La agenda panista y el interés de los priistas

Catalejos

Opinión por Miguel Domínguez Flores

Si no hay cambios de última hora, este jueves al mediodía será registrado César Verástegui como precandidato de Acción Nacional a la gubernatura de Tamaulipas. Y el sábado habrá un evento que servirá como virtual arranque de su precampaña, al que asistirán los dirigentes nacionales del PRI y el PRD, Alito Moreno y Jesús Zambrano.

Así, se dará por concluido un proceso interno que empezó el 25 de junio del año pasado en Villa de Casas con un destape que tomó a todos por sorpresa, porque a esas alturas el nombre de Verástegui no estaba en el radar. Pero desde ese momento, Cabeza de Vaca dejó muy claro quién era su candidato.

En los meses siguientes, las expresiones de Jesús Nader, Gerardo Peña e Ismael García Cabeza de Vaca añadieron cierta incertidumbre al juego panista de la sucesión, sin embargo la postura del mandatario nunca cambió.

No influyó en su postura, la opinión de la dirigencia nacional del PAN, y mucho menos la presión que intentó ejercer un sector del priísmo estatal.

A Chucho se le dio permiso de movilizarse por la entidad, pero siempre con la advertencia de que a menos de que ocurriera una tragedia, la candidatura ya estaba reservada para el “Truco”.

La estrategia planeada por el gobernador se está cumpliendo al pie de la letra.

A estas alturas, sólo hay dos dudas en torno al proceso panista. La primera es la actitud que asumirá el alcalde de Tampico, quien desde hace al menos dos semanas está enterado de lo que ocurrirá esta semana, y se comprometió a no competir con Verástegui en un proceso de precampaña.

Es decir, con toda seguridad, se puede afirmar que no habrá en el PAN reclamos ni impugnaciones como la de Maki Ortiz en Morena, pero falta ver qué tanto entusiasmo demuestra el alcalde porteño para sumarse al proyecto del “Truco” en su calidad de lider político del panismo en el sur del estado.

La otra pregunta que todavía ronda en el ambiente en torno al proceso interno del PAN es si habrá algún otro registro para que Verástegui pueda salir a competir en la precampaña.

Hasta hace unos días, las opciones eran dos: un funcionario partidista y la diputada local con licencia, Sandra Luz García.

Muy pronto se resolverá esa duda.

Los priístas van por la nómina

Así como los panistas sabían desde hace mucho que la decisión del gobernador estaba tomada, Ramiro Ramos Salinas y Enrique Cárdenas del Avellano también estaban conscientes desde hace meses, que no tenían ninguna oportunidad a aparecer en la boleta del 5 de junio, porque la candidatura de la coalición siempre estuvo reservada para un panista.

Sin embargo, los 2 insistieron con sus aspiraciones porque también sabían que la negociación entre las dirigencias nacionales, incluye el reparto de posiciones en caso de llegar al gobierno del estado.
Es decir, Enrique y Ramiro, nunca buscaron la candidatura sino un lugar seguro en la nómina estatal.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Violencia verbal y promesas en el primer día de las campañas

La seguridad es el tema principal de los candidatos Américo Villarreal Anaya, de la alianza “Juntos hacemos historia”; César Verástegui, de la coalición “Va por Tamaulipas” Ostos; y Arturo Diez Gutiérrez, de Movimiento Ciudadano.
A %d blogueros les gusta esto: