La guerra política por Tamaulipas

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

El momento esperado ha llegado: este domingo 3 de abril arranca, de manera oficial, el periodo de las campañas electorales por la gubernatura de Tamaulipas.

La realidad es que la actividad proselitista inició desde el instante en que las coaliciones ‘Juntos Haremos Historia’ y ‘Va por Tamaulipas’, así como Movimiento Ciudadano, definieron sus candidatos a gobernador. Desde entonces cada aspirante comenzó a desplegar sus banderas en busca de llegar a su anhelada meta.

A lo largo del primer trimestre del año, la temperatura política se incrementó hasta llegar hoy, con la entrada del mes de abril, a una intensa y despiada guerra en distintos frentes.

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), con el apoyo de la Federación, quiere ganar la silla del poder tamaulipeco. La mayoría de las encuestas, incluyendo la más reciente aplicada por ‘Hora Cero’, indica que su candidato Américo Villarreal Anaya lleva una amplia ventaja.

Sin embargo, la alianza integrada por el PAN, PRI y PRD también trae sus encuestas y en esas estadísticas quien lleva la delantera es su candidato, César Verástegui Ostos.

En este juego, el tercer participante, Movimiento Ciudadano también tiene sus sondeos y, en ellos, se cataloga como la oferta política con mayor crecimiento en los primeros meses de 2022 y, por tanto, ya se ubica en los dos dígitos.

Es, sin duda, un feroz duelo de cifras, de números, de porcentajes, a fin de imponer una narrativa y crear una percepción.

En esta guerra algo ha quedado perfectamente claro: Acción Nacional va a hacer todo lo que esté en sus manos para mantener el poder en Tamaulipas.

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca hace lo suyo en esta disputa. Un ejemplo: ayer, en su visita por el sur del estado, se tomó una fotografía con los tres alcaldes de la zona metropolitana, dos de ellos morenistas.

A su lado, muy sonrientes, aparecieron los presidentes municipales de la 4T, Adrián Oseguera, de Ciudad Madero; y Armando Martínez, de Altamira. El panista Chucho Nader, por supuesto, sale en la imagen.

Cabeza de Vaca quiere dar a entender que los alcaldes morenistas del sur están con él y con su proyecto. Esa es la percepción que busca la fotografía.

Sin embargo, en el análisis un aspecto no debe quedar de lado: la política es el arte del engaño. En la política, como en el juego de cartas, muchos ‘blofean’.

La pretensión es hacer creer al adversario que se cuenta con la combinación de cartas para ganar la apuesta final. Es la estrategia para crear una percepción… pero no hay más.

Lo mismo se pretendió hacer con la firma del convenio de integridad electoral para el proceso por la gubernatura tamaulipeca. El gobierno estatal participa en el acuerdo con el INE para enviar el mensaje de que la elección será limpia, cuando todos saben que la guerra sucia es la constante desde hace varias semanas.

Aunque hubo un representante del Movimiento de Regeneración Nacional que ‘se prestó’ al juego en la firma de ese acuerdo con el INE, Morena no lo avala. Así lo dijo el delegado del partido lopezobradorista en Tamaulipas, Ernesto Cordero Palacios.

El delegado morenista reveló que el INE resolvió que el gobernador del estado no podía llevar a cabo los eventos de su último informe durante el periodo de la veda electoral… pero la resolución llegó hasta el último día en que el mandatario estatal realizó sus actos.

Para Ernesto Cordero Palacios eso comprueba la existencia de un pacto de complicidad entre el presidente consejero del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdoba, y el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

En otras palabras… esto es la guerra… la guerra por mantener o alcanzar el poder en Tamaulipas, entidad estratégica del país.

Américo Villarreal arranca campaña en Ciudad Victoria

El candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ a la gubernatura de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya, arrancará su campaña el próximo domingo en la capital del estado, Ciudad Victoria.

El inicio de la actividad proselitista del doctor se llevará a cabo a las 11 de la mañana en la colonia ‘Américo Villarreal Guerra’. Es un mensaje más que simbólico.

El lunes 4 y el martes 5 de abril, el candidato de la 4T a gobernador estará en Nuevo Laredo, municipio pintado de guinda debido al trabajo político de los hermanos Canturosas, Carmen Lilia, actual alcaldesa; y Carlos, exalcalde que opera desde el virtual exilio.

Américo Villarreal visitará después Reynosa y Matamoros. El doctor sabe que en la frontera se encuentra el 55 por ciento del padrón electoral.

Y para cerrar

Arturo Diez Gutiérrez, candidato de Movimiento Ciudadano, arrancará su campaña en Tampico. Su estancia en la zona sur se prolongará hasta el próximo martes 5 de abril para visitar colonias y realizar eventos en Ciudad Madero y Altamira.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

La importancia del discurso político

La importancia, la relevancia, la trascendencia del discurso político está fuera de toda discusión. La política, aunque pragmática, ya que debe resolver distintas problemáticas sociales y económicas, tiene como eje la palabra.
Leer más

México bajo el escrutinio de la ONU por desaparición de personas

El Comité contra las Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas comenzó su primera visita en México. Durante dos semanas se reunirá con autoridades, organizaciones, periodistas y colectivos de familiares con el objetivo de dimensionar la crisis de desaparición de personas que se vive en el país. En marzo de 2022, presentará un informe final con recomendaciones para el Estado mexicano.
A %d blogueros les gusta esto: