¿Qué decisión tomará Maki?

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Era una historia ‘cantada’, un resultado que, de antemano, ya se sabía: la impugnación interpuesta por Maki Ortiz ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para tumbar el proceso interno de selección del candidato de Morena a la gubernatura de Tamaulipas sería desechada.

Nadie apostaba por un giro inesperado en la historia del proceso interno morenista. Era una batalla perdida para Maki. Los jueces federales confirmaron el pronóstico.

Así sucedió: por unanimidad, los magistrados electorales validaron la decisión del Movimiento de Regeneración Nacional de postular a Américo Villarreal Anaya como precandidato único a gobernador del estado.

Sí, ni uno solo de los magistrados electorales votó a favor de la impugnación que interpuso la exsenadora y exalcaldesa de Reynosa.

Todos los integrantes del Tribunal Electoral Federal se pronunciaron a favor de la propuesta desarrollada por la magistrada Janine Otálora.

Ella, bajo el riguroso estudio de la ley, consideró infundados los argumentos planteados por Maki Ortiz y dio la razón al Tribunal Electoral de Tamaulipas, el cual, de acuerdo con la magistrada federal, analizó correctamente el caso.

De esta forma, como lo subrayó en días pasados en rueda de prensa el delegado del CEN de Morena en la entidad, Ernesto Palacios Cordero, el único precandidato o virtual candidato de la 4T es el doctor Américo Villarreal.

Aunque nunca estuvo en riesgo su nominación, como en todo proceso jurídico había que esperar el resultado. Ahora, el senador con licencia tiene toda su atención puesta en afrontar y ganar la campaña electoral que inicia el 3 de abril.

Pero… si bien Maki Ortiz perdió la última batalla política y legal por alcanzar la candidatura de Morena a la gubernatura de Tamaulipas, surge una pregunta que no deja de ser inquietante por el peso político de la expresidenta municipal de Reynosa: ¿Apoyará finalmente a Américo Villarreal? ¿Aparecerá a su lado y le levantará el brazo?

Para plantearlo de otra forma: ¿Cuál será la decisión política que tome Maki Ortiz rumbo a la elección del 5 de junio una vez que ya no tiene forma de participar como candidata? ¿Se la jugará con Morena y con el lopezobradorismo o escuchará los cantos de sirena del partido en el que militó durante muchos años, el PAN?

Maki tiene muchos amigos influyentes y poderosos en Acción Nacional. Su amistad con Margarita Zavala y Felipe Calderón es conocida por todos… pero también tiene un acérrimo enemigo que no está derrotado, el todavía gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca.

Existe otro factor en juego: Carlos Peña Ortiz, hijo de Maki, es el actual alcalde de Reynosa. Llegó con la bandera de Morena. Ambos lograron, con el aval de la 4T, lo que muy pocas veces sucede: que la madre herede el poder político de un municipio a su hijo.

Aunque no se quiera reconocer públicamente, existe un compromiso con el color guinda de la Cuarta Transformación, pero… en materia política, cualquier cosa puede suceder, sobre todo por los más recientes acontecimientos del escenario nacional.

Ese relevante capítulo de la historia de la lucha política por la gubernatura tamaulipeca deberá definirse pronto. En ese sentido, desde Palacio Nacional observan con atención lo que sucede en el Nuevo Santander. ¿Cuál será la decisión de Maki?

El nuevo líder del CIEST

Acompañado del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, y del presidente municipal de Tampico, su amigo, Chucho Nader, Íñigo Fernández Bárcena tomó protesta ayer como nuevo presidente del reconocido e influyente Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas (CIEST).

Esta organización se encuentra integrada por 19 cámaras o asociaciones empresariales de la zona metropolitana que conforman Tampico, Ciudad Madero y Altamira y es, sin lugar a dudas, la máxima representación de la iniciativa privada.

Ahí, de manera activa, participan, entre otras, las Canacos locales, la Coparmex, la Canacintra, la Canacar, la AISTAC, la CMIC, la Canainpesca, la Asociación de Hoteles, el Cedes y AMMJE. Así, la voz del sector empresarial se deja sentir con fuerza.

En un evento que rebasó las expectativas en cuanto a la asistencia de empresarios, Íñigo Fernández Bárcena rindió protesta para el periodo 2022-2023, un lapso que iniciará intenso ya que el CIEST invitará, como es su costumbre, durante el periodo de campaña, a los candidatos que buscan la gubernatura del estado para escuchar sus propuestas, además de plantearles una serie de peticiones y demandas.

Una vez que arranque la campaña electoral, se girarán las invitaciones a Américo Villarreal Anaya, de la alianza encabezada por Morena; a César Verástegui Ostos, aspirante de la coalición ‘Va por Tamaulipas’, formada por PAN, PRI y PRD; y Arturo Diez Gutiérrez, virtual candidato de Movimiento Ciudadano. Esa pasarela política será otra historia.

Desde 2015, Íñigo Fernández Bárcena forma parte de la directiva del CIEST. Fue tesorero en el periodo de José Luis Sánchez Garza. Posteriormente, ocupó la vicepresidencia con Lalo Manzur. Después asumió la Comisión de Turismo en el tiempo en que Jesús Abud presidió la organización y luego se desempeñó como Vocal con la doctora Bertha Salinas.

Íñigo fue presidente de la Asociación de Hoteles del Sur de Tamaulipas. Llegó como interino en 2016 para después ser electo y reelecto. Su periodo concluyó en 2020.

Además, como todos recuerdan, ya fue alcalde de Tampico: durante la campaña electoral de 2021, cuando Chucho Nader buscó y ganó su reelección, Íñigo Fernández ocupó durante 45 días la presidencia municipal jaiba y lo hizo bien.

De acuerdo con su trayectoria y perfil, se espera que también realice un positivo papel al frente del CIEST, junto con una directiva conformada por Efraín Rodríguez en la vicepresidencia; Sandra Ibarra en la tesorería; Juan Ángel Paredes como secretario; y Jorge Charles en calidad de vocal.

A la toma de protesta de Íñigo Fernández, también asistieron los alcaldes de extracción morenista de Ciudad Madero y Altamira, Adrián Oseguera Kernion y Armando Martínez Manríquez, quienes llevan una excelente relación con la iniciativa privada.

Tras cumplirse el protocolo, el gobernador, los alcaldes y los empresarios comieron y platicaron. ¿El menú? De entrada, sirvieron una deliciosa ensalada de camarón palmito; el plato principal fue un tradicional filete migñon con papa al horno y espárragos al oléo; y de postre, para quien no quiso guardar la dieta, un pastel de almendras al vino blanco.

Vladimir Putin, el nuevo zar

Con la bendición de un alicaído Boris Yeltsin, Vladimir Vladimirovich Putin llegó al poder en Rusia con el inicio del nuevo milenio y en medio de una encarnizada y sangrienta segunda guerra en Chechenia, territorio disputado por los islamistas.

Para Putin, el desmantelamiento de la Unión Soviética tras perder la Guerra Fría fue un hecho que lo marcó como ciudadano y, sobre todo, como agente de la mítica KGB, a la que se incorporó a mediados de la década de los setentas.

Hoy, el presidente ruso, que se caracteriza por su mano férrea, lanza una poderosa ofensiva militar en contra de Ucrania, país con el que sostiene un profundo desencuentro desde 2008, cuando George Bush, entonces presidente de Estados Unidos, invitó, junto con algunos líderes europeos, a Georgia y a Ucrania a formar parte de la alianza militar de la OTAN.

Para conocer a detalle el perfil y la personalidad del líder ruso, EL KIOSKO recomienda un extraordinario libro: ‘El Nuevo Zar. Ascenso y dominio de Vladimir Putin’.

Escrito por el periodista Steven Lee Myers, que trabajó para The New York Times durante más de dos décadas, el texto es un relato pormenorizado y un análisis puntual de una biografía que va de la mano con la historia moderna de Rusia en más de 500 páginas.

Con la invasión a Ucrania, Putin intenta consolidar la redefinición de un nuevo orden mundial -establecido desde el conflicto en Siria-, un escenario donde Estados Unidos se encuentra en declive frente al poderío económico y tecnológico de China, una nación que aspira a asumir el liderazgo del planeta en los años por venir.

Y para cerrar

Los gringos ya tienen mucho de qué preocuparse con el desafío militar de Vladimir Putin en Ucrania para que traten de meter sus manos en la actualidad política mexicana… y mucho menos en una elección como la de Tamaulipas. ¡No, bueno!

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Priistas ya operar en los 2 bandos

Los expriistas y diputados federales por el PAN y Morena, Óscar Almaraz y Erasmo González, respectivamente, encabezan grupos de operación de los virtuales candidatos a la gubernatura.
Leer más

Ismael García Cabeza de Vaca busca amparo contra desafuero

Se trata de la primera acción de la defensa legal impulsada por el hermano del mandatario tamaulipeco, misma que surtió efectos inmediatos con la orden judicial para que la Unidad de Inteligencia Financiera levantara el bloqueo de cuatro cuentas bancarias a nombre de Ismael García.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: