En medio de la crisis y otra vez sin Cabeza, AMLO viene a Laredo

Carlos Manuel Juárez

Este día el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llegará a Nuevo Laredo, en medio de la crisis más fuerte de su sexenio y sin invitar al gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

La vocería del gobierno de México indicó que la agenda de López Obrador será totalmente privada. Uno de los temas que tratará es el reforzamiento de la aduana de Nuevo Laredo y, como una excepción, tendrá un encuentro con la alcaldesa nuevolaredense, Carmen Lilia Cantúrosas.

Es la segunda ocasión que el mandatario mexicano visita la entidad en el último semestre. El 5 de noviembre de 2021, el tabasqueño junto al secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O; la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza; recorrió la refinería “Francisco I. Madero” de Ciudad Madero. La última gira pública del presidente ocurrió en octubre de 2020.

En julio de 2021, López Obrador advirtió que no se reuniría con el gobernador Cabeza de Vaca debido a su cuestionado estatus legal como titular del Poder Ejecutivo estatal, derivado del proceso de desafuero por el que hay controversias en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Vamos a esperar porque ahí hay un asunto legal y no quiero que se mezcle, por eso también con todo respeto le mando a decir al gobernador de Michoacán que no lo puedo recibir porque hay mucha politización y yo no me quiero meter en esas cosas, que pase el proceso electoral, que termine, que se califiquen las elecciones y entonces vemos, porque no quiero aquí que se produzcan debates ríspidos o espectáculo; hay que cuidar la envestidura presidencial, no es Andrés Manuel, es lo que representamos”, respondió el presidente hace 7 meses.

La situación legal de Cabeza de Vaca no ha cambiado y eso es el motivo de que el presidente mexicano evite convocarlo a las actividades en la entidad. A esta situación se suma la confrontación entre los dos políticos, que se incrementó por las publicaciones que apuntan a la presunta responsabilidad del tamaulipeco en el espionaje a la familia López Beltrán.

No obstante los ataques que protagonizaron el presidente y el gobernador entre febrero y junio de 2021, ahora se vive un periodo de calma, inclusive, el titular del Poder Ejecutivo nacional ha decidido no opinar y dejar la decisión en manos de la FGR y la Corte.

La llegada de López Obrador a Tamaulipas se da en el contexto de la crisis por las acusaciones de conflictos de interés entre la empresa petrolera Baker Hughes y el gobierno federal relacionado con el reportaje de la “Casa gris”, propiedad de un directivo de la firma estadounidense, que rentó el hijo mayor del presidente, José Ramón y su esposa Carolyn Adams.

Ambos negaron los señalamientos del reportaje y aceptaron que vivieron en el inmueble. Por su parte, el gobierno obradorista admitió que hay contratos con la empresa pero, precisó, comenzaron en otros sexenio. La investigación elaborada por Mexicanos contra la corrupción y difundida por Latinus, medio de Carlos Loret de Mola, detonó un golpe moral contra la figura presidencial.

Lo que vino en cascada fue la confrontación entre el presidente y el periodista Loret de Mola, misma que tiene varias capas y sentidos, pero se ha centrado en la intención de revelar los ingresos y el patrimonio del comunicador por parte de López Obrador.

El quiebre emocional

La llegada a Tamaulipas también se da en el marco de un quiebre emocional de Andrés Manuel López. En la conferencia matutina y a pregunta de Elefante Blanco, el presidente estuvo al borde del llanto.

A continuación compartimos el video.

Nuevo Laredo de color guinda

“Voy a ser breve porque hay mucha pasión, se movilizaron mucho aquí en Nuevo Laredo y tenemos que cuidar lo de la pandemia, que no haya contagios. De modo que, entre menos tardemos juntos, es por ahora mejor, evitar contagios y mantener la sana distancia”, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador al encabezar un evento en el municipio tamaulipeco en octubre de 2020.

En los alrededores del Módulo Deportivo de la colonia Francisco Villa se dieron cita tanto simpatizantes del primer mandatario como personas que están en contra de su gobierno. La llegada de López Obrador se vio envuelta de gritos, por un lado “¡Fuera López!” y otro porras y vítores a su favor.

Por lo anterior, el jefe del Ejecutivo decidió dar un mensaje de tan solo tres minutos con 49 segundos en la ceremonia para supervisar Acciones de Mejoramiento Urbano en el municipio. Indicó que en Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo su administración invirtió alrededor de mil 400 millones de pesos en obras de materia deportiva, recreativa y educación, entre ellas el Módulo Deportivo de la colonia Francisco Villa.

“Vamos a seguir trabajando en Tamaulipas, es público y notorio, es de dominio público que tenemos diferencias con el gobierno del estado, pero independientemente de esas diferencias tenemos que poner por delante el interés general, el interés del pueblo y el interés de la nación”.

Deja un comentario

Related Posts

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: