La transición: ya existe acercamiento

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Justo un día después de que el gobernador electo de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, sostuviera una reunión en la Ciudad de México, con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, la Fiscalía General de Justicia del Estado, a cargo del controvertido Irving Barrios, reconoció que no existe una carpeta de investigación en contra de los hijos del doctor, los hermanos Américo y Francisco Villarreal Santiago.

Este anuncio no es una casualidad, se trata de una nueva señal que envía el gobierno estatal saliente de que ya existe un acercamiento entre la administración panista de Francisco García Cabeza de Vaca y el equipo morenista entrante de Américo Villarreal.

Apenas el lunes pasado, en una entrevista que concedió en vivo al noticiero matutino de Tele Fórmula conducido por el periodista Ciro Gómez Leyva, el gobernador Cabeza de Vaca aceptó que ve una transición conforme lo establece la ley.

Por tanto, la transición administrativa gubernamental iniciará en tiempo y forma, es decir, a partir del primero de septiembre de este año, siempre y cuando los tribunales electorales resuelvan antes la impugnación interpuesta por la alianza integrada por el PAN, PRI y PRD en contra de la victoria de la coalición conformada por Morena, PT y Partido Verde.

Ese mismo día, el lunes, pero por la tarde, Américo Villarreal dialogó con Adán Augusto López Hernández sobre ‘la gobernabilidad’ de Tamaulipas. 

Aunque ninguna de las dos partes, ni el gobierno estatal panista saliente, ni el equipo morenista del doctor, han confirmado que exista un acercamiento, la realidad es que durante la entrevista que concedió el gobernador Cabeza de Vaca a Ciro Gómez Leyva abrió una rendija, pequeña pero suficiente para que sea tomada por la Secretaría de Gobernación, dependencia que debe operar como intermediaria y negociadora para que la temperatura política tamaulipeca baje un buen número de grados.

A esa rendija abierta por el gobernador saliente se debe añadir un guiño más en la ruta de la esperada transición gubernamental: el reporte del controvertido Fiscal General de Justicia del Estado, Irving Barrios, de que no existen carpetas de investigación en contra de los hijos del gobernador electo Américo Villarreal Anaya.

Es lógico que el mandatario estatal electo haya pedido, para iniciar conversaciones, que sus hijos quedaran limpios de las cínicas infamias y descaradas mentiras usadas por sus contrincantes como parte de la guerra sucia de la pasada campaña electoral.

Esa solicitud ya fue resuelta por el aparato estatal que todavía tiene las riendas de la entidad. Es muy posible que, a través de la Secretaría de Gobernación, se hayan planteado otras peticiones, entre ellas, recuperar el control del Grupo de Operaciones Especiales (Gopes) y de la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica (UIFE).

Seguramente, otro planteamiento fue que la Fiscalía General de Justicia del Estado deje de acosar y perseguir con órdenes de aprehensión a algunos de los alcaldes morenistas tamaulipecos, en especial, al joven presidente municipal de Reynosa, Carlos Peña Ortiz.

Si el acercamiento, siempre bajo el orientador tutelaje de Adán Augusto López Hernández, entre los azules que se van y los guindas que llegan es fructífero veremos que cada uno de esos polémicos y candentes temas se irán ‘despresurizando’ hasta llegar a una situación de relativa ‘normalidad’ que permita lo que hasta el pasado fin de semana parecía imposible: que el panista Francisco García Cabeza de Vaca y el morenista Américo Villarreal Anaya estrechen sus manos y se sienten en la misma mesa para dialogar sobre la institucional transición del gobierno estatal.

Para que eso se concrete también es necesario que Santiago Nieto Castillo, asesor del equipo de transición del doctor Américo Villarreal, reduzca al mínimo su protagonismo y, sobre todo, deje de dar entrevistas donde golpea con dureza y rudeza al gobierno cabecista y, de paso, en un intento por ajustar cuentas muy personales, embiste contra Roberto Gil Zuarth, principal asesor del gobernador saliente.

Si bien esto no será bien visto por el equipo morenista, deberán hacerlo, como amerita e indica toda negociación política de altura para alcanzar la meta final: en ciertos puntos, se debe ceder.

Más allá de los dimes y diretes que arroja el estruendo de toda campaña electoral, es la hora en que Francisco Javier García Cabeza de Vaca y Américo Villarreal se sienten a platicar y lleguen a acuerdos por un bien superior: el presente y el futuro de Tamaulipas.

Américo se reúne con Mario Delgado y Clara Luz Flores

Quien sigue en la Ciudad de México sosteniendo reuniones de primer nivel es el gobernador electo de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya.

Acompañado de su hijo, Américo Villarreal Santiago, el doctor platicó con Mario Delgado, presidente nacional de Morena.

El partido guinda prepara la renovación de su dirigencia en tierras tamaulipecas y ese fue uno de los temas que abordaron durante el encuentro.

El Movimiento de Regeneración Nacional renovará las 12 posiciones del comité estatal en el Congreso que se llevará a cabo en Ciudad Victoria el sábado 6 de agosto. Una semana antes, el 30 de julio, se realizarán las asambleas en los 9 distritos electorales para votar por los nuevos congresistas estatales.

Hasta el momento, Morena no ha operado como un partido político en Tamaulipas. Lo que ha existido es una marca, con la imagen del presidente Andrés Manuel López Obrador a la cabeza, que es capaz de movilizar a miles de personas en las temporadas electorales.

Ya es hora de que Morena cuente con una representación digna, tal como lo exige una organización partidaria, en tierras tamaulipecas.

Américo Villarreal también se reunió con Clara Luz Flores, titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Este organismo aportará asesoría y recursos para que Tamaulipas cuente con un sistema de seguridad pública confiable con Américo como gobernador.

Un litigio laboral que afecta a los trabajadores más pobres

El problema laboral entre el Ayuntamiento de Victoria y el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento tiene varias perspectivas y aristas.

Cierto, para comenzar, son muchísimos los trabajadores sindicalizados. Un total de mil 400. Es una nómina muy alta, propia de una ciudad cuya economía gira en torno a los entes gubernamentales. Además, los días de aguinaldo parecen un exceso: el equivalente a tres meses, los que se pagan en dos partes, una en julio y otra en diciembre.

Sin embargo, la medida aplicada por el Cabildo de Victoria que preside Lalo Gattás de reducir a rajatabla el aguinaldo a los sindicalizados afecta, sobre todo, a los trabajadores más pobres, a los que ganan entre 4 mil 800 y 6 mil pesos, que es el 70 por ciento de la base laboral y cuyo trabajo tiene que ver con la recolección de la basura, la limpieza de parques y jardines o que laboran como bomberos (gente que expone la vida).

Tras denunciar presiones y hostigamientos, el sindicato que encabeza Laura Infante Quintanilla ya interpuso una demanda en contra de la medida avalada por el Cabildo y que desconoce el contrato colectivo de trabajo.

Si bien existen varios asuntos políticos que envuelven y enrarecen esta problemática, los litigantes expertos en asuntos laborales afirman que la organización sindical tiene todo para ganar el pleito jurídico. Veremos qué sucede.

Ricardo Monreal en Tamaulipas

Tal como se anunció ayer en esta columna, Ricardo Monreal estará mañana jueves a las 10 horas en Ciudad Madero, en el salón de un hotel ubicado en la Playa de Miramar, para presentar su libro ‘Las Grandes Reformas para el Cambio de Régimen’.

Del sólido sur tamaulipeco el senador (todavía) morenista viajará rumbo a Ciudad Victoria para hacer lo mismo por la tarde, a partir de las 15 horas, en el Hotel Everest: exponer las reformas que fueron aprobadas en la Cámara Alta durante los tres primeros años de la Cuarta Transformación.

En su visita y recorrido por el Nuevo Santander, lo acompañará el senador Faustino López Vargas.

Y para cerrar

‘El Martes del Jaguar’, el programa conducido por la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, reveló anoche un nuevo audio de Alejandro Moreno, ‘Alito’.

Y… ‘¡¡¡zas!!!’: el audio involucra a un ‘grillo’ tamaulipeco. Se llama Homero y es notario público. ¿Será Homero Díaz? Es muy posible que sea el exsecretario general de gobierno durante el sexenio de Tomás Yarrington.

Con su acostumbrado lenguaje vulgar y grotesco, ‘Alito’ asegura que se quedará en la presidencia del PRI hasta el 2024 y que él va a imponer las listas de los candidatos a senadores y diputados federales plurinominales. ¿Qué tal?

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

El testamento político de AMLO

El propio López Obrador ha puesto en la agenda pública un tema incómodo, polémico y, para algunos, de mal gusto: ¿qué pasaría ante la falta absoluta del presidente?
Leer más

Oseguera va por la gubernatura

La rendición de su tercer informe de gobierno como presidente municipal de Ciudad Madero será un antes y un después en la trayectoria política de Adrián Oseguera Kernion: ese día, el viernes 3 de septiembre, arrancará de facto su proyecto por alcanzar la candidatura de Morena a la gubernatura de Tamaulipas.
Leer más

Morena y AVA no soltarán Reynosa

Peña Ortiz está dando la pelea, y desde las alturas de la Cuarta Transformación le mandaron el nítido mensaje de que lo acompañan en esta disputa porque a él lo consideran uno de los suyos.
Leer más

¿Y el litio, apá?

La euforia por la votación en la SCJN sobre la industria eléctrica en el país esconde el proceso legislativo para mantener abierta a las empresas internacionales la explotación del litio mexicano.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: