El voto rural

Crédito: César Verástegui Facebook

Catalejos

Opinión por Miguel Domínguez Flores

Tras recorrer los principales centros urbanos de Tamaulipas, los candidatos a la gubernatura empezaron a visitar esta semana los municipios pequeños en busca del voto rural.

Es un porcentaje importante de la lista nominal que no debería desdeñarse, y que a éstas alturas aún es difícil de medir en las encuestas por la dificultad de aplicarlas en territorio.

Son cerca de 600,000 votos de los municipios rurales que bien podrían inclinar la balanza; algo así como el 22% de los 2,700,000 de tamaulipecos que podrán salir a votar el 5 de junio.

Hay cinco distritos electorales donde se concentra buena parte de los municipios pequeños en términos de presupuesto y de población, y que tienen un marcado carácter rural.

En el Distrito 13 por ejemplo, hay 114,000 posibles votantes divididos en los municipios de Abasolo, Burgos, Cruillas, Güémez, Hidalgo, Jiménez, Mainero, Villagrán, Méndez, Padilla y San Fernando.

Este es el sector de mayor influencia de la columna Pedro J. Méndez, que ya han adelantado su apoyo para la candidatura de Américo Villarreal Anaya.

Aunque con marcadas diferencias, el Distrito 16 también tiene características similares. Ahí habrá 123,000 votos en disputa.

Los municipios que lo integran son Xicoténcatl, Antiguo Morelos, Bustamante, Casas, Gómez Farías, Jaumave, Llera, Miquihuana, Nuevo Morelos, Ocampo, Palmillas, Soto La Marina y Tula. Es una región que históricamente ha estado bajo el control político del “Truko” Verástegui.

Cerca está el Distrito 17 que agrupa a González y El Mante con 117,000 votos, y más al sur el 18 en el que se encuentra Aldama y la zona rural de Altamira con un total de 125,000 posibles votos.

En el otro extremo del estado, la Frontera Chica en el Distrito 3, otorga hasta 53,000 votos de los municipios de Camargo, Guerrero, Díaz Ordaz, Mier y Miguel Alemán.

¿Hacia dónde se inclinará la votación de estos municipios? Algunos de ellos colindan con grandes ciudades, pero conservan su identidad, padecen sus propios problemas, y tienen sus anhelos muy particulares.

La respuesta es muy difícil, pero es evidente que los equipos de ambas alianzas están muy conscientes de la importancia de hacerse fuertes en esas regiones.

Además de la presencia de los candidatos en una primera ronda de visitas, desplegaron cada uno su estrategia: “Truko” apostando a la identificación personal con la gente del campo, y Américo respaldado en la marca Morena y su innegable penetración entre las clases populares.

Sobra decir que la parte más jugosa del pastel para la elección está en las ciudades más habitadas del estado, con Reynosa y Matamoros como las rebanadas más preciadas. Pero nadie debería desentenderse de la batalla que se librará en los ejidos y las rancherías tamaulipecas.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Día de ‘destapes’ en Morena

¿Quién será el candidato de Morena y sus aliados, PT y Partido Verde, a la gubernatura de Tamaulipas? El favorito, siempre lo ha sostenido esta columna, es el senador Américo Villarreal Anaya.
Leer más

Partidos en crisis

Las elecciones de 2022 terminarán demostrando la podredumbre de los partidos políticos. Exhibirán de cuerpo entero un sistema político caduco, en el que el único incentivo de la organización y acción políticas es el dinero.
Leer más

El “JR” se queda sin “padrino”

A punto de ser destituido del cargo ante la proximidad del proceso electoral 2021, José Ramón Gómez Leal se aferró a la estima y el liderazgo de su 'padrino', Gabriel García Hernández, coordinador general de los Programas para el Desarrollo.
A %d blogueros les gusta esto: