AMLO viene a refinería Madero; el ‘Moyo’ desmiente a Cabeza

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Cuando inició el gobierno de la Cuarta Transformación con Andrés Manuel López Obrador en la silla presidencial en diciembre de 2018, la refinería de Ciudad Madero se encontraba paralizada, no producía ni un solo barril de combustible. Ni uno.

De hecho, el plan de los tecnócratas del sexenio de Enrique Peña Nieto era cerrarla, sin importar que era factible su remodelación y, sobre todo, la conservación de miles de empleos. La frialdad neoliberal a plenitud.

Cuatro años después, ya en la segunda mitad del gobierno federal de la 4T, la refinería Madero produce 100,000 barriles diarios de distintos productos, entre ellos, gasolinas, diésel, turbosina, combustóleo, coque, asfalto y gas licuado.

La diferencia en la producción es enorme, notable: de cero a 100,000 barriles. Por supuesto, todavía falta para llegar a la máxima capacidad productiva: 170,000 barriles diarios, lo que únicamente sucedió en los tiempos de la abundancia petrolera, época ya distante, hace más de cuatro décadas.

Para supervisar los avances en los trabajos de la reconfiguración de la refinería Madero, el presidente Andrés Manuel López Obrador estará el próximo domingo en la urbe petrolera. Se espera que llegue a la planta refinadora alrededor de las 10 de la mañana. Como en ocasiones anteriores, encabezará una reunión privada.

Se espera, por supuesto, la presencia de la secretaria de Energía, Rocío Nahle; y del director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero.

También se espera que sea invitado (aunque esto no ha sido confirmado) el nuevo gobernador de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya. Sería la primera ocasión en que el doctor, ya como mandatario estatal, reciba en la entidad al presidente de México.

En los días previos a la resolución de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación al juicio de revisión constitucional de la elección por la gubernatura, AMLO defendió en varias ocasiones a Américo Villarreal durante ‘La Mañanera’.

Madero será el último punto a visitar de una más de sus acostumbradas giras petroleras de Andrés Manuel López Obrador. El presidente llegará primero el viernes a su querido estado, Tabasco. Del municipio de Paraíso, donde se ubica la refinería Olmeca, se trasladará ese mismo día a Minatitlán, Veracruz. El sábado recorrerá la planta refinadora de Salamanca, Guanajuato. El domingo pisará el sur de Tamaulipas.

De acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación de 2023, la refinería Madero recibirá una inversión de 2 mil 660 millones de pesos, la más alta en lo que va del sexenio lopezobradorista.

El ‘Moyo’ desmiente a su exjefe Cabeza de Vaca

Con descarado cinismo, Francisco García Cabeza de Vaca publicó ayer un tuit por la mañana para decir que no asistió a la toma de protesta del nuevo gobernador Américo Villarreal Anaya porque… ¡¡¡no fue invitado!!! ¡¡¡Caray!!!

Para comenzar, no necesitaba invitación, era su obligación institucional entregar el poder ejecutivo a su sucesor en el cargo. Así de fácil y de sencillo.

Hace seis años, Egidio Torre Cantú cumplió con el protocolo, la reglamentación y el respeto a la vida democrática del estado.

En cambio, Cabeza de Vaca no asistió a la sesión solemne realizada el pasado sábado en el Congreso del Estado porque ya no tiene fuero y por miedo a que, de repente, le cayera la Fiscalía General de la República con una orden de aprehensión.

El problema para Cabeza de Vaca es que horas más tarde, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, el panista Félix García Aguiar, a pregunta de una reportera, desmintió al exgobernador y afirmó que sí había sido invitado.

Si bien comentó que no quería abundar en la respuesta, ‘El Moyo’ explicó que tanto el gobernador entrante como el saliente tienen sus obligaciones en la ceremonia solemne de la entrega del Poder Ejecutivo del estado.

Como no queriendo, Félix García Aguiar ya pintó su primera raya de distancia frente a lo que diga o pregone el exgobernador Cabeza de Vaca. Y lo que falta… y los que faltan.

Aquí lo revelé el viernes pasado: el Fiscal General de Justicia del Estado, Irving Barrios Mojica, quiere llevarse la fiesta en franca paz con el gobierno de Américo Villarreal. Un ejemplo: el fiscal asistió a la primera reunión que sostuvo ayer el mandatario estatal con los integrantes de la Coordinación para la Construcción de la Paz, conformado por la Sedena, la Marina, la Guardia Nacional, Migración y el Centro Nacional de Inteligencia.

¿Saben por qué Irving Barrios no quiere continuar la guerra política y jurídica que emprendió el exgobernador en contra de Américo Villarreal y su equipo? Más allá del desgaste que eso representa, existe una razón muy sencilla: también estaba harto de los gritos y los insultos que recibía en algunas juntas de quien ahora dice que vivirá en su rancho. Ya lo tenía fastidiado.

Basta ver el rostro de ‘El Moyo’ García Aguiar durante la entrevista que concedió antes de iniciar la sesión de ayer por la tarde en el Congreso del Estado: se le nota más relajado, menos tenso, dispuesto a dialogar con la prensa. Se siente libre, sin tener que cumplir instrucciones pueriles.

Todos estaban cansados del autoritarismo de Cabeza de Vaca… bueno, salvo Luis René ‘El Cacharro’ Cantú, que dice haber visitado al exgobernador en su rancho. Eso es masoquismo.

Reciben a Américo con aplausos en Palacio de Gobierno

La llegada de Américo Villarreal Anaya a Palacio de Gobierno fue, literal, vitoreada, los aplausos cayendo como cascada desde los tres pisos del inmueble.

Eso es algo que nunca se había visto, jamás, al menos en la historia reciente: un gobernador tamaulipeco aclamado por los trabajadores, por los burócratas del edificio sede de la administración estatal.

Américo caminó hasta la fuente que se encuentra justo a la mitad del patio central para devolver el afecto colectivo con la seña de un cálido abrazo y levantando los brazos con los pulgares de las manos en alto.

‘¡Vamos a hacer cosas buenas por Tamaulipas!’, exclamó con una inyección de optimismo el nuevo gobernador para recibir un aplauso todavía más intenso y extenso.

Mucha gente captó el momento con las cámaras de sus teléfonos celulares y las compartió en sus redes sociales. Reporteros y fotógrafos, por supuesto, no perdieron detalle de la memorable escena.

Esta es una muestra más de que muchos trabajadores del gobierno del estado esperaban con ansia el cambio de gobierno ya que se encontraban hartos de las humillaciones que sufrieron durante los seis años de la administración de Cabeza de Vaca, una gestión que maltrató al personal de base solo por haber laborado en los años del priismo.

Lo que se observó en Palacio de Gobierno fue la esperanza de la clase trabajadora gubernamental expresada con espontaneidad, un momento que, seguramente, siempre recordará Américo Villarreal Anaya. Una muestra más de que existen altas expectativas con el primer gobierno de la 4T en tierras tamaulipecas.

¿Cómo se coló Raúl Hernández Chavarría en la 4T?

¿Saben con quién llegó acompañado Santiago Nieto Castillo a la comida que se dio en el Polyforum de Ciudad Victoria después de la toma de protesta en el Teatro del Pueblo?

Pues agárrese: con Raúl Hernández Chavarría, ex Auditor Superior del Estado en los tiempos de Eugenio Hernández Flores y que de manera sorpresiva apareció en el comité de entrega-recepción conformado por el doctor Américo Villarreal.

Además de llegar juntos, se sentaron en la misma mesa un buen rato. Santiago Nieto Castillo estuvo en el acto con su esposa Carla Astrid Humphrey Jordan, doctora en gobierno y administración pública y actual consejera del Instituto Nacional Electoral (INE).

¿Cómo se coló Raúl Hernández Chavarría en el equipo de la Cuarta Transformación cuando todavía el año pasado era uno de los supuestos financieros de la fallida campaña de Jaime Turrubiates Solís, candidato del PAN a la alcaldía de Madero?

Todo hace indicar que por su actividad como fiscalista alguien lo invitó a auditar las finanzas del sexenio de Cabeza de Vaca.

El problema es que enfrenta un conflicto de interés: su adorado hermanito, Lalo Hernández Chavarría (ex priista, ex morenista y panista de ida y vuelta -no es albur-) fue un abierto simpatizante del proyecto político de César Verástegui Ostos, el ‘Truco’, candidato panista que fracasó en su intento de ser gobernador.

Apenas hace un año, Lalo Hernández Chavarría era candidato de Morena a la diputación federal por el Octavo Distrito. En ese tiempo hasta se decía ‘primo’ de Erasmo González Robledo, presidente de la Comisión de Hacienda y Cuenta Pública del Congreso de San Lázaro. Ahora, Lalo, quien abandonó Morena para apoyar al PAN en la elección por la gubernatura tamaulipeca, no puede ver ni en pintura a Erasmo.

Así que Santiago Nieto, ex titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), debe tener cuidado en las cosas que le confía a Raúl Hernández Chavarría, cuyo paso por el servicio público en el sexenio geñista fue bastante cuestionado.

Y para cerrar

Un día después del trajín de la toma de protesta, durante la mañana dominical del 2 de octubre, el gobernador Américo Villarreal Anaya y su esposa María de la Luz Santiago fueron al restaurante del hotel Las Fuentes a desayunar y platicar con un grupo de amigos que residen en la Ciudad de México y que no tienen que ver con la actividad política.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Todo Tamaulipas en una zona de exterminio

En la región del noreste de Tamaulipas comprendida por los municipios de San Fernando, Matamoros, Valle Hermoso, Río Bravo y Reynosa se contabilizan miles de personas desaparecidas. La Bartolina, a 25 kilómetros de Matamoros y muy cerca de la frontera con Estados Unidos, es una zona de exterminio utilizada por grupos criminales conocida por el Estado desde 2016 y mantenida en silencio hasta ahora.
Leer más

La fidelidad de los partidos políticos

En lo que se ha repetido hasta el cansancio, que serán los comicios más grandes de la historia del país, la violencia hacia actores políticos incluyendo a candidatos y candidatas parece que también romperá récords. Si los postulantes a puestos populares son amenazados o asesinados, ¿a qué intereses responden los candidatos electos?
Leer más

Ulises, el diputado traidor

El hecho de ser tabasqueño lo llevó a identificarse con Andrés Manuel López Obrador y su proyecto de nación desde hace tiempo. Sin embargo, como tantos que simpatizaban con la visión lopezobradorista, carecía de experiencia política. Su novatez todavía es notoria. 'La Tómbola' le abrió el espacio que anhelaba, pero que posiblemente jamás pensó tener: ser diputado local. 

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: