PRD denuncia a sobrina de AMLO por supuesta llamada pidiendo”moche”

La protesta contra Úrsula Salazar. Crédito: Info en línea

Redacción EB

El equipo jurídico del Partido de la Revolución Democrática (PRD) interpuso una denuncia contra Úrsula Salazar Mojica, diputada local y sobrina del presidente Andrés Manuel López Obrador, por probables hechos de corrupción ante la Fiscalía Anticorrupción de Tamaulipas.

La denuncia pide verificar la grabación de una supuesta llamada telefónica donde Úrsula Salazar Mojica, coordinadora legislativa morenista, le pide “moche” a un proveedor. El audio comenzó a circular el viernes a través de la cuenta Anonymous Tamaulipas -que publica material contra Morena-. Ella acusó que ese material fue fabricado por el gobierno estatal como parte de la guerra por la elección a gobernador.

Además, el caso llegó al Congreso de Tamaulipas con protestas, la sugerencia de que Salazar pida licencia para enfrentar la denuncia y el reto de someterse a una prueba de polígrafo para comprobar sus dichos que rechazan el audio.

El diputado panista, Luis René Cantú Galván, dijo que su partido se sumará con información a la querella presentada contra la morenista. “Si en algún momento requieren que apoyemos con algún documento, declaración, con alguna presentación en este sentido, estamos dispuestos a hacerlo”, afirmó.

Al respecto, Verónica Juárez y Roxana Luna Porquillo, delegada del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y la presidenta del Consejo Nacional, respectivamente, acudieron a las oficinas de la Fiscalía, a cargo de Raúl Ramírez, a entregar la denuncia. No obstante, el PRD anticipó que presentarán 3 denuncias más, incluida una en la Fiscalía de Delitos Electoral.

El coordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso, Édgar Melhem Salinas, apuntó que su bancada está a favor de que se hagan las investigaciones “y sobre todo también en los argumentos de la diputada, respecto al origen de ese audio”.

Antes de ingresar a la sesión legislativa, la diputada cuestionada dijo: “Yo no tengo miedo a la verdad, que tengan miedo quien está haciendo esa falsedad de audios, yo no tengo miedo a la verdad y que se investigue, claro que estoy a favor que se investigue algo que es falso y de dónde viene, por eso estoy llamando guerra sucia, yo no tengo miedo, ni me hace temblar nada”.

El grupo encabezado por la delegada del PRD, Verónica Juárez Piña, Roxana Luna, entre otras integrantes del partido, quienes antes de entrar al recinto, rociaron en el piso, detergente para lavar y barrer el piso de “corrupción” del Congreso.

Protesta y polígrafo

En la sesión del martes 29 de marzo, un grupo de mujeres perredistas protestó con pancartas contra la diputada y coordinadora de la bancada de Morena. Antes de entrar a la sede lavaron el piso de la explanada y ya dentro colocaron carteles con las frases: “Úrsula renuncia”, “Úrsula corrupta”.

“Aquellas que han estado pregonando que el gobierno de López Obrador es un gobierno que ataca la corrupción, lo que estamos viendo es que finalmente, ellos son los corruptos, ellas son las corruptas”, gritaron las manifestantes.

Al finalizar la sesión de más de 4 horas, la diputada panista Mirna Edith Flores Cantú subió a tribuna para hablar de la supuesta llamada.

“Además de ser un caso polémico, se ha puesto al descubierto una posible operación delictiva, situación que mancha y lastima la imagen no sólo del grupo parlamentario del Movimiento Regeneración Nacional, Morena, sino también al Poder Legislativo”, dijo.

Flores Cantú señaló a otros integrantes de la familia del presidente de México que han sido señalados por posible corrupción: “Pío y Martín López Obrador, José Ramón López Beltrán, Felipa Obrador y ahora Úrsula Salazar  representan un triste relato de la conducta tramposa, traidora y mentirosa de la familia de Andrés Manuel López Obrador”.

“Hoy, quien ha acusado sin fundamentos es acusada de corromperse y de recolectar 20 mil pesos de sobreprecio de proveedor en proveedor y, aunque que lo niegue, su voz ha quedado registrada y su doble moral y sus actos corruptos han sido evidenciados”.

La legisladora panista retó a Salazar Mojica a someterse a una prueba de polígrafo para sostener su dicho de que su voz no es la de la llamada.

Por alusión, Úrsula Mojica respondió y dijo ser víctima de violencia política. Al agotarse los 3 minutos que tenía derecho, la presidenta de la Mesa directiva le señaló que debía concluir, pero la morenista siguió hablando, por lo que Imelda Sanmiguel ordenar le cerraron el micrófono y dio por terminada la sesión.

Deja un comentario

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: