Histórica #8M♀

Carlos Manuel Juárez

Un niño pide el micrófono en la plaza Miguel Hidalgo. Sube al quiosco y dice: “Mamá, no estás sola”. Su madre corre, lo abraza y grita: “Ese es mi pinche güerco” ante las cientos de feministas que protestan en Nuevo Laredo.

Esta una de las escenas más simbólicas de la jornada de manifestaciones del #8M en Tamaulipas, donde miles de mujeres protestaron en las calles de Nuevo Laredo, Matamoros, Reynosa, Victoria, El Mante, Tampico y Altamira para exigir a la sociedad y al gobierno que detenga la violencia de género.

En el Día Internacional de la Mujer, principalmente jóvenes abarrotaron las calles y plazas centrales de los municipios de Tamaulipas con carteles, mantas y pañuelos verde, símbolo de la exigencia del aborto seguro y legal, derecho no reconocido por los tres poderes estatales.

En Altamira ocurrió la primera protesta, donde la exigencia se centró en el alcalde morenista, Armando Martínez Manriquez, quien todavía no pone en funciones el Instituto de Atención a la Mujer, a pesar de ser la localidad con mayor violencia intrafamiliar, dijeron las integrantes de la colectiva Brujas del puerto.

Crédito: Monitor del sur

Por la tarde de hoy 8 de marzo se dieron la mayoría de las protestas a lo largo y ancho de la entidad.

A las 15:30 horas, el contingente de la Sociedad Civil Feminista Reynosa se manifestó en la plaza central ante la mirada del alcalde Carlos Peña Ortiz. Las jóvenes pintaron el quiosco con la leyenda: “Regresamos ♀♀♀”

Crédito: El Mañana de Reynosa

Las feministas de Reynosa leyeron un pronunciamiento, señalando las últimas víctimas de homicidio en la ciudad fronteriza de Tamaulipas.

Al caer la tarde, el alcalde Carlos Peña presidió un evento por el Día Internacional de la Mujer en la misma plaza, lo que molestó a las manifestantes. Luego, el político trató de dialogar con ellas, pero, al pedirles que pintaran que sus mensajes los pintaran con gis para borrarlos días después con facilidad, provocó enojo y gritos.

De manera simultánea, las colectivas Aquelarre se manifestaron en el Palacio de gobierno de Tamaulipas y la plaza principal de El Mante.

En la capital del estado, la colectiva Aquelarre exigió alto a la violencia de género, especialmente a los feminicidios, ya que en las últimos meses 3 mujeres fueron brutalmente asesinadas por sus parejas o exparejas sentimentales.

Crédito: Expreso

La protesta en El Mante, con mayoría de jóvenes y adolescentes, fue muy simbólica ya que es una de las pocas ocasiones en que la sociedad civil se manifiesta por problemáticas sociales.

Crédito: Koral Herrera
Crédito: Koral Herrera

Ya por la tarde noche, la Manada feminista se reunió en Nuevo Laredo para una charla entre las participantes. Una mujer tomó el micrófono para hablar de su decisión de ser madre soltera de 3 hijos, quien fue víctima de abuso por sus exparejas.

Otra mujer adulta pidió la palabra y contó su vida de abusos. “Si en el año en que yo viví este tipo de cosas hubiese habido gente como ustedes, unidas, y que escucharan, se los juro que desde cuando yo hubiera dado vuelta a la página”. “No es tu culpa, no estás sola”, respondieron las mujeres.

“Ni una más, ni una más, ni una asesinada más”, gritaron las mujeres que protestaron en las calles de Matamoros. El grupo de más de 100 feministas caminaron por el barrio La Capilla, donde mostraron su apoyo a las trabajadores sexuales de la zona.

La protesta más grande se dio en Tampico. La respuesta a la convocatoria de las colectivas feministas Mujer Manglar, Brujas Radicales y Subversivas festival superó las protestas de años pasados. Las madres, hermanas, hijas y abuelas marcharon del cementerio hasta la presidencia municipal, donde encendieron velas y gritaron su exigencia de no más violencia y el reconocimiento de sus derechos como mujeres heterosexuales, lesbianas y transgénero.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

El nuevo súperdelegado

La llegada de Rodolfo González Valderrama al puesto de súperdelegado federal lo catapulta en la carrera por alcanzar la candidatura del Morena a la gubernatura del estado.
Leer más

Lo habían advertido: “Lo van a revocar…”

Los magistrados Edgar Arroyo y René Sánchez protestaron por el proyecto de la impugnación de Maki elaborado por la presidenta del Tribunal, Blanca Hernández, que terminó por alargar el juicio contra Morena
A %d blogueros les gusta esto: