CDV debe enfrentar la justicia el 1 de octubre: AVA

Redacción EB

El gobernador electo de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, sostuvo que el mandatario en funciones, Francisco García Cabeza de Vaca, enfrentará la justicia a partir del 1 de octubre, cuando deje el gobierno.

“Soy una persona respetuosa de las leyes y de la división de poderes, por lo cual, es un tema que le compete única y exclusivamente al Poder Judicial”.

En un comunicado, Villarreal Anaya mencionó que se encuentra en reuniones del comité de entrega-recepción para avanzar en la capacitación rumbo al 1 de septiembre, fecha legal para la primera reunión entre gobiernos entrante y saliente.

“En ese objetivo, es donde nos estamos concentrando totalmente, primero, con el proceso de entrega-recepción, durante el cual, estaremos informando puntualmente a la ciudadanía, de los hallazgos e irregularidades que pudiéramos encontrar, siempre impulsando un espíritu de transparencia y rendición de cuentas”, mencionó.

Sin civilidad política

Entre Américo Villarreal y Francisco García no existe ninguna relación, ni comunicación, a partir de que el morenista fue declarado ganador de la elección del 5 de junio pasado.

El gobernador electo denunció que la actual administración estatal no ha mostrado ningún interés para iniciar el proceso de entrega-recepción y mantiene su postura de negar los resultados electorales y sentencias judiciales.

“Ya no esperamos civilidad política y para conducir este proceso de entrega recepción, habremos de apegarnos a las bases que marca la legislación vigente. Para lo cual, estamos preparados, estamos listos”, dijo.

Villarreal Anaya expresó que Cabeza de Vaca y su equipo cercano tienen una actitud cerrada al diálogo y con permanente difusión de mentiras y ataques contra Morena.

El equipo de transición advirtió que la deuda pública y los pasivos han crecido en 33% y superan los 16,000 millones de pesos.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Impugnación, sin sorpresas

si los magistrados del TRIFE dieran por buenos los argumentos de la impugnación panista, no podrían ir mucho más allá de la anulación de las casillas en las que se hubieran detectado irregularidades. Suponiendo que fueran todas las de los municipios de Hidalgo, Villagrán, Mainero, San Carlos y San Nicolás, la alianza Juntos hacemos historia perdería 17,781 votos y la alianza Va por Tamaulipas perdería 1,835 votos.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: