La fotografía de Lety, Maki y Carlos

Catalejos

Opinión por Miguel Domínguez Flores

El paso del tiempo es implacable y sus efectos pueden ser sorprendentes. Hace poco más de seis años, el 25 de enero del 2016 por la noche, una fotografía empezó a circular en todos los medios de comunicación del estado.

Tomada en las oficinas del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, en el centro aparecía Francisco García Cabeza de Vaca, que en ese momento estaba siendo ungido como el próximo candidato del partido a la gubernatura de Tamaulipas.

Sonriente, a su mano derecha aparecía Carlos Canturosas, en ese momento alcalde de Nuevo Laredo. Junto al edil, la alcaldesa de Matamoros, Leticia Salazar, con la cara más seria de todas. Del otro lado, junto al Secretario General del CEN, Damián Zepeda, estaba Maki Ortiz, que en ese momento era compañera de Cabeza de Vaca en el Senado.

Los 3 intentaron por todos los medios alcanzar la candidatura que desde mucho tiempo antes -quizás desde su triunfo para llegar al Senado- estaba apartada para quien después venció a Baltazar Hinojosa en las urnas.
Sin un gobernador en el poder, ese fue un proceso interno mucho más ríspido que el que está viviendo el PAN para el 2022.

Tanto, que en los meses posteriores, Lety, Canturosas y Maki iniciaron un proceso de distanciamiento que en el caso de los dos primeros llegó hasta el terreno legal, y en el de la alcaldesa de Reynosa, a una temprana ruptura política.

Otro personaje aparece en la imagen: César Verástegui. “El Truco” era en ese momento el dirigente estatal del PAN. Sin haber formado nunca parte del cabecismo, su operación de la elección le valió para ganarse una posición de privilegio en el equipo más cercano del gobernador, y mucho tiempo después, el gesto de confianza más importante que pudo recibir: la decisión de que sea él quien intente sucederlo en el cargo.

“Un día nos encontraremos (…) el tiempo está después”, dice una canción uruguaya. Como en la canción, y porque el tiempo es caprichoso, a seis años de aquella imagen, los tres personajes que en ese momento resintieron la derrota política, hoy están llamados a participar en una nueva contienda.

Leticia Salazar desde hace meses se convirtió en una de las principales operadoras del Truco Verástegui en Matamoros. Carlos Canturosas será protagonista de la campaña de Américo Villarreal, quizás incluso, su coordinador general. Y el destino de Maki Ortiz sigue siendo un enigma, como casi siempre en su carrera política.

Lo único seguro es que por fuerza, alguno de ellos volverá a probar el amargo sabor de la derrota.

El mensaje del “Truco”

César Verástegui cumplió ayer con el protocolo y se registró como precandidato del PAN a la gubernatura de Tamaulipas. Durante su evento con el colectivo TxT y en su paso por el Comité Directivo Estatal, el “Truco” emitió los mensajes necesarios para fijar el tono que marcará su campaña.

Será muy curioso verlo entrar hoy a la sede del Partido Revolucionario Institucional para reunirse con muchos de quienes hasta hace algunas semanas se oponían a que se firmara la alianza.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

¿Y el litio, apá?

La euforia por la votación en la SCJN sobre la industria eléctrica en el país esconde el proceso legislativo para mantener abierta a las empresas internacionales la explotación del litio mexicano.
Leer más

La vía militar y la lealtad a ciegas: lo que sigue

No hay mensaje más elocuente de López Obrador que el enviado cuando pidió "lealtad a ciegas al proyecto de transformación”. El Ejecutivo Federal enseñó ahí su más honda concepción del ejercicio del poder: incuestionable, irrebatible, indiscutible, irrefutable, incontestable. ¿Y quién mejor alineado a tal visión del mundo? Las Fuerzas Armadas.
Leer más

Jesús Suárez Mata miente

Para argumentar su actitud y la de la mayoría de sus compañeros, el legislador maderense incurrió en un montón de inexactitudes y por lo menos dos mentiras descaradas.
A %d blogueros les gusta esto: