos Canturosas, exalcalde de Nuevo Laredo, suena como posible coordinador de la campaña.
Leer más

A punto de caer, el fiscal cabecista

La realidad fue esa: Raúl Ramírez Castañeda no fue un fiscal imparcial, ni autónomo. Fue un obediente empleado del exgobernador Cabeza de Vaca. Un subordinado cuya tarea era perseguir jurídica y políticamente a algunos de los liderazgos de Morena en Tamaulipas con el objetivo de que la 4T no ganara la gubernatura.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: