“No hemos hecho nada ilegal”: Irarragorri, exdueño de la Jaiba Brava

Crédito: Tomada de video ESPN

Redacción EB

Alejandro Irarragorri, empresario que compró y vendió al equipo de futbol TM Futbol, defendió su operación y ser dueño de los equipos de futbol Santos Laguna y Atlas.

En entrevista con David Faitelson, el presidente de Grupo Orlegi respondió los cuestionamientos sobre su alta influencia en la Federación Mexicana de Futbol (FMF), que incluye el conflicto de interés sobre los hermanos Riestra, uno es secretario general de la organización futbolística y el otro presidente del Atlas.

Irarragorri habló sobre la eliminación del descenso y el ascenso, donde él impulsó una reestructuración que impactó directamente en la Jaiba Brava. Asimismo, ahondó en que los presupuestos de la Liga de Ascenso eran inalcanzables para los dueños.

A pesar de discutir sobre las decisiones en la Liga de Ascenso, Faitelson e Irarragorri no tocaron el tema de la venta del equipo de futbol Tampico-Madero. El empresario deportivo tampoco hizo un comentario sobre el reportaje Operación Jaiba Brava, el cual conoce y del que se ha defendido en reuniones con directivos de medios nacionales deportivos.

El 22 de abril de 2016, el presidente de Grupo Orlegi, Alejandro Irarragorri, informó que había adquirido el 50% del Tampico Madero Futbol Club. Dos días después, el candidato a la gubernatura de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, contó que él convenció al empresario deportivo de invertir.

Ambos hombres consiguieron sus objetivos: el político se convirtió en gobernador y el empresario se adueñó del cuadro deportivo. Este reportaje es la historia de la relación entre Irarragorri y Cabeza de Vaca, una asociación que emocionó a la afición futbolera mientras se financiaba con dinero público de Tamaulipas un negocio.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Morena y AVA no soltarán Reynosa

Peña Ortiz está dando la pelea, y desde las alturas de la Cuarta Transformación le mandaron el nítido mensaje de que lo acompañan en esta disputa porque a él lo consideran uno de los suyos.
A %d blogueros les gusta esto: