Adiós a Súperdelegación;
Rodolfo regresa a RTC

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

El lunes pasado, un enviado del secretario de Gobernación, el cada vez más poderoso e influyente Adán Augusto López Hernández, se comunicó vía telefónica con el coordinador de los programas federales en Tamaulipas, Rodolfo González Valderrama.

Tras los saludos de cortesía, el mensaje emitido desde Palacio Nacional llegó a su receptor: Al sociólogo tampiqueño lo invitaban a regresar a la dirección general de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC).

La atenta ‘invitación’ era imposible rechazarla. Aceptar era la única opción si el funcionario quería continuar en la nómina de la Cuarta Transformación. Una respuesta negativa se traduciría en la espera de un cese fulminante en los días por venir.

Por tanto, Rodolfo González Valderrama viajó ayer por la mañana a la Ciudad de México para afinar los detalles de su regreso a RTC y, por tanto, dejar la Súperdelegación de los programas sociales en tierras tamaulipecas.

La aventura, iniciada de manera formal el primero de octubre del año pasado, había llegado a su fin, si bien dejará el puesto, de forma oficial, el próximo 28 de febrero. Fueron solo cinco meses al frente de la máxima encomienda federal en la entidad. Fue muy poco tiempo, pero fueron muchos los errores cometidos por quien soñó con ser gobernador del estado.

En la capital del país, Rodolfo González Valderrama dialogó con el coordinador nacional de los programas de Bienestar Social del gobierno federal, Carlos Torres. Su salida, pese a todo, decorosa, era un hecho. De inmediato, como fuego en reguero de pólvora, la versión se extendió desde Nuevo Laredo hasta Tampico, desde el Río Bravo hasta el Río Pánuco.

A las 18 horas, desde la Ciudad de México, en una video-conferencia, con la presencia desde los distintos puntos de Tamaulipas, de los 8 subdelegados y los enlaces de cada uno de los programas sociales que operan en la entidad, Oscar Navarro, segundo en el mando de la coordinación nacional, anunció el cambio, el relevo.

Ahí, presentes, desde las oficinas de la Secretaría de Bienestar Social, se encontraban Rodolfo González Valderrama y Luis Lauro Reyes Rodríguez, exalcalde de Güemez y ahora nuevo Super-Delegado de los programas federales en terruño tamaulipeco.

De esa forma, se concretaba la salida del sociólogo tampiqueño de la coordinación estatal de los programas sociales para regresar a la dirección general de RTC, cargo que sirve de colchón y para darle una salida decorosa, pero insignificante para el sueño que tuvo de gobernar el estado.

¿De dónde vino la petición para que procediera el cambio en la Súperdelegación de los programas federales en Tamaulipas? Fue una solicitud planteada por el presidente nacional de Morena, Mario Delgado.

Primero lo hizo ante la Secretaría de Bienestar Social, pero ahí le respondieron que esa decisión correspondía directamente a Palacio Nacional. A nadie más.

Mario Delgado se dirigió entonces a Bucareli: ahí expuso los motivos y las razones por las cuales se pedía la salida de Rodolfo González Valderrama del manejo de los programas sociales en Tamaulipas.

¿Una de las razones planteadas por el líder nacional de Morena? La desconfianza existente en el trabajo del sociólogo tampiqueño. Lo veían demasiado cercano a los azules y a ciertos operadores tricolores. Lo observaban prácticamente trabajando para ellos.

Algo más fue decisivo para consumar la salida de Rodolfo González Valderrama de la estratégica posición federal en el estado: su pertenencia al grupo del senador Ricardo Monreal.

Como todos lo saben, el zacatecano dejó de ser bien visto en Palacio Nacional por cruzar el voto a favor de la alianza PAN, PRI, PRD en la delegación Cuauhtémoc, en el corazón de la Ciudad de México y, por tanto, traicionar a la Cuarta Transformación.

Desde entonces, Ricardo Monreal ya no fue invitado por el presidente Andrés Manuel López Obrador a desayunar tamales de chipilín en Palacio Nacional. Esas invitaciones se acabaron y, peor aún, también se acabó la confianza.

El suplente del senador Ricardo Monreal complicó todavía más las cosas para Rodolfo González Valderrama: confrontado desde finales del gobierno de Marcelo Ebrard en la capital del país con Mario Delgado, la absurda y ridícula postura de Alejandro Rojas Díaz Durán en contra del precandidato de Morena a la gubernatura fue, sin duda, la gota que derramó el vaso.

Adán Augusto López, secretario de Gobernación, habló con el presidente sobre el tema. En Palacio Nacional le dieron la indicación de que procediera con el relevo ofreciendo como salida el regreso a la dirección general de RTC.

Así se hizo: Rodolfo González Valderrama dirá adiós a la Super Delegación del gobierno federal en Tamaulipas el próximo 28 de febrero.También se despedirá de su aventura por Tamaulipas para volver a su verdadera tierra, Chilangolandia.

El líder del Sutsha establece el camino a seguir

Azael Portillo Alejo, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores al Servicios del Honorable Ayuntamiento (SUTSHA) de Ciudad Madero, se ha convertido en el ejemplo a seguir de otros liderazgos sindicales con relación directa en materia laboral con los municipios.

El joven dirigente del SUTSHA no solo cuenta con una amplia experiencia en el terreno sindical, sino que también tiene una interesante trayectoria en el ámbito público y de la actividad política.

Hasta el momento, Azael Portillo ha sido regidor en tres ocasiones, posición en la que siempre se ha desempeñado como un activo de la organización sindical.

Además, cuando ha sido candidato a un cargo de elección popular, el líder del SUTSHA ha demostrado algo que muchos quisieran tener: una estructura territorial.

Esos son algunos de los motivos por los cuales Azael Portillo marca la ruta a seguir para otros liderazgos sindicales en la entidad.

Y para cerrar

Maki Ortiz, exalcaldesa de Reynosa, analiza el escenario político estatal: se inclinará, dará su respaldo, en el momento que ella determine que es factor de triunfo. Con estrategia, juega con los tiempos electorales.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

El derrumbe del PRI

El PRI llega a la elección del próximo 5 de junio, prácticamente desintegrado, en la última fase de su descomposición, con muy pocos votos que sumen a una extraña mezcolanza denominada 'alianza'.
A %d blogueros les gusta esto: