Américo convoca a la “transformación definitiva” y pide a Cabeza una transición rigurosa

Anuncios

Redacción EB

Américo Villarreal Anaya fue declarado gobernador electo de Tamaulipas, con la votación más alta para un candidato en la historia de las elecciones estatales.

El consejo general del Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) entregó la constancia de mayoría al terminar el cómputo estatal que confirmó la validación de más de 30,000 sufragios que habían sido contados mal.

El abanderado de la candidatura común de los partidos Movimiento de Regeneración Nacional, del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM) obtuvo 88,583 votos más que César “Truco” Verástegui Ostos, de la coalición “Va por Tamaulipas”:

731,383 – candidatura común “Juntos hacemos historia”

642,800 – coalición “Va por Tamaulipas”

46,182 – Movimiento Ciudadano

630 – candidatos no registrados

33,785 – votos nulos

1,420,995 – votos válidos

“Que se rindan cuentas claras”

En su primer mensaje como gobernador electo, Américo Villarreal advirtió que quiere un proceso de entrega-recepción ordenado con colaboración y responsabilidad por parte de la administración de Francisco García Cabeza de Vaca.

Debe dar paso a una transición ordenada, rigurosa, eficiente, como lo establece la Ley para la entrega-recepción. Esperamos entendimiento, colaboración y responsabilidad en todo el proceso; que se rindan cuentas claras sobre los recursos y bienes que el pueblo confió a cada dependencia del Ejecutivo para realizar su gestión.

Américo Villarreal Anaya

Frente al consejo del Ietam, adelantó que su equipo de trabajo transparentará, mediante informes públicos, el avance del procedimiento administrativo que debe comenzar en 2 semanas aproximadamente.

“Este proceso será parte sustantiva de la recuperación de las instituciones de gobierno de Tamaulipas para ponerlas verdaderamente al servicio de las y los tamaulipecos”, enfatizó el político morenista acompañado por alcaldes, legisladores y militantes de Morena.

Al acto llegaron algunos de los personajes que acusaron una persecución en su contra, como las alcaldesas de Nuevo Laredo y Díaz Ordaz, Carmen Lilia Canturosas Villarreal y Nataly García Díaz; la coordinadora de la defensa del voto, Olga Sosa Ruiz. El alcalde con licencia de Reynosa, Carlos Peña Ortiz, no acudió pero en su representación asistió su madre, la expresidenta Maki Ortiz Domínguez.

“Convoco a la unidad, a la participación, a la conciliación, a que podamos convertir esta victoria en las urnas en la victoria de la transformación definitiva que traiga prosperidad, justicia a este gran estado que tanto queremos”, pronunció junto a su esposa, María Santiago y su hija.

Deja un comentario Cancelar respuesta

Related Posts
Leer más

La promesa de seguridad caería en el vacío narrativo: ni civil ni militar

Desde Zedillo a la fecha hemos insistido en la necesidad de una política de Estado civil, profesional, especializada y sujeta a rendición de cuentas en seguridad ciudadana. Y cada gobierno federal ha tratado de convencer diciendo que en efecto esa política existe, solo para después terminar el sexenio con más debilidad institucional frente a la inseguridad, la delincuencia y las violencias.
Salir de la versión móvil