Dolidos, juarenses honran a víctimas de jornada violenta, autoridades intentan tranquilizar a la población

Blanca Carmona, Verónica Martínez y Gabriela Minjáres / La Verdad

Ciudad Juárez, Chihuahua.- Dolidos y con temor, la población juarense intentó retomar sus actividades cotidianas tras la jornada violenta que grupos criminales desataron por distintos rumbos de Ciudad Juárez, con ataques e incendios a comercios, balaceras y asesinatos.

Aunque decenas de comercios continuaron cerrados y ciertas maquilas y universidades mantuvieron la suspensión de sus actividades laborales, escolares, culturales o deportivas, algunos de los establecimiento que este 11 de agosto fueron blanco de los atentados comenzaron a limpiar los rastros de la violencia para reactivar sus operaciones en los próximos días.

Los ciudadanos retomaron sus actividades cotidiana y algunos de ellos salieron a las calles para honrar a las víctimas de la jornada violenta que dejó 11 personas asesinadas, el número se elevó luego de que murió un adolescente de 12 años que resultó lesionado en el atentado en un Circle K.

Las víctimas identificadas por la Fiscalía de Chihuahua hasta este viernes son María del Refugio Gómez Ramírez, de 54 años, y a Saira Janet de Santiago Castro, de 18 años, ambas murieron en la tienda de conveniencia atacada en la colonia Infonavit Juárez Nuevo. También José Manuel Balderas Ruiz, de 54 años, quien murió en una agresión a balazos en la avenida Teófilo Borunda y bulevar Oscar Flores.

Alán González, locutor; Armando Guerrero, jefe de Mercadotecnia; Lino Flores, de Controles; y Alejandro Arriaga, escolta, todos del equipo de Mega Radio, así como los reos Kevin Alan Campos Aguilera y Raúl Abraham Sepúlveda Olivas. Dos personas continúan sin ser identificados por la autoridad.

Da un click a cada símbolo para que ubiques el ataque registrado

Veladoras y flores


“Mary era muy amable y buena gente”, dijo Patricia. “Siempre nos conocimos por ser vecinos”.

Patricia y Jesús acudieron con un ramo de flores hasta la entrada de la tienda Rapiditos Bib Bip, operados por la cadena comercial Oxxo, de las calles Hiedra y Cártamo de Infonavit Juárez Nuevo, para honrar la memoria de María del Refugio Gómez Ramírez de 54 años, gerente del lugar que murió en la explosión generada por una bomba molotov de fabricación casera arrojada al establecimiento. En este hecho, también falleció Saira Janet de Santiago Castro de 18, quien acudió al negocio en busca del empleo.

Crédito: Rey R. Jauregui / La Verdad

La mujer dice que conocían a Mary, como llamaba a la víctima, porque eran clientes frecuentes del lugar.

El establecimiento luce oscuro engullido por las cenizas y de su interior aún se percibe el aroma a quemado. El frente de la tienda esta cubierto por restos de vidrio roto de las ventanas donde también los vecinos colocaron cuatro veladoras y ahora un ramo rosas y flor de cal color blanco.

Autoridades de seguridad reportaron que civiles armados lanzaron bombas molotov al establecimiento. Los vecinos narran que se dieron cuenta cuando el humo empezó a entrar por las ventanas de su casa y al salir a la calle vieron que el incendio provenía de la tienda en la calle principal de su sector.

Al llegar a la escena hablaron con una de las cajeras que logró salir del establecimiento en llamas y les dijo que su compañera y una joven en busca de empleo se habían quedado adentro. Ambos permanecieron ahí, hasta que alrededor de una hora después llegaron las autoridades, dijo Jesús consternado por los hechos.

Hasta el lugar también llegó Lili, una repartidora de productos Barcel. Ella vió a Mary la tarde del jueves, minutos antes del atentado que sufrió el lugar.

Cuenta que surtió como de costumbre. Antes de irse, tuvo la oportunidad de conversar con Mary por última vez. “Era la persona más contenta ayer. Le dije que me gustaban mucho sus uñas porque sé las acaba de pintar color café”, dijo.

Minutos después cuando había llegado a la última tienda de su ruta, Lily recibió una llamaba de un familiar muy preocupado preguntándole en cuál sucursal estaba. Él le informó que el Oxxo de la calle Hiedra lo acababan de incendiar.

Fue hasta las 6 p.m. que Lili regresó a la escena del atentado, ya en su carro personal porque no solo estaba preocupada por Mary si no por otros vecinos y amigos que sabe que frecuentan el establecimiento.

El lugar estaba acordonado y rodeado de unidades policiacas y de emergencia. La familia de Mary ya estaba ahí hablando con las autoridades, recuerda la mujer que lamenta dolida la tragedia.

Incertidumbre entre las huellas del dolor

En otro sector de la ciudad, en la sucursal de Little Ceasar’s Sucursal Ejercito Nacional, otro de los blancos de los atentados contra negocios, empleados portando su uniforme realizaban este viernes labores de limpieza del local, para dejar el violento episodio atrás. En el exterior había contratistas tomando medidas de los cristales rotos por los impactos de balas que les encargaron remplazar.

La pizzería continuaba cerrada al público, a su alrededor colgaban aún las cintas en color amarillo colgadas para acordonar y asegurar el área a metros de distancia en la calle Ejercito Nacional.

Un empleado del local narró que él estuvo trabajando cuando sucedió el atentado. Él permanecía en la parte trasera del establecimiento y estima que después de las 19:30 horas fue cuando escuchó los balazos y vio a sus compañeras tirarse al suelo.

“Yo ni siquiera vi si era una o dos personas. Yo solamente oí los balazos y salí corriendo”, dijo el empleado quien junto con otros compañeros salieron del lugar para resguardarse.

El viernes por la mañana volvió a la sucursal para presentarse a su jornada laboral ya que de forma telefónica no había podido comunicarse con su supervisor para saber sí trabajaría ese día.

Su lugar de trabajo estaba cerrado, algunos de sus compañeros limpiaban los rastros de la violencia. El resto de los negocios de la plaza comercial vecinos de la pizzería operaban con normalidad, pero empleados de diferentes tiendas reportaron que habían abierto horas más tarde de lo acostumbrado por precaución por los hechos registrados la tarde del jueves, que dejó cuatro personas asesinadas en ese lugar.

Ahí murieron cuatro empleados del grupo radiofónico Mega Radio, de la estación Switch 105.9, que realizaban un control remoto, quienes fallecieron de manera inmediata. Las víctimas han sido identificadas como Alán González, locutor; Armando Guerrero, jefe de Mercadotecnia; Lino Flores, de Controles; y Alejandro Arriaga, escolta.

Interrumpen programación por duelo


Ante los hechos, toda la programación habitual de la empresa Mega Radio fue interrumpida desde la noche del jueves y solo se trasmite música, el personal recibió la instrucción de no presentarse a trabajar hasta el lunes. Están en duelo por el asesinato de sus compañeros.

La cabina desde donde transmitía Alán luce vacía.

Alán se distinguió por trasmitir siempre mensajes positivos y si de rock se trataba, él era el experto al que consultaban, recordó Mario Romero, director de Switch.

“Alán entró a Megaradio a mediados de los 90. Empezó precisamente en los controles remotos, instalando antenas y acomodando señales. Luego entró a cabinas en 860 Noticias, fue locutor en Romance 105.9, locutor de Magia Digital 107.5 y los últimos 4 años en Switch 105.9”, dijo Romero.

Al momento de ser baleado junto a sus compañeros en el exterior de la pizzería estaban repartiendo cortesías para el primer baile al aire libre que se iba a realizar este sábado 13 de agosto en el Coliseo de El Paso.

El baile ha quedado suspendido. El dolor y la indignación prevalece entre los trabajadores de Megaradio, quienes ya habían perdido a otros compañeros durante la pandemia del COVID-19 e intentaban retomar la normalidad en sus actividades laborales y de llevar alegría.

“Nos sentimos muy mal porque no estábamos haciendo nada malo, sino todo lo contrario. No estábamos trayendo caos, estábamos tratando de traer alegría, ese era otro de los objetivos después del COVID-19 cuando también perdimos compañeros aquí; la estación estaba volcada a celebrar la vida y todo volvía a la normalidad, por eso el baile y estábamos todos contentos porque todo estaba normal otra vez”, expresó Mario Romero sin poder evitar las lágrimas.

En conferencia de prensa el director de Noticias de Megaradio, José Loya, señaló que la empresa esta de luto y considera que el ataque a balazos contra sus colaboradores fue al azar, aunque también creen que los responsables trataron de atacar a un medio de comunicación para llamar la atención de las autoridades.

Se restableció la tranquilidad: Mesa de Seguridad


Mientras las víctimas de la violencia de este 11 de agosto en Ciudad Juárez son honradas por sus familiares y amigos, las autoridades llamaron a la población a retomar con precaución sus actividades.

Treinta horas después de la situación de violencia que se desató por distintos rumbos de la ciudad, tras un atentado a balazos en el interior del Cereso, donde dos reos fueron asesinados, la Mesa de Seguridad, integrada por autoridades de los tres niveles de gobierno, lanzaron un comunicado donde informaron que “se ha restablecido la tranquilidad en la ciudad”.

Por la mañana, Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública del Gobierno Federal, informó en la conferencia matutina del presidente Andrés López Obrador, que la agresión en el Cereso número 3 fue porque un grupo delictivo identificado como “Los Chapos” fue atacado por el grupo rival denominado “Los Mexicles”, lo que originó una riña que dejó como saldo dos internos muertos por proyectil de arma de fuego y 20 personas privadas de la libertad lesionadas, cuatro de ellas por proyectil de arma de fuego y el resto por golpes y contusiones.

Aseguró que después de restablecer el control en el centro penitenciario, “Los Mexicles” emprendieron acciones de disturbio y agresiones contra la población civil en Ciudad Juárez, dando como resultado nueve personas fallecidas que se suman a las dos que se suscitaron en el interior del Cereso.

Agregó que fueron detenidas seis personas del grupo delictivo “Mexicles” que participaron en los eventos criminales, acciones realizadas por la Policía Municipal con apoyo del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional.

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal reportaron que durante la madrugada de este viernes fueron detenidas seis personas en la colonia Infonavit Aeropuerto, cuando desde una vivienda dispararon contra agentes que efectuaban una revisión.

Los detenidos fueron identificados como Manuel Alfredo L. G. de 28 años, Jorge Adrián V. L. de 30 años, Ezequiel A. de 24 años, Víctor Hugo L. T. de 35 años, William L. P. de 28 años y José L. E. de 44 años, a quienes se les aseguraron 3 fusiles de asalto y varios cartuchos y cargadores.

La corporación dio a conocer que los detenidos arrojaron un granada de fragmentación en un centro de rehabilitación en la colonia Jardines del Aeropuerto, la cual no explotó.

También informó de la detención de Jorge Antonio C. B. de 33 años, Julio César S. R. de 42 años y Marcos C. C. de 40 años, por presuntamente haber intentado incendiar un camión con bombas molotov, en la colonia Riberas del Bravo, así como de un adolescente de 16 años acusado de ser vigilante para los grupo criminales.

Casi a mediodía, al terminar una reunión de la Mesa de Seguridad, el fiscal General del Estado, Roberto Fierro Duarte, se negó a identificar a los grupos que participaron en la riña al interior del penal y los generadores de violencia en la ciudad por cuestiones de la investigación y para no darles publicidad.

“Tenemos identificado al grupo delincuencial que planeó y orquestó estos lamentables hechos, por motivos de la propia indagatoria y no darles publicidad me voy a reservar el grupo”, dijo en conferencia de prensa realizada en las oficinas estatales.

Las autoridades dieron a conocer que mantienen los operativos de vigilancia, reforzados por unos 300 elementos militares que arribaron la tarde de este viernes a la cuidad e investigan los hechos; mientras los ciudadanos retoman su cotidianidad en medio de incertidumbre y temor por la violencia en las calles de la ciudad.

*Esta nota fue realizada por La Verdad, medio aliado de Elefante Blanco. Aquí puedes leer la original.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

“Estamos de frente a una maquinaria de muerte”: Reguillo

Rossana Reguillo ha dedicado gran parte de su labor académica a estudiar y analizar las marcas que la violencia ha dejado en la cultura. En su más reciente obra “Necromáquina: cuando morir no es suficiente” (NED/ITESO, 2021) explora la exacerbación de la violencia expresiva, aquella que considera tiene un fin utilitario, pero que su función fundamental es exhibir las huellas de su poder.
Leer más

Cables filtrados sobre Américo Villarreal no son de EU: Ken Salazar

En su visita a Oaxaca, el diplomático respondió tajante al cuestionamiento sobre la filtración de cables confidenciales de la Administración de Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos que señalan a Américo Villarreal y su hijo Humberto Francisco.
A %d blogueros les gusta esto: