La debacle de Zertuche

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Morena alcanzó la mayoría del Congreso del Estado en las urnas, pero la perdió por la cruenta división interna y por la carencia de estrategia que registra a poco más de 3 semanas de iniciar la campaña electoral por la gubernatura.

Responsable directo de la pérdida de la mayoría en el Poder Legislativo estatal es quien, hasta ayer, fue el jefe de la Junta de Coordinación Política, Armando Zertuche Zuani.

Frente al torbellino de las intrigas del poder, las externas y las internas, el diputado reynosense no supo conducir y controlar los hilos del grupo parlamentario de Morena, un partido que con frecuencia es caótico y en el que conviven múltiples grupos y liderazgos.

Cuestionado desde un inicio, Armando Zertuche finalmente se enredó y tropezó, situación extraña para un psicólogo de profesión, un supuesto especialista que debe saber manejar con técnica y estrategia el comportamiento de quienes lo rodean. Su caída fue estrepitosa, inédita como tantos hechos que hemos visto en tiempos tamaulipecos recientes.

La salida de la diputada local altamirense Nancy Ruiz presagiaba el fin del liderazgo de Armando Zertuche al frente del Congreso del Estado. Su debilidad política era manifiesta.

Nayeli Lara, quien ganó su diputación local con la bandera de la 4T en el Distrito 19, con cabecera en Altamira, terminó de demoler la jefatura del reynosense. Ella, al igual que Nancy Ruiz, no se va de Morena, solo renuncia al grupo parlamentario. Nayeli sigue militando en el morenismo y continuará apoyando al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Incluso, Nayeli Lara afirma que seguirá trabajando, en sus tiempos libres, a favor del proyecto político de Américo Villarreal Anaya de ganar la gubernatura. Sin embargo, se cansó de no ser escuchada, de no ser considerada, de ser relegada por ‘el jefe’ de su bancada.

Vaya, el pleito tiene nombre y apellidos: Armando Zertuche Zuani. El diputado abrió varios frentes internos y externos. No midió las consecuencias, menos vio venir su destitución. Nunca fue capaz de observar su entorno, complejo pero predecible a simple vista.

Minimizó a las diputadas locales Nancy Ruiz y Nayeli Lara, quienes, en acción concertada, lanzaron los misiles que provocaron su caída. Tampoco entendió la repercusión de pelear con algunos alcaldes morenistas, ni el incumplimiento de acuerdos a quienes lo ayudaron a sentarse en la principal silla del Congreso del Estado en un momento histórico.

Fue hasta que Carlos Fernández Altamirano presentó la iniciativa de elegir de manera democrática al líder de la Junta de Coordinación Política, cuando Armando Zertuche se dio cuenta que sería colocado en la piedra de los sacrificios.

Luego vino la petición de votar de forma inmediata y se pidieron nombres de aspirantes a presidir la Jucopo. En Acción Nacional, ya tenían línea desde la Casa de Gobierno: Félix ‘Moyo’ García Aguiar sería ‘el pastor’ del Congreso.

Los morenistas se agruparon en torno a otro reynosense, Humberto Prieto, quien responde a los intereses del grupo político de la exalcaldesa y exsenadora Maki Ortiz. Nayeli Lara y Nancy Ruiz votaron por él… pero Jesús Suárez Mata y alguien más (¿Leticia Vargas?) no.

De esa forma, el PAN arrebataba la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado a Morena y recetaba una amarga lección de ‘política real’ a Armando Zertuche, que se encontraba desencajado, desorientado, como un boxeador que acaba de recibir un durísimo ‘volado’ de derecha.

Mientras los panistas se alistaban a dar el golpe en el Congreso del Estado, por la mañana de ayer el gobernador del estado ofrecía una entrevista a Ciro Gómez Leyva en la Ciudad de México y enviaba el mensaje de que ‘no va a negociar la elección’ por el poder ejecutivo estatal.

Lo que sucedió en el recinto legislativo tamaulipeco es un reflejo más de lo que pasa en distintos niveles de Morena justo cuando se acerca el intenso periodo de la campaña electoral. Esas no son buenas noticias para el partido de la 4T.

Oficial: Rosa Muela llega a Movimiento Ciudadano

Lo que aquí se adelantó en exclusiva hace tres semanas, ayer lo confirmó de manera oficial Rosa Muela: se suma al partido Movimiento Ciudadano y a la próxima campaña electoral de Arturo Diez Gutiérrez a la gubernatura de Tamaulipas.

Con un comunicado donde anuncia su adhesión al partido naranja, la exdiputada local aparece en una fotografía junto a Ivonne Ortega Pacheco, amiga suya y ex gobernadora de Yucatán; Arturo Diez, precandidato emecista a gobernador; y Elizabeth Humphrey, coordinadora estatal de la campaña que iniciará a partir del 3 de abril.

‘Mi compromiso con el desarrollo y bienestar social, me hacen reconocer que el proyecto político en el que he trabajado desde hace tantos años y en el que he logrado aportar al progreso de mi entidad, hoy se ve alejado de sus raíces y de su esencia, ante la falta de sintonía con los proyectos que representan el cambio que México necesita’, señaló Rosa Muela en la carta a la opinión pública y a los medios de comunicación.

Remató: ‘Por ello, de manera privada, me aparté de esa organización política’.

Esa organización política que se abstuvo de mencionar es el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido al que llegó en 2018, para ser candidata a la alcaldía de Tampico. Todos recuerdan el resultado: quedó en tercer lugar de la competencia electoral al perder frente al panista Chucho Nader, quien hoy sigue al frente del Ayuntamiento tras ganar de manera contundente su reelección el año pasado.

Tras esa participación política, Rosa Muela fue recompensada con la titularidad en el programa de becas ‘Benito Juárez’ a nivel estatal. Ella dependía del entonces super-delegado José Ramón Gómez Leal, ‘El JR’.

Como suele suceder en el inicio de toda administración, del color que sea, todo era armonía y esperanza. Pronto la realidad se impuso: la relación laboral entre ‘El JR’ y Rosa Muela se tornó tirante y distante. El super-delegado impuso su jerarquía burocrática: la despidió.

El despido significó la fría banca, la virtual ‘congeladora’ en la Cuarta Transformación. Nadie le tendió la mano. Nadie la volvió a convocar. Nadie aprovechó su experiencia en uno de los programas estelares de la 4T.

El pasado 9 de febrero, la diputada federal Ivonne Ortega visitó Tampico unas horas antes de trasladarse al cierre de campaña de Arturo Diez en Reynosa. Esa mañana desayunó y dialogó con su amiga Rosa Muela Morales en el restaurante del Hotel Hotsson.

Aunque en primera instancia, la yucateca negó -dicen que hasta tres veces- que hubiera hablado de política con la tampiqueña, obviamente nadie le creyó a la exgobernadora. La versión extraoficial señalaba lo contrario: había invitado de manera formal a Rosa Muela a integrarse a Movimiento Ciudadano y ella, finalmente, aceptó.

Esa es la historia de una simpatizante más que decide decirle adiós a Morena en un momento crucial para el partido guinda en Tamaulipas.

La comida del “Truco” con los dirigentes nacionales del PAN, PRI y PRD

Antes de que realizarán la rueda de prensa y el encuentro con las mujeres en el Hotel Hotsson el martes pasado, César Verástegui Ostos, virtual candidato de la alianza ‘Va por Tamaulipas’ a la gubernatura, comió con los presidentes nacionales del PAN, PRI y PRD.

Esa comida se llevó a cabo en el Club de los Industriales con la presencia del panista Marko Cortés, el priista Alejandro Moreno, ‘Alito’, y el perredista Jesús Zambrano.

También asistieron las diputadas federales Rosa María González Azcárraga y Monserrat Arcos Velázquez, así como el legislador michoacano Armando Tejeda, quien, por cierto, es secretario de Acción Electoral del CEN del PAN.

Ahí estuvo también como invitado Chucho Nader, alcalde porteño en su rol de militante panista. Todos saben que tiene una gran amistad con Marko Cortés.

En la comida, César Verástegui Ostos estuvo acompañado de su esposa, Mercedes Aranda de Verástegui.

Y para cerrar

Rosa María González Azcárraga, presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados, asistirá hoy, como invitada, a la primera sesión ordinaria 2022 del Consejo Consultivo de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación.

Este Consejo Consultivo es encabezado, en calidad de suplente, por Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración.

La diputada federal tampiqueña aprovechará para dialogar con Alejandro Encinas sobre diversos temas migratorios.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Otra oportunidad para Morena

Quedan los reflectores puestos sobre los 13 diputados morenistas que ayer decidieron aplazar la aprobación de la iniciativa de los matrimonios igualitarios en Tamaulipas.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: