Desde América Latina, 3 autoras para celebrar el Día Internacional del Libro

Crédito: UdeG / Páginas de Espuma / INBAL

Elidet Soto / Animal Político

La literatura escrita por mujeres está presente. Una generación de escritoras ha decidido no dar un paso atrás y alzar la voz por aquellas que, durante años, no fueron valoradas ni estudiadas a profundidad debido a que el canon literario se centraba en los hombres.

Voces que navegan entre el horror, la violencia, lo insólito y la fantasía están pisando fuerte en el mundo de las letras. Acá te dejamos a tres escritoras que buscan transformar la realidad y dar voz a las personas vulnerables, y a quienes puedes conocer para celebrar este Día Internacional del Libro.

Lola Ancira, la nueva pluma del horror surrealista 

La cuentista queretana Lola Ancira, quien ha centrado su obra en lo fantástico y el horror, es una revelación de los últimos años. Sus letras están empapadas de referencias a sus escritores favoritos, como Jorge Luis Borges, Horacio Quiroga y el maestro del cuento de terror, Edgar Allan Poe, pero también se nutren de cuentistas latinoamericanas como Mariana Enríquez, Samantha Schweblin y Mónica Ojeda.

Su primer libro de cuentos, titulado Tusitala de óbitos (reedición de Fondo Blanco), muestra un mundo onírico en el que el miedo y el horror no siempre son sobrenaturales, sino que emanan del interior. Ancira mezcla pedazos de realidad con lo fantástico, lo que da como resultado piezas como Los infortunios de Vigilius Haufniensis, un texto con toque de gore, Atavismo ficcional, narración que hace al lector entrar en una espiral de locura.

Su segundo libro de cuentos, El vals de los monstruos (Fondo Blanco), es una fotografía del terror provocado por la especie humana: desaparecidos, niños muertos y animales en desgracia son algunos de los hilos conductores que Ancira utiliza para llevar al mundo de lo macabro.

Con Tristes sombras (Paraíso Perdido), su más reciente libro, la joven escritora da una vuelta de tuerca a su propia pluma, se acerca a la crónica y explora la locura y la mente criminal, donde los escenarios son Lecumberri y La Castañeda. 

Pero la pluma de Ancira no se queda ahí. Oficio de difuntos y Territorio de brujas son un homenaje a la fuerza femenina y cómo debe interactuar en un mundo dominado por hombres.

María Fernanda Ampuero, la feroz activista 

La escritora ecuatoriana centra sus relatos en la violencia, aquella que emana del núcleo familiar y detona una espiral de la que nadie sale librado, especialmente las mujeres. Sus relatos están inspirados en la violencia de género que día con día azota a Latinoamérica.

Ampuero se define como feminista y activista. Escribe con una brutalidad que define como necesaria. Sus cuentos están centrados en el dolor que sufrió durante su infancia, producto de vivir con un padre machista que trataba mal a su madre; sin embargo, afirma que ese entorno la hizo más fuerte e independiente.

La escritora comenzó su carrera como periodista. De hecho, su primer libro publicado fue Lo que aprendí en la peluquería, un compilado de artículos y crónicas que escribió para la revista Fucsia. Ampuero dedicó sus textos periodísticos al fenómeno migratorio, por lo que su siguiente publicación fue Permiso de residencia, publicada en 2013 por la editorial La Caracola, una serie de crónicas sobre la migración en España.

Fue hasta 2018 cuando Ampuero decidió cruzar la frontera periodística y se lanzó al ruedo con su primer libro de cuentos, titulado Pelea de gallos, de la editorial Páginas de Espuma. En él, plantea escenarios llenos de violencia explícita donde la violencia sexual familiar es protagonista.

Con Sacrificios humanos, publicado en 2021, también en Páginas de Espuma, refrenda su voz de activista y defensora de los más débiles. En estos relatos, las víctimas son niñas, niños, ancianas y todo a quien la sociedad considere “sacrificable”.

Ampuero utiliza su experiencia como periodista que ha cubierto el fenómeno migratorio y la fusiona con la ficción, para que el mensaje que quiere dar sea claro: un grito que intenta despertar al indiferente.

Iliana Vargas, la narradora de lo insólito 

La cuentista Iliana Vargas, originaria de la Ciudad de México, se ha convertido en un referente a la hora de hablar de la nueva narrativa de ciencia ficción. Sus cuentos se caracterizan por el humor negro y la audacia con la que mezcla la ciencia ficción con personajes fantásticos como brujas o vampiros.

Su primer libro de cuentos fue Joni Munn y otras alteraciones del psicosoma; posteriormente publicó Magnetofónica, un complicado de 25 cuentos centrados en realidades paralelas con personajes que parecen cotidianos, pero que se mueven en planos distintos o tienen características que los hacen fantásticos. En este libro, Vargas creó su propio universo y se rebeló a las reglas del género.

En Yo no voy a salvarte, de Eolas Ediciones, su más reciente obra, se decanta por dividirla en tres partes: cuerpos del éter, cuerpos en tierra y transfigurados, donde desde lo fantástico y la ciencia ficción aborda relatos donde sus personajes, en su mayoría femeninos, se enfrentan a situaciones que los llevan al límite, sea físicamente o emocionalmente.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

La despenalización del aborto en Hidalgo, un primer paso

Con 16 votos a favor el Congreso de Hidalgo aprobó la despenalización del aborto de manera sorpresiva. Pero es apenas un primer paso para lograr que se respete el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, las colectivas se preparan para lo que sigue: una ardua tarea de concientización e información.
Leer más

El hombre que capturaba tragedias

Un legendario fotógrafo de la crónica roja eligió este oficio por azar: su padre le había regalado una cámara de fotos cuando era niño y vecino de una comisaría en Ciudad de México. Desde entonces la vida de Enrique Metinides sucedió como si viviera en una ambulancia. ¿Qué recuerdos sobreviven en la mente de un hombre que durante medio siglo retrató los rastros de homicidios y accidentes? Este martes falleció Enrique Metinides. Retomamos este perfil del fotógrafo, publicado originalmente en 2006 en la revista Etiqueta Negra.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: