¿Vale la pena la impugnación?

Catalejos

Opinión por Miguel Domínguez Flores

El cómputo oficial de los 22 distritos electorales de Tamaulipas sirvió para confirmar que la victoria de Américo Villarreal Anaya en las urnas ya es irreversible.

Con el incremento de la diferencia entre primero y segundo lugar de la elección -al menos 87,000 votos ahora- la lucha jurídica que pretende iniciar la coalición “Va por Tamaulipas” luce más cuesta arriba que nunca.

Tanto, que al interior de las fuerzas políticas que la integran, se estarán preguntando si vale la pena emprender esa cruzada o ya es tiempo de relamerse las heridas para empezar a planear el 2024 que, a estas alturas, todavía parece una guerra imposible de ganar.

Es verdad que el panismo está casi obligado por el manual político a impugnar la elección, pero en el fondo sus experimentados estrategas saben bien que ese camino no los llevará a ningún lado. Tan sencillo como que no hay en la historia moderna de la democracia mexicana, antecedente alguno de un resultado de esta magnitud que se haya revertido.

Cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ha tomado una decisión de ese nivel, 2 veces en Colima y una en Tabasco, ha sido porque se demostraron intromisiones graves del Poder Ejecutivo estatal en la campaña y se han obtenido resultados tan cerrados como los 8,000 votos que separaban al priísta Manuel Andrade del perredista Raúl Ojeda Zubieta aquél caliente año 2000 en Tabasco.

Es decir, el escenario de la anulación que han planteado representantes de la alianza en diferentes medios de comunicación no tiene viabilidad alguna. Pero tampoco el de la recuperación de votos a través de anular ciertas casillas, como las de los ya famosos cinco municipios y los mitológicos “52,000 votos” que quiere pelear el “Cachorro” Cantú, dirigente estatal de Acción Nacional.

Otro punto a tomar en cuenta es que si en los cómputos creció la diferencia en favor de Américo Villarreal se debió a que en aquellos paquetes que fueron recontados, se detectaron muchos votos nulos que tenían que haber sido acreditados al candidato de la alianza Juntos hacemos historia.

En el distrito 06 de Reynosa, por ejemplo, se habían anulado 1,824 votos que al ser revisados terminaron siendo válidos. Pero además en los dos distritos de Victoria aparecieron 3,492 sufragios a favor de Morena-PT-PVEM que no estaban incluidos en el cómputo preliminar.

La minuciosa revisión de los paquetes electorales, y la defensa del voto de todos los representantes de partido -también los de “Va por Tamaulipas” lograron recuperar más de 13,000 sufragios- permitieron que se confirmara esta elección como la más participativa de la historia.

Nunca las urnas habían recibido tantos votos de los tamaulipecos en una elección por la gubernatura. Y sobre todo, nunca un candidato había recibido tantos votos como Américo Villarreal (730,000). Contra ese despliegue democrático sin precedentes tendría que pelear la alianza en los tribunales.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

La fotografía de Lety, Maki y Carlos

Los tres intentaron por todos los medios alcanzar la candidatura que desde mucho tiempo antes -quizás desde su triunfo para llegar al Senado- estaba apartada para quien después venció a Baltazar Hinojosa en las urnas.
Leer más

Tenían razón: la alianza no sirvió

Ahora, muchos de los priístas -prianistas y primores- se estarán cuestionando qué habría pasado si hubieran postulado un candidato propio como lo exigía un amplio sector de la militancia. Nadie lo sabe, pero la realidad es muy cruel.
Leer más

‘Los Ocean Eleven’ en Tampico

De esta forma, 'Los Ocean Eleven' del panismo se darán hoy su vuelta por Tampico para apoyar a 'El Truco' en su objetivo de ser el próximo gobernador de Tamaulipas.
Leer más

La 4T da un paso al frente

En todo caso, valdría la pena observar cómo van a asumir esta nueva realidad los representantes de la 4T en Tamaulipas. ¿Darán un paso al frente en la misma dirección del discurso presidencial?
A %d blogueros les gusta esto: