El gobernador y los empresarios del sur

Iñigo Fernández, presidente del CIEST, ha sido invitado a eventos del nuevo gobierno, como la Feria estatal. Crédito: Gobierno de Tamaulipas

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

La invitación se la enviaron los empresarios al gobernador de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, el primer día de su gobierno, al iniciar su gobierno.

Lo hicieron así porque en la iniciativa privada saben muy bien que la agenda de un mandatario estatal es planeada con mucha anticipación.

El evento al que está invitado el nuevo mandatario estatal es a la celebración del 35 aniversario del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas (CIEST), el cual se realizará el próximo jueves 3 de noviembre en el Salón Imperial del Hotel Posada de Tampico.

La asistencia del doctor Américo Villarreal está confirmada. Ahí estarán, por supuesto, los tres alcaldes de la zona metropolitana, Chucho Nader, de Tampico; Adrián Oseguera, de Ciudad Madero; y Armando Martínez, de Altamira.

El gobernador tamaulipeco llegará con integrantes de su gabinete, titulares de áreas estratégicas para el sólido sur: Ninfa Cantú, de la Secretaría de Desarrollo Económico; Pedro Cepeda Anaya, de la Secretaría de Obras Públicas; y Benjamín Hernández Rodríguez, encargado de despacho de la Secretaría de Turismo.

Junto al gobernador y los alcaldes, estará el presidente del CIEST, Íñigo Fernández Bárcena, quien tomó, en febrero de este año, la responsabilidad de guiar la organización que aglutina a 19 cámaras y asociaciones empresariales de la región, entre ellas, Canaco, Coparmex, CMIC, AISTAC y Canacar.

Fueron también invitados los diputados federales del Séptimo y Octavo Distrito, que abarcan territorialmente Altamira, Madero y Tampico, Erasmo González Robledo, presidente de la relevante Comisión de Hacienda y Cuenta Pública; y Rosa María González Azcárraga, presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios, que ya confirmó su asistencia.

Deberán asistir al evento los mandos de las Fuerzas Armadas, del Ejército y la Marina, así como los representantes de las ASIPONAS (Administración del Sistema Nacional Portuario) de Tampico y Altamira, y el gerente de la refinería Madero.

La asistencia de Américo Villarreal al festejo del 35 aniversario del CIEST es importante por un motivo: destierra la idea de que el gobierno estatal de la Cuarta Transformación no tendría relación con el sector empresarial. Esa mentira se viene abajo.

Todo lo contrario, la relación será cercana: el nuevo gobierno estatal, de extracción morenista, sabe perfectamente el peso que tiene la iniciativa privada en el impulso de la economía no solo en la zona sur, sino en la frontera tamaulipeca. La inversión es fundamental para incentivar la generación de empleos y el crecimiento económico.

Es por ello que, antes de la ceremonia por las tres décadas y media de existencia, los empresarios escucharán la conferencia que impartirá Rodrigo Pacheco, periodista de negocios que colabora en el Grupo Imagen Multimedia. El tema que abordará es su especialidad: ‘La coyuntura económica de México en la región de Norteamérica y las macrotendencias’.

Al evento se espera la asistencia de alrededor de 250 empresarios que son socios de las 19 cámaras y asociaciones empresariales que conforman el CIEST y que pondrán suma atención al discurso del gobernador Américo Villarreal.

El encuentro en el Altiplano tamaulipeco

Tula, Jaumave, Miquihuana, Bustamante y Palmillas, los municipios que integran la Región del Altiplano en Tamaulipas, tienen en la actualidad un elemento político en común: ni uno de sus alcaldes o alcaldesas son militantes de Morena.

Desde la perspectiva política, todos son de oposición. Cuatro de ellos, llegaron a la presidencia municipal con la bandera blanquiazul del PAN: Antonio Leija Villarreal, de Tula; Gladys Vargas Rangel, de Miquihuana; Brisa Verber Rodríguez, de Bustamante; y María de las Nieves Ramírez Compean, de Palmillas.

El quinto es un alcalde que logró su reelección en la elección del año pasado: José Luis Gallardo, conocido como ‘El Gallo’, que enarbola la identidad de independiente, de Jaumave.

A diferencia de lo que sucedió en el sexenio pasado, donde no les contestaban las llamadas telefónicas a los alcaldes de los principales municipios por el simple hecho de militar en otro partido, ahora el nuevo gobernador de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, se reunió con la quinteta de alcaldes en su región, el Altiplano, les tendió la mano, les dijo que la comunicación será directa y, de paso, les presentó el anteproyecto del Plan Estatal de Desarrollo.

El respeto institucional a las administraciones municipales es base para aspirar al progreso de un estado. Eso es lo que busca el primer gobierno estatal de la 4T. Atrás quedaron los tiempos de la intimidación y la amenaza, del sometimiento a toda costa.

Hoy se respira un ambiente de colaboración, de coordinación. Ese es el sello del nuevo diálogo establecido por el gobernador con los municipios.

Además, la visita del doctor Américo a la región del Altiplano tiene que ver con una postura y una visión humanista de la Cuarta Transformación, principio rector plasmado en el discurso lopezobradorista: primero los pobres.

Así como se restableció la relación de respeto con el gobierno federal, rota por actitudes de soberbia en el sexenio anterior, se restauró la relación institucional con los Ayuntamientos, en una comunicación que será directa, sin intermediarios.

Un respeto institucional más se restableció en el primer mes del gobierno de la 4T en tierras tamaulipecas: con el Poder Legislativo. 

Eso, algo que era imposible pensar en el gobierno cabecista, es notorio ahora. Para comenzar, los sainetes se acabaron en el Congreso del Estado. Por supuesto, las diferencias ideológicas permanecen -siempre existirán-, pero existe diálogo y voluntad, esenciales en la actividad política, para llegar a acuerdos.

Después de un mes, el primer mes de Morena en el poder estatal, algo queda claro: ese es el estilo de gobernar de Américo Villarreal.

Y para cerrar

Un anuncio trascendente hizo el gobernador tamaulipeco en la región del Altiplano: las Comisiones del Agua y de Energía pasarán a ser la nueva Secretaría de Recursos Hidráulicos para el Desarrollo Social.

Esta nueva secretaría -que tiene todo el sello e identidad del padre del gobernador, el ingeniero Américo Villarreal Guerra- incluirá, en su organigrama, las áreas de desarrollo urbano, industrial y agropecuario.

El proyecto pasará a ser propuesta o iniciativa de reforma a la ley orgánica gubernamental, la que deberá ser aprobada en el Congreso del Estado.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Las permanentes y los Tribunales

El presidente de la Diputación permanente sorprendió al salirse de su estilo y discurso habitual, tan machacón con el respeto a la ley. Sin medias tintas de por medio, confirmó que su bancada desconoce el fallo del Tribunal Electoral de Tamaulipas.
Leer más

Se calientan las precampañas

Las precampañas, las cuales concluyen el próximo 10 de febrero, entraron a una etapa caliente, en la que los distintos actores de la vida política toman decisiones y asumen posiciones.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: