Federación militariza el noreste ante violencia y consulado de EU impone toque de queda

Carlos Manuel Juárez

El gobierno de México apuesta a retomar el control del noreste de México tras el golpe al Cártel del Noreste (CDN), con el envío de más soldados a Nuevo Laredo y la instalación de 2 unidades militares nuevas.

Esta tarde, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) movilizó elementos, a través de las comandancias de la IV Región Militar y la octava Zona Militar, para reforzar aún más la ciudad fronteriza ante el riesgo de actos violentos por la captura de Juan Gerardo “T”, alias el “Huevo”, presunto líder máximo del CDN.

Es el segundo envío de soldados en una semana, ya que el martes arribaron 783 militares y 4 helicópteros artillados para blindar las instalaciones oficiales, las calles y el Consulado de Estados Unidos, que recibió un ataque con granadas y disparos la madrugada del 14 de marzo.

La estrategia federal de seguridad trata de responder al llamado urgente de las autoridades municipales y estadounidenses; éstas últimas han emitido una alerta para no viajar a Tamaulipas y cerraron indefinidamente el Consulado en Nuevo Laredo.

Plan a corto plazo

El titular de la Sedena, general Luis Cresencio Sandoval González, reveló el plan para establecer 2 unidades militares, cada una con un máximo de 600 soldados, en la región noreste.

“Como parte de la estrategia de seguridad, en esa área vamos a incrementar unidades. Hay algunos proyectos, que es incrementar la presencia de una unidad en Nuevo Laredo, estamos hablando de 550 a 600 hombres con todo el equipo. Otro proyecto en Nuevo León que busca tener otra instalación militar que puedan garantizar la seguridad”, dijo el mando del Ejército.

De acuerdo con la Sedena, Nuevo Laredo es el municipio donde ha habido más agresiones a corporaciones de seguridad, 170, durante el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador. El pasado lunes 14 de marzo se registraron 38 agresiones: 20 a bases militares, 6 a la unidad habitacional militar y agresiones directas a convoyes.

“Esta parte de Tamaulipas es donde más agresiones se dan en el país, es donde se tienen registradas las agresiones más violentas. También tenemos registrado que las organizaciones criminales van equipadas, el delincuente lleva algo similar a lo que tenemos nosotros. El personal militar enfrenta de manera diaria y constante esa condición de tener la posibilidad cada que sale del cuartel de enfrentarse o ser agredido por la delincuencia organizada”, sostuvo el secretario.

En la captura de Juan Gerardo “T” se dio tras un seguimiento de un semestre. En la operación definitiva, dijo el general, participó una base de operaciones de Nuevo Laredo con 25 a 30 elementos, con 4 vehículos: 1 Sandcat y 3 camionetas Cheyenne blindadas. En la periferia había más elementos pero no fue necesaria su intervención, detalló Sandoval González.

“Ahorita todo el área noreste está en alerta, bien coordinados. Lo que es Tamaulipas, Nuevo León, San Luis Potosí, y Coahuila que ya está en otra región, a todos se les alerta y que realicen acciones que coadyuven a lo que se vaya presentando. Hay una coordinación entre ellos, hay una comunicación para poder reaccionar o prevenir alguna situación de reacción de los delincuentes y buscar que no se dañe a la sociedad”, comentó el general.

3 comments

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

La agenda panista y el interés de los priistas

Con toda seguridad se puede afirmar que no habrá en el PAN reclamos ni impugnaciones como la de Maki Ortiz en Morena, pero falta ver qué tanto entusiasmo demuestra el alcalde porteño para sumarse al proyecto.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: