Tamaulipas y el viraje a la izquierda

Catalejos

Opinión por Miguel Domínguez Flores

El triunfo de Américo Villarreal en Tamaulipas y el avance de Morena en todo el territorio nacional forma parte de una  tendencia nítida que recorre Latinoamérica (porque nuestros países son más parecidos de lo que piensan quienes prefieren mirar siempre hacia el norte): el viraje hacia la izquierda en las competencias electorales.

Después, claro, podrá evaluarse la eficacia de los gobernantes que recientemente han ganado en las urnas, pero es evidente que atender el añejo reclamo de justicia social, por lo menos en el discurso, ha sido clave para que los candidatos progresistas consigan triunfos históricos.

El “primero los pobres” de López Obrador; el gobierno de “los nadie” que ofrecieron Petro y Francia Márquez en Colombia; el presidente “con los pies en la calle” que promete ser Gabriel Boric en Chile.
Son todas apuestas que se contraponen al establishment político dominado en las últimas décadas por el poder del mercado y el mantra de la derecha de mantener el “orden” a costa de lo que sea.

No es casualidad la obsesión del presidente por contrastar su gobierno con el de Felipe Calderón, autor de la llamada guerra contra el narcotráfico. (Durante las campañas por la gubernatura, la palabra “humanismo” fue una de las que más se repitió en los discursos del ahora gobernador electo).

Así también se explica que por primera vez los colombianos hayan llevado al poder a un presidente de izquierda, y derribado con ello el mito de Álvaro Uribe, tan emparentado con el calderonismo por su enfermiza predilección por las soluciones violentas.

Esta corriente política regional con sus obvios matices -el sui generis peronismo argentino, por ejemplo, se parece más al obradorismo que a la joven izquierda que parece despuntar en Chile- tiene mucho que ver con nosotros y con los tiempos que estamos por vivir.

El 2024 está a la vuelta de la esquina como lo demuestra el madruguete que ha lanzado Morena para que Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard o Adán Augusto López se adelanten en la carrera presidencial.
En Tamaulipas, además, se renovará el Congreso del Estado, las 43 alcaldías y las curules federales, con la lucha por el Senado como la más importante porque de ahí han salido los últimos dos ganadores de la gubernatura.

Morena y sus aliados no deberían equivocarse al elegir si quieren mantener la tendencia ganadora. Y la alianza, si quiere tener la oportunidad de competir aquí y en la elección presidencial, haría bien en observar lo que ocurre en el ecosistema electoral global. Porque recurrir a los candidatos de siempre, con los discursos de siempre, los llevará a la derrota segura.

El futuro de la impugnación

El representante Morena ante el Ietam, Jesús Govea Orozco, planteó una lista de razones por las que la impugnación de Acción Nacional no prosperaría ante el Tribunal Electoral.

La más importante, advierte el abogado, es que la petición de nulidad de la elección se presentó de manera extemporánea porque no se detalló en los recursos de inconformidad contra los cómputos distritales, sino en los estatales.

Los argumentos de Govea Orozco coinciden con la seguridad que se vive al interior del equipo de Américo Villarreal, donde saben que tienen que plantar cara para la defensa legal del resultado, pero insisten en que no hay ninguna posibilidad legal de que les quiten el triunfo.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Priistas ya operar en los 2 bandos

Los expriistas y diputados federales por el PAN y Morena, Óscar Almaraz y Erasmo González, respectivamente, encabezan grupos de operación de los virtuales candidatos a la gubernatura.
Leer más

‘La Borrega’ y la 4T hacen historia

Al rendir su tercer informe de labores, Mario López, alcalde de Matamoros, pidió un aplauso para el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, por el histórico apoyo, sin precedente, otorgado al municipio fronterizo.
A %d blogueros les gusta esto: