‘No encontramos ningún conflicto de interés’, dice Baker Hughes por caso López Beltrán

Crédito: Cuartoscuro

Redacción Animal Político

La compañía Baker Hughes descartó algún caso de conflicto de interés por el arrendamiento de una casa en Houston, Texas, al hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador, por parte de uno de sus ejecutivos.

En conferencia de prensa, el vicepresidente de la petrolera, Bob Pérez, dijo que tras una investigación interna no detectaron irregularidades en contratos con Pemex y que están acordes a las leyes mexicanas.

También sostuvo que el exejecutivo Keith Schilligs (quien cedió el uso de una casa a José Ramón López Beltrán, hijo del mandatario, y a su esposa, Caroline Adams) ya no labora en la empresa y que nunca tuvo contacto con los negocios de la compañía en México.

“(Keith Schilligs) fue enviado de Baker Hughes durante 2016 y salió de la empresa en diciembre de 2019, durante su tiempo en Baker Hughes, él trabajó para nuestro grupo de Norteamérica, y dentro de Baker Hughes, México no está bajo ese grupo, está bajo el grupo de Latinoamérica”, sostuvo Pérez en conferencia de prensa.

Aseguró que durante ese tiempo tuvo los cargos de líder de ventas en Estados Unidos, y después presidente del grupo en Canadá.

“No tuvo ninguna actividad con nuestros negocios en México, ningún contacto con nuestros clientes en México, ningún contacto con Pemex, no era su rol”, insistió el directivo.

Baker Hughes dijo haber solicitado una investigación a la firma independiente Grupo R. McConnell (especializada en cumplimiento normativo), “la cual concluyó que no tuvo participación alguna en dicha operación”.

En un comunicado, la compañía sostuvo que la residencia en cuestión “nunca ha sido propiedad, ni ha sido gestionada directa o indirectamente por la empresa”, y que incluso nunca fue consultada ni tuvo conocimiento del arrendamiento.

“La empresa tuvo conocimiento de dicha transacción cuando ésta apareció en los medios de comunicación al ser una operación entre privados”, señaló.

Además, sostuvo que Pemex entregó “una explicación detallada de nuestros contratos y de cómo fueron licitados y adjudicados en pleno cumplimiento de las leyes establecidas”.

Pemex mandará informe a FGR

Petróleos Mexicanos sostuvo que tras recibir el informe de Baker Hughes y, por instrucciones del presidente López Obrador, el documento se pondrá “inmediatamente” a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) para efectos legales.

El director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, dijo que este lunes sostuvo una reunión con María Claudia Borras, presidenta de servicios petroleros a nivel mundial; con Bob Pérez y con directivos de Pemex para aportar información del caso, a petición de la empresa Baker Hughes.

La Fiscalía General de la República inició una carpeta de investigación por posibles hechos de corrupción y los delitos que resulten relacionados con los contratos que Petróleos Mexicanos ha asignado a la empresa Baker Hughes en el actual sexenio, así como con el arrendamiento de una casa propiedad de uno de sus exdirectivos, que fue ocupada por José Ramón López Beltrán, hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Autoridades federales confirmaron a Animal Político la apertura de dicha carpeta de investigación a partir de las denuncias que el Ministerio Público Federal ha recibido, luego de que este caso se diera a conocer a finales de enero pasado en diversos reportajes. Entre esas denuncias se encuentra la presentada por el Partido Acción Nacional el pasado 3 de febrero.

El caso ha sido turnado a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de la FGR, que se encuentra elaborando el plan de investigación que se llevará a cabo en este caso y definiendo la información que será solicitada a diversas entidades, entre otros aspectos.

La apertura de la indagatoria, subrayaron las autoridades consultadas, es una obligación del Ministerio Público ante los hechos que se le han denunciado, pero que no prejuzga que se hayan cometido. En caso de que se llegaran a encontrar elementos que pudieran acreditar un delito, se presentarían las imputaciones correspondientes ante un juez, y de no ser el caso, se cerraría la indagatoria.

En la denuncia que la dirigencia nacional del PAN presentó, se solicitó a la fiscalía que indague si es que existe un posible conflicto de interés o tráfico de influencias luego de que se diera a conocer en un reportaje que el hijo de López Obrador vivía en Houston, Texas, donde ha ocupado dos propiedades, entre ellas, una propiedad de Keith Schilling, un exalto ejecutivo de Baker Hughes, empresa contratista de Pemex.

En 2019 y 2020, periodo en el que fue ocupada esta propiedad, Baker Hughes recibió 194 millones de dólares, unos 3 mil 900 millones de pesos, de parte de Petróleos Mexicanos. Esta información fue corroborada por el propio director de Pemex, Octavio Romero. Los recursos correspondieron, según el funcionario, a contratos resultado de licitación y a ampliaciones de servicios.

Luego de las publicaciones periodísticas, tanto López Beltrán como su esposa, Carolyn Adams, han fijado ya posicionamientos en los que señalan que la casa que ocuparon, perteneciente al exdirectivo Keith Schilling, fue rentada siguiendo todas las formalidades y los procedimientos para ello. También, han rechazado que existiera alguna irregularidad o favor en especial detrás de este procedimiento.

López Beltrán afirmó además que sus ingresos y residencia en Estados Unidos provienen del trabajo que realiza para una empresa denominada KEI Partners, empresa registrada en Houston en 2019 y cuyos socios son Karla Wiedemann, Erika Chávez Cambero e Iván Chávez Saúl.

Sin embargo, dicha afirmación ha acarreado nuevos cuestionamientos ya que Iván Chávez Saúl es vicepresidente de Grupo Vidanta, empresa cuyo fundador es Daniel Chavez Morán, un asesor del presidente López Obrador, y quien participa de manera “honoraria” en la supervisión de la obra del Tren Maya. En la fiscalía, las autoridades consultadas indicaron que todos estos hechos también serán revisados.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Corte acuerda resolver desafuero

La posible resolución se dará a 4 días del plazo definitorio para que los tribunales electorales determinen la validez del triunfo de Américo Villarreal en la elección a la gubernatura de Tamaulipas.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: