Los 5 puntos con los que AMLO busca apoyar el New Deal de Biden

Arturo Contreras / Pie de página

“¡Qué viva Estados Unidos, qué viva México, lindo y querido!”, dijo el presidente de México desde la Sala Oval, después de lanzar, en un soliloquio de casi media hora, una propuesta que él mismo calificó de atrevida (o bold, audaz en inglés, según tradujo su intérprete). Se trata de cinco puntos con los que el presidente de México parece buscar sacar provecho al plan de un trillón de dólares propuesto por Biden para salir de la recesión provocada por la pandemia y agravada por la guerra en Ucrania; un plan que algunos han comparado con el mítico NewDeal de Roosevelt que sacó a Estados Unidos de la Gran Depresión.

El presidente López Obrador llegó 10 minutos antes de la hora (las once de la mañana) a la Casa Blanca, a su segundo encuentro con el presidente de Estados Unidos en menos de ocho meses. Biden abrió el mensaje a medios con el típico señalamiento de respeto mutuo e igualdad, y con un par de cifras sobre migración (las 300,000 visas de trabajo agrícola emitidas en 2021 y los 2.4 mil millones de dólares de inversión para modernizar los puertos de entrada de su frontera sur), como si no esperara la propuesta que venía por parte de López Obrador.

Instalado en un sillón en el seno del poder de ese país, la Sala Oval, López Obrador en su tono histórico, ese que usa en actos conmemorativos para justificar el presente. “Durante el gobierno del presidente Franklin Delano Roosevelt se hizo patente una política que nosotros consideramos eficaz y fraterna. Eran otros tiempos, pero existían circunstancias parecidas a las actuales, y de esa política debemos de extraer buenas lecciones, porque la historia es la maestra de la vida”.

De inmediato, ante la referencia Biden señaló un cuadro a sus espaldas, un retrato del citado presidente. López Obrador saltó de la Gran Depresión al programa Bracero que de 1943 a 1946 llevó a más de 130 mil trabajadores mexicanos a suplir la fuerza laboral ausente por la intervención de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. “Algo parecido a este programa es lo que proponemos ahora”, dijo. “Debemos reconocer que desde hace tiempo no estamos produciendo lo suficiente. En las últimas tres décadas se aceptó de manera cómoda que China sería la fábrica del mundo”, dijo, como queriendo avivar en la memoria el panorama de crisis mundial.

“La realidad actual nos hace ver que es indispensable producir lo que consumimos en nuestros países y en nuestras regiones. Sin llegar al extremo de cerrar nuestras economías, debemos pensar que el desarrollo de las naciones depende, en lo fundamental, de su capacidad productiva”, dijo antes de presentar su plan.

Las comparaciones históricas aluden a la propuesta del plan billonario (o trillonario, en inglés) que propuso Biden para la creación de infraestructura como transporte, banda ancha de internet y servicios urbanos, mismo al que López Obrador apunta apoyar con su propuesta.

Estos son los cinco puntos de la propuesta:

*México duplicará el suministro de gasolina que manda a Estados Unidos para ayudar a que bajen los combustibles en ese país. Una propuesta en consonancia del plan de Biden para disminuir el precio de la gasolina

*México pondrá a disposición de EstadosUnidos más de mil kilómetros de gasoductos en territorio mexicano para transportar gas de Texas a estados como Nuevo México, Arizona y California, lo que ayudaría a generar 750 megawatts de energía, lo suficiente para abastecer a 3,000,000 personas.

En este mapa de Cartocrítica se puede ver la infraestructura que se podría usar para dichos planes.


*Suspender aranceles y medidas reglamentarias y trámites en comercio de alimentos y otros bienes, para aminorar los precios a los consumidores en ambos países.

*Iniciar un plan de inversión privada y pública entre los dos países para producir bienes energéticos que fortalezcan ambos mercados. México producirá petróleo en tanto se consuma la transición energética y promoverá la creación de parques de energía solar en Sonora y otros estados del norte del país, junto con líneas de tendido que permitan exportar esa energía a EEUU. También se incluye un plan para la licuefacción de gas y la producción de fertilizantes.

*Ordenar el flujo migratorio y permitir la llegada a Estados Unidos de obreros, técnicos y profesionales tanto mexicanos como centroamericanos con visas temporales para que no se paralice la economía por falta de fuerza de trabajo.

Mientras López Obrador hablaba, la cara de Biden pasaba de la incredulidad a la sorpresa ante las propuestas que escuchaban y que, le advirtió el presidente mexicano, harían que los conservadores de Estados Unidos “pegaran el grito en el cielo”.

Biden descarta crisis

Al terminar su mensaje, Biden defendió la imagen de su gobierno y descartó que su economía siguiera en una crisis como la de 1929. “Desde que asumí como presidente hemos creado más fuentes de trabajo de lo que ha creado cualquier otro gobierno, los sueldos aumentaron cinco por ciento”, dijo.

Y después rechazó la idea de que China sea la fábrica del mundo, como señaló López Obrador: “Nosotros producimos más productos agrícolas que nadie en el mundo. No quiero sugerir que no haya problemas, porque los hay”, dijo, como si fuera a rechazar la propuesta mexicana, y después añadió: “En realidad, estoy muy ansioso de ver cómo podemos abordar esos cinco puntos que usted mencionó y cómo podemos trabajar de forma más combinada para su solución”.

Acuerdos

Después de la reunión de ambos presidentes, los gobiernos de México y Estados Unidos emitieron un comunicado conjunto.

Acelerar la facilitación del comercio bilateral y reducir los costos comerciales para combatir la inflación económica.

México comprará hasta 20,000 toneladas de leche en polvo de Estados Unidos para apoyar a las familias mexicanas en comunidades rurales y urbanas y hasta un millón de toneladas de fertilizante (sulfato de amonio) de Estados Unidos para distribuir a pequeños productores de subsistencia de maíz, y frijol. Además continuará comprando alimentación animal para apoyar a pequeños productores.

Mantener fuertes políticas de control fronterizo y garantizar la protección de los derechos humanos. Acelerar y ampliar los programas para la cooperación internacional centrados en las comunidades más marginadas.
Lanzar un grupo de trabajo binacional sobre vías de migración laboral y protección de los trabajadores.

Promover mayores protecciones laborales como parte de una estrategia de movilidad para trabajadores migrantes que buscan acceder a vías regulares de migración.

Convocar un grupo de trabajo para fortalecer la respuesta transfronteriza a la migración infantil.

Completar un plan de modernización de la infraestructura a lo largo de la frontera México-Estados Unidos. La Ley Bipartidista de Infraestructura del presidente Biden incluye 3.4 mil millones de dólares para llevar a cabo 26 proyectos de construcción y modernización de puertos de entrada terrestres en la frontera norte y sur. A su vez, México invertirá mil 500 millones de dólares entre 2022 y 2024.

Buscar la creación de corredores comerciales más seguros y eficientes y fomentar un entorno que promueva la inversión. También, desarrollar soluciones climáticas y el desarrollo del sur de México, «con su vasto potencial humano e importantes oportunidades para el comercio, la conservación y la energía limpia».

Abordar las emisiones de metano, del gas y petróleo y otros sectores, acelerar la transición a vehículos de cero emisiones.

México y Pemex, en colaboración con los Estados Unidos, desarrollarán un plan para eliminar las quemas y fugas en operaciones de gas y petróleo en mar y tierra.

Trabajar juntos en el tema de seguridad y establecer un grupo de trabajo operativo entre Estados Unidos y México para interrumpir el flujo de fentanilo hacia nuestros países.

Esa misma mañana el presidente López Obrador desayunó con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. Mientras que por la tarde visitó los monumentos del muy sonado presidente Franklin D. Roosevelt y del “titán de las libertades”, Martin Luther King, como el mismo presidente lo ha llegado a llamar.

El jueves López Obrador tendrá un desayuno con empresarios de ambos países, entre ellos Carlos Slim, el presidente vitalicio de grupo Carso, la empresa que controla el gasoducto Samalayuca-Sásabe, central en los planes para transportar gas que propuso Obrador a Biden.

*Esta nota fue realizada por Pie de página, medio aliado de Elefante Blanco. Aquí puedes leer la original.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

‘El Truco’ de Cabeza de Vaca: entregar la gubernatura a la 4T

El voto de Cabeza de Vaca parece haber llegado pronto: en una gira de trabajo, en una jornada asistencial realizada ayer en Villa de Casas, justo donde cruza el Trópico de Cáncer, prácticamente 'destapó' a César Verástegui Ostos como 'el gallo' blanquiazul para la contienda por la gubernatura tamaulipeca del próximo año
Leer más

54 migrantes muertos en el más grave accidente registrado en Chiapas

El tráiler con 159 personas migrantes provenientes principalmente de Guatemala volcó en una curva; 54 personas murieron y 105 sobrevivieron, aunque tienen diversas heridas, algunas de gravedad. La política migratoria militarizada por parte del gobierno mexicano obliga a las personas migrantes a tomar rutas peligrosas, denuncian organizaciones.
A %d blogueros les gusta esto: