Han asesinado a 161 tamaulipecas en 2021 y solo 3 son considerados feminicidios

Protesta de la colectiva feminista Mujer Manglar para exigir seguridad y justicia por los feminicidios. Crédito: colectiva feminista Mujer Manglar

Redacción EB

La violencia en contra de las tamaulipecas va en aumento, tan solo este año ya registra 49 víctimas de homicidio doloso, 109 de doloso y 3 de feminicidio, de acuerdo con la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Tamaulipas.

De 2016 a la fecha, 57 mujeres han sido víctima de feminicidio. De estos casos, la FGJ ha aportado pruebas suficientes para que 16 personas responsables sean condenadas, revela el Secretariado Nacional del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Asimismo, en este 2021, de las 1,783 víctimas de lesiones dolosas con arma de fuego, arma blanca o cualquier otro elemento, 718 víctimas fueron mujeres.

Tamaulipas es el estado con menos feminicidios, pero ocupa los lugares 15 y 7, en homicidios doloso y culposo, respectivamente.

Salió a ver a su pareja

En un entorno donde, se supone, la mujer estaría segura se gesta la violencia, y se incrementa muchas veces de manera silenciosa hasta derivar en la muerte, como le ocurrió a Janeth “N”, apenas hace unos días en Altamira.

De acuerdo con algunos testigos, una pareja se encontraba a bordo de un tráiler color negro, estacionado en una calle de terracería. En un momento, la discusión subió de tono y el hombre arrojó a Janeth de la unidad, cayendo sin protección a la calle de terracería, para enseguida encender la unidad, arrollando a su pareja con las llantas traseras y huir.

Veladores de los fraccionamientos Los Prados y Colinas de Altamira llegaron de inmediato, al ver caer a Janeth, de 43 años de edad, y observar al chofer del camión escapando del lugar. Cuando llegaron los paramédicos de la Cruz Roja, la mujer ya no contaba con signos de vida. Policías estatales acordonaron la zona para esperar a investigadores y peritos, quienes trasladaron el cuerpo al servicio médico forense (Semefo) para la autopsia.

Al lugar llegaron familiares de Janeth que no daban crédito a lo ocurrido. Momentos antes, ella salió a encontrarse con su pareja y enseguida su cuerpo inerte estaba tendido en la calle.

Feminicidio y homicidio doloso

En los primeros nueve meses de 2021 se reportaron, 135 víctimas de homicidio doloso en Tamaulipas, 49 de ellas son mujeres. Un caso es Ramona “G”, de 50 años de edad, quien murió a manos de su esposo Inocencio “M” en San Fernando.

La pareja tenía diferencias, por lo que Ramona decidió pedirle el divorcio a su esposo y así poder vivir tranquila. Sin embargo, esto derivó en una discusión y el hombre la atacó con un cuchillo hasta quitarle la vida. Al darse cuenta del asesinato, Inocencio trató de esconder el arma, tirándola en una letrina, al igual que su ropa que quedó llena de sangre.

Al iniciar las indagatorias por el asesinato de Ramona, en su domicilio en la colonia Bella Vista, al norte de San Fernando, los policías pronto descubrieron que el responsable era el esposo, quien confesó y hoy está preso acusado de femincidio.

Los elementos para considerar feminicidio a un homicidio siguen siendo motivo de discusión.

El artículo 337-Bis del Código Penal de Tamaulipas, establece que un homicidio contra una mujer, para ser catalogado como feminicidio, la víctima debe presentar signos de violencia sexual de cualquier tipo.
Se le hayan infringido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia; existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar del sujeto activo en contra de la víctima. Haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza, existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima. La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida y/o el cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

En 2019, en Tampico ocurrió un caso que conmocionó al estado, y no fue calificado como feminicidio solamente como homicidio calificado y violación. Los hechos ocurrieron el 3 de agosto, en la colonia Del Pueblo, cuando Nataly “N”, mamá de 3 hijos, fue encontrada atada de manos y pies en la vía pública.

La forma en que fue encontrado el cuerpo de Nataly hizo suponer que se trataba de un asesinato del crimen organizado. Tras las indagatorias, se identificó a sus hermanas Marina y Verónica y el novio de esta última, quienes drogaron torturaron, violaron y asesinaron a Nataly.

Las hermanas grabaron los hechos y mandaron el video a varios de sus familiares por mensajes de WhatsApp. Hasta abril de 2021, solamente Marina fue condenada a 20 años de prisión por el asesinato de su hermana y una multa de 215 mil 104.80 pesos por reparación del daño causado.

Asesinato en un hotel

Alrededor del mediodía del pasado jueves 18 de noviembre, una llamada de emergencia alertó a la Cruz Roja de una persona lesionada al interior del hotel iStay en Victoria, la capital del estado.

Al llegar al lugar, los paramédicos fueron dirigidos a la sala de juntas del hotel, donde se encontraba inconsciente en el suelo, Consuelo “P”, de 40 años de edad, quien presentaba a simple vista, severos golpes en la cabeza y diversas partes del cuerpo.

Los primeros datos señalan que Consuelo, quien se dedicaba a la aplicación de exámenes a profesionistas de educación, se encontraba en el lugar por cuestiones de trabajo. Al cierre de la información se desconoce quién la agredió. Aunque fue trasladada a un hospital para recibir atención médica, los golpes fueron tan fuertes que Consuelo falleció.

Triple homicidio y error de la Fiscalía

El 8 de marzo en el fraccionamiento Las Haciendas 2 de Altamira, Angélica de 30 años de edad y sus dos pequeños hijos fueron asesinados. Los homicidios conmocionaron a la sociedad y, ante la presión, la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas presentó a William Gabriel “M”, cerrajero originario de Cosoleacaque, Veracruz, como el responsable del delito.

La FGJ difundió en su cuenta de Twitter al presunto culpable. Crédito: Twitter

El 18 de marzo, la FGJ exhibió una fotografía del hombre. Empero, la abogada defensora, Victoria Eugenia Morales Aguirre, presentó pruebas que “tumbaron” la versión de los agentes estatal y dieron información para lograr la captura de 2 mujeres, presuntas amigas de Angélica.

De acuerdo con la información difundida por las autoridades, el 13 de marzo, Angélica convivía con sus amigas Diana y Wendy. De repente, Diana golpeó a Angélica, y toma un cuchillo y la asesina. Al escuchar ruido, Alexis, de 8 años de edad, se despierta, ve a su mama tirada en el suelo, a las dos mujeres e intenta correr. Wendy, la novia de Diana, lo alcanza y asesina. Mónica, hermana de 6 años, también despertó y fue tomada por las victimarias.

Las mujeres tuvieron tiempo de limpiar la escena del crimen, colocar los cuerpos en una cama y robar varios objetos, entre ellos el celular de Alexis. El teléfono móvil fue clave para dar con las culpables, pues las victimaria lo que después entregaron a William Gabriel “N”. Al ser detenido, el hombre cuenta que recibió una llamada con lada de Tamaulipas para solicitarle un servicio de cerrajería en una colonia a las afueras de Cosoleacaque, mismo que hizo y le pagaron 150 pesos y un teléfono celular el 13 de marzo.

Las asesinas confesas. Crédito: Fiscalía de Veracruz

El 12 de abril, la policía de Veracruz detuvo a la pareja en las Choapas, Veracruz. Diana y Wendy confesaron el triple homicidio, por lo que la abogada Morales Aguirre exigió la libertad y absolución del cerrajero, situación que fue concedida el 8 de septiembre. El proceso judicial contra las mujeres sigue abierto.

Hace 3 semanas, personas armadas dispararon contra la casa de la abogada Victoria Morales Aguirre. No hubo víctimas, reportaron las autoridades estatales.

Con información de Perla Reséndez

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Escuadrón 421

Esta es una galería de fotos inéditas del caminar removiendo la Tierra, los Mares, del Escuadrón 421 delegación marítima zapatista que pasó siete semanas atravesando el océano Atlántico en el barco La Montaña y luego renombró a Europa como Tierra Insumisa o Slumil K’ajxemk’op. De ahí recorrió cuatro países para llevar a cabo la Travesía por la Vida .
A %d blogueros les gusta esto: