La millonaria deuda a proveedores

La secretaria de Finanzas, María de Lourdes Arteaga Reyna. Crédito: gobierno de Tamaulipas

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Lo que ayer, en rueda de prensa, denunció Héctor Joel Villegas González, en su calidad de nuevo integrante del comité de entrega-recepción del equipo del gobernador electo, Américo Villarreal Anaya, es nada, absolutamente nada, en comparación con lo que se van a topar, con el regadero que dejará el gobierno saliente cabecista en materia financiera.

Así es: ‘El Calabazo’ se quedó corto, muy corto en sus señalamientos en contra de la administración estatal que se encuentra a 25 días de dejar el poder.

Lo que descubrirán en materia de finanzas -seguramente ya lo saben- no tiene nada qué ver los arcos sanitizantes para prevenir la propagación de la pandemia y que ya se llevaron de la entrada de Palacio de Gobierno, sino de algo, en verdad, grave, gravísimo, que reducirá el margen de maniobra económica de la llegada y nueva gestión de la Cuarta Transformación.

Se trata, en primera instancia, de una pesada deuda a las empresas proveedoras, un profundo hoyo financiero, un boquete de dimensiones que nunca antes se habían visto en una transición en el estado: ¡¡¡6,000 millones de pesos!!!

Sí, de ese tamaño es la cantidad de dinero que no se ha pagado a los proveedores del gobierno estatal saliente. Se trata, por supuesto, de contratistas de obras públicas, comercializadoras, profesionistas que prestaron sus servicios personales, entre otros.

Esos 6,000 millones de pesos representan casi el 10% del presupuesto de egresos de Tamaulipas para el ejercicio fiscal 2022, el cual ascendió a poco más de 65,000 millones de pesos. La cifra es una barbaridad.

El problema para la siguiente administración, la que enarbola la bandera de la 4T, es que las cosas no terminan ahí. Existe otro hoyanco, uno que viene de tiempo atrás, pero que se negó a resolver el sexenio que está por concluir y, por tanto, se agudizó.

Es el apartado de la amortización de la deuda y reducciones de pasivos, a las que se debe de sumar el concepto de ‘gasto de capital’ (que, en términos prácticos) se trata exactamente de lo mismo, el pago que genera la contratación de préstamos bancarios.

¿A cuánto asciende este auténtico socavón en las finanzas públicas tamaulipecas? Basta observar el presupuesto de egresos de este año aprobado por el Congreso del Estado: ¡¡¡4,600 millones de pesos!!!

Es decir, si se suman la deuda acumulada – ¿con intención? – a proveedores y el pago de intereses (incluidas las amortizaciones, las comisiones, los costos por coberturas y ‘detallitos’ por el estilo), la cifra ronda el escándalo: ¡¡¡10,600 millones de pesos!!!

Con ese hoyo en las finanzas, en realidad un verdadero socavón, arrancará el gobierno de la Cuarta Transformación en Tamaulipas. El margen económico para la administración del doctor Américo Villarreal Anaya será muy estrecho.

Como garantía para el pago de los préstamos bancarios, como suele suceder con toda administración pública, el gobierno del estado dejó las participaciones federales. La mayoría de los créditos (contratados con Banorte, Banamex, Bancomer y Banobras) se destinaron a la ‘inversión pública productiva’, pero también a la recontratación y refinanciamiento de deuda.

Ese es el problemón que enfrentará la gestión de la 4T en tierras tamaulipecas a partir del primero de octubre. La desaparición de los arcos sanitizantes es una ridiculez, pésimo ejemplo expuesto por ‘El Calabazo’ para que los ciudadanos entiendan la real dimensión de la problemática con la que se topará el gobierno de Américo Villarreal.

Lo que sí dijo bien el alcalde con licencia de Río Bravo, con acertada descripción, fue que el gobierno cabecista ha utilizado un doble discurso, un discurso que no engaña a nadie… tal como sucedió la semana pasada con la falsa sonrisa de Gerardo Peña Flores en su saludo con Jesús Lavín.

Pero, se reitera, más allá del doble discurso y de las hipocresías políticas recurrentes, lo que viene es un problema bastante serio a nivel financiero, un auténtico escándalo.

La bronca por el PAN en Altamira

Pues resulta que no habrá elección por la presidencia del PAN en Altamira.

Así se encuentra establecido en la convocatoria lanzada por la dirigencia estatal y firmada por Mariela López Sosa, en calidad de presidenta, y por Luis Tomás Vanoye, en su rol de secretario general.

El documento, en la orden del día para la jornada del 2 de octubre, señala que en la convención solamente se elegirán las propuestas para los Consejos Nacional y Estatal, además de que se votará a los delegados que asistirán a las Asambleas Nacional y Estatal… pero no habrá elección para una nueva dirigencia local.

La orden del día también incluye un informe de la actual presidencia del comité local sobra la situación que guarda el partido en el municipio.

¿Será que Karla Mar, dirigente del panismo en Altamira, hablará en su informe de las fuertes pugnas que existen al interior del blanquiazul?

¿Veremos por fin una rebelión del grupo que lidera Tino Lee? ¿Se la rifarán en contra de Luis René ‘El Cacharro’ Cantú?

Por su parte, en el PAN de Ciudad Madero, se perfila un candidato de unidad. ¿Su nombre? Francisco Castañeda. Todo indica que las distintas corrientes albiazules, en un caso insólito en la urbe petrolera, se van a poner de acuerdo con la propuesta del médico. En esas andan.

¿Qué pasó con Carlos Canturosas?

Con su aparición ayer junto a Jesús Lavín y Tania Contreras, a unas horas de haber solicitado licencia a la alcaldía de Río Bravo, se da por un hecho que Héctor Joel Villegas González llegará a la Secretaría General del primer gobierno de la 4T en el Nuevo Santander.

Sin embargo, surge una pregunta: ¿Y qué pasó con la posibilidad de que ese cargo fuera para Carlos Canturosas? ¿Algo sucedió en el camino? ¿Alguien lo torpedeó?

Y una pregunta más: ¿Cómo estará tomando esta situación Carlos Canturosas? ¿Aceptará otra encomienda en el gabinete?

Sobre este tema, un comentario: Quien desde hace semanas ‘festejaba’ que el exalcalde de Nuevo Laredo no llegaría a la General de Gobierno era el diputadito federal Erasmo Carmona, perdón… Erasmo González Robledo. Sí, el mismo que vivirá perseguido toda su vida por los fantasmas del ‘Caso Carmona’.

Erasmo Carmona, perdón… Erasmo González Robledo, quien cree que camina entre nubes, sigue sin entender que está ‘tachado’ por el mismísimo general de división, Audomaro Martínez Zapata, director general del Centro Nacional de Inteligencia.

Chucho Nader rinde hoy su cuarto informe de gobierno

El Espacio Cultural Metropolitano, mejor conocido como ‘El Metro’, se encuentra listo para ser hoy, a partir de las 18 horas, el escenario del Cuarto Informe de Gobierno (primero de su segundo periodo) del presidente municipal de Tampico, Chucho Nader.

Evaluado como el mejor alcalde del país por diversas encuestas, Jesús Nader Nasrallah ofrecerá un recuento de lo que ha sido su cuarto año al frente del Ayuntamiento.

Y para cerrar

Y en la millonaria deuda a proveedores que dejará el gobierno cabecista se encuentra una buena cantidad de medios de comunicación del estado, muchos de los cuales prefirieron guardar silencio ante los excesos y disparates a cambio de la ‘esperanza’ de que les liquidaran los adeudos… pagos que simple y sencillamente no llegarán.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Una agenda ciudadana por la paz, justicia, seguridad y democracia. I

A casi 15 años de “la guerra contra el narco” ningún partido político se ha pronunciado por los miles de víctimas en México, incluyendo a sus propios correligionarios asesinados, ni ha mostrado un plan serio para atajar la violencia y la crisis de estado de derecho.
Leer más

Marko Cortés pone de ejemplo a Chucho Nader

#Estampida Al hablar del caso de Tampico, Marko Cortés explicó: 'En Tamaulipas tenemos un alcalde reelecto en un escenario muy complicado, pero Chucho Nader logró demostrar que se puede trabajar y hoy es alcalde reelecto contundentemente'. Opinión de Héctor Garcés

La fallida elección de Estado

El temor los invadió a ambos. El mensaje era claro: el aparato político que controla el poder estatal no quería que 'operara' el día de la votación a favor del partido guinda. A pesar del riesgo, decidió quedarse, 'aguantar' lo más posible.
A %d blogueros les gusta esto: