Tragedia de Sandra y Francisco alerta sobre salud mental de policías

Crédito: Blanca Carmona / La Verdad

Blanca Carmona* / La Verdad

Ciudad Juárez, Chihuahua.- En medio de una discusión familiar, dos policías que eran pareja se mataron a balazos en su vivienda y asesinaron a la hija de ambos, de seis meses de edad.

Un llamado de auxilio, que se activó desde el sistema de alerta que usan los agentes de seguridad para comunicarse, alertó a todas las corporaciones policíacas. La solicitud de ayuda fue activada desde el domicilio de los agentes, en la calle Nueva Zelanda, en la colonia Infonavit Oasis. En automático lanzó el aviso a todas las corporaciones policiacas antes de las 10 de la mañana de este 16 de febrero.

Al ingresar a la casa, los agentes que respondieron al llamado localizaron muerto a un agente de la Coordinación General de Seguridad Vial, Francisco de León de la Torre. Con heridas de balas encontraron a su pareja, la agente de Seguridad Pública Sandra Guadalupe Rueda Pavía, y a su hija.

A ellas las trasladaron al Hospital Star Médica; pero Sandra sufrió un paro fulminante cuando los médicos maniobraban en un intento por salvarle la vida tras el disparo que recibió en el cráneo. Así lo informó el secretario de Seguridad Pública, César Omar Muñoz Morales.

Minutos más tarde, la bebé también murió.

Los hechos conmocionaron a la comunidad. Y exhiben una situación que aumenta en Ciudad Juárez: la violencia familiar y el desgaste de la salud mental que arrastran los agentes policiacos.

La Mesa de Seguridad consideró que este hecho evidencia el problema de la salud mental en algunos elementos a cargo de la prevención de los delitos. Trae a discusión la falta de recursos económicos para atender psicológicamente a los agentes, a quienes se les exigen largas jornadas de trabajo y están sometidas a un estrés diario al laborar en una ciudad tan violenta como Juárez.

Hace apenas siete meses, en julio de 2021, un agente activo de la Policía Procesal, corporación responsable de la seguridad en las audiencias judiciales, asesinó en su casa a su pareja, una mujer policía. La víctima fue Karina Orozco Perea y el presunto responsable del homicidio es Iván Ismael R.S., de 35 años, quien se encuentra detenido.

¿Homicidio-suicidio?

Tras presenciar la escena del crimen, el secretario de Seguridad Pública, César Omar Muñoz Morales, quien durante varios años fue agente ministerial, consideró que Sandra Guadalupe fue quien realizó los primeros disparos contra su pareja y su hija, y luego se suicidó. Utilizó un arma de fuego calibre 9 milímetros propiedad de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

El jefe policiaco explicó que su comentario se desprende de su propio análisis, por la posición de los cuerpos y las evidencias que observó en la escena del crimen.

“Vi la escena, pensamos que la compañera hizo primero los disparos. Privó de la vida a su pareja, posteriormente le disparó a la bebé y después se quitó la vida. El agente vial traía a la bebé en los brazos”, dijo Muñoz Morales.

La Fiscalía, sin embargo, informó que los reportes periciales, que establecen cómo ocurrieron los hechos, aún no están concluidos.

Los primeros datos indican que el agente de Tránsito recibió dos balazos y Sandra uno, en el cráneo.

Muñoz también explicó que días antes Sandra Guadalupe denunció la desaparición de otro de sus hijos, de 14 años de edad. Pero el adolescente fue localizado con una tía y la noticia ya había sido notificada a la agente; precisamente este 16 de febrero estaba citada a comparecer ante la Fiscalía por este caso.

Los vecinos de la calle Nueva Zelanda se dijeron desconcertados ante el hecho. Los entrevistados indicaron que al principio no sabían qué estaba sucediendo en el sector; pero se sobresaltaron cuando vieron llegar a unidades de la policía y porque los agentes no les permitían salir de sus casas.

Decenas de unidades de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), la Policía Estatal, Policía Ministerial Investigadora (PMI) y Guardia Nacional llegaron a la colonia y coparon unas dos cuadras a la redonda de la escena del crimen.

“De los (vecinos) que tenemos el número de teléfono, les marcábamos, pero igual no sabían nada. Sentimos miedo porque no sabíamos qué estaba pasando y los policías no nos dejaban ni asomar la cabeza”, expresó una vecina.

Peritos, agentes de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM) y personal del Servicio Médico Forense (Semefo) acudieron al sitio. El cadáver del oficial Francisco fue sacado casi una hora más tarde. Los peritos continuaron en la vivienda durante varias horas más recuperando evidencias. Elementos de la SSPM resguardaban el área sin poder disimular la consternación que sentían pues algunos de ellos si conocían a la agente Sandra.

Los municipales fueron los únicos que se quedaron resguardando en el lugar. Poco a poco todos los elementos que atendieron el llamado de emergencia se fueron retirando. Inicialmente supusieron que se trataba de un atentado contra la SSPM por la utilización del botón de pánico de un radio matra.

El vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE) zona Norte, Oscar Márquez, dijo que la investigación quedó en manos de la FEM y hasta el cierre de esta nota las periciales que podrían establecer si se trató de un homicidio-suicidio, o si ambos adultos intercambiaron disparos, no estaban concluidas.

Hay psicólogos, policías no acuden

El titular de la SSPM explicó que desde el 2015, la corporación cuenta con una unidad de psicología para los elementos, pero de la mayoría de ellos no hay un expediente respecto a su salud mental, porque muy pocos acuden.

El servicio se ofrece a quien lo solicita de manera voluntaria, explicó.

Los conflictos que más aquejan a los uniformados son problemas familiares y el estrés, expuso el secretario de Seguridad Pública, quien agregó que se ha iniciado una revisión y se va a pedir que, tanto los mandos como los agentes, acudan a una valoración.

En el caso de Sandra Guadalupe no hay registro de que haya solicitado apoyo psicológico.

De acuerdo con registros de la Fiscalía de Chihuahua, de enero del 2014 a febrero de 2021, unos 380 uniformados de las diversas corporaciones, de carácter municipal o estatal que hay en el estado se vieron involucrados en el delito de violencia intrafamiliar.

Los datos oficiales exhiben también que al menos 33 policías estatales y municipales han sido imputados por cometer asesinatos en Chihuahua desde 2014 hasta febrero de 2021, según las cifras disponibles de la Dirección de Estadística Criminal de la Fiscalía.

El coordinador de la Mesa de Seguridad, Guillermo Asiain, lamentó la pérdida de tres vidas principalmente la de la bebé y dijo que ese acontecimiento es un reflejo de la salud mental de algunos miembros de la SSPM, y denota que existe una urgencia en atender psicológicamente a los policías.

“Hemos tratado el tema, pero ver cómo están los presupuestos. Sabemos que en las corporaciones hay dos o tres psicólogos para una población de 2 mil 500 personas y entonces el recurso humano no alcanza; aumenta el riesgo por las armas a las que ellos tienen acceso. Se ha posicionado el tema, pero no hay los recursos; esa necesidad tan grande no está reflejada en el presupuesto”, expuso Asiain.

*Con información de Itzel Ramírez

Este trabajo fue realizado por LA VERDAD, que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar el original.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Denuncia CDHNL otra ejecución arbitraria en Nuevo Laredo

El Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo (CDHNL) denunció una nueva ejecución arbitraria atribuible a miembros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), con lo que suman ocho víctimas de militares en la ciudad fronteriza desde 2018.
A %d blogueros les gusta esto: