El triste circo de Alejandro Rojas

Catalejos

Opinión por Miguel Domínguez Flores

Como el artista circense que espera unas gradas llenas y las encuentra vacías, el show de Alejandro Rojas Díaz Durán no rindió los frutos que él mismo esperaba.

Su unción como el “candidato legítimo” de Morena a la gubernatura de Tamaulipas quedó retratada como una payasada más, un chiste que cada vez causa menos gracia.

¿A qué intereses responde el senador suplente con esta campaña? Es obvio que a los de su líder Ricardo Monreal, ¿con quién está aliado el coordinador de la bancada de Morena en el Senado? Por el momento es difícil responderlo, pero hay algunas pistas, y todas apuntan a Reynosa.

No es casualidad que haya sido en ese municipio donde decidió iniciar con esta farsa. Y bajo ese contexto, tampoco resulta extraño que el nacido en la Ciudad de México, ahora aparezca con una credencial de elector de Reynosa, de la que dijo, ya tiene carta de residencia.

En todo caso, lo sorpresivo es que hasta hace unos cuantos meses, Rojas juraba que su domicilio estaba en Tampico, de donde según él es originaria su familia. Una mentira más de quien se proclama como el más puro representante de la honestidad morenista.

Con estos elementos a la mano, resulta fácil identificar que su escuálida campaña cuenta -por lo menos- con el respaldo de la familia que detenta el poder en Reynosa.

Pero para Maki y su hijo, el panorama también empieza a complicarse. Sus argumentos para impugnar la designación de Américo Villarreal fueron rebotados por la Comisión de Honestidad del partido y difícilmente prosperarán en el Tribunal Electoral; los caminos para los Peña Ortiz empiezan a achicarse.

Si en algún momento la irrupción del senador suplente llegó a preocupar al equipo de Américo, ayer debieron dibujar una sonrisa cuando vieron el show mal montado que protagonizó en la frontera, y que amenaza con llevar a las otras regiones del estado.

Los operadores

A las precampañas les quedan 10 días, luego vendrá un largo periodo de espera que terminará el 3 de abril cuando arranquen las campañas.

Pero este primer mes ha servido para que los precandidatos pusieran los pies en el territorio y el electorado empiece a conocerlos.

Con sus equipos aún en proceso de armado, veremos cuánto cambiarán sus perfiles y sus ideas cuando llegue el momento de salir a la calle para pedir el voto o de acudir a los medios de comunicación para expresar sus propuestas.

Pero a reserva de los refuerzos que puedan llegar más adelante, Américo Villarreal y César Verástegui ya tienen a sus principales operadores.

Con distintos perfiles y funciones, es evidente que para la campaña de Morena jugarán roles importantes los Canturosas (Carlos y Carmen Lilia); el exdelegado José Ramón Gómez Leal, y el alcalde de Victoria, Eduardo Gattás.

Para el “Truco”, como ya se había anticipado, los comandantes de la campaña son Luis Enrique Rodríguez y Oscar Almaraz, más los que se vayan sumando en el camino.

En los dos equipos hay algunas incógnitas. Por ejemplo, el papel que para uno y otro lado van a jugar los alcaldes del sur, Adrián Oseguera y Jesús Nader.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Precampañas llegan a su fin

La discusión surgió cuando la legisladora panista fue inscrita para participar en el punto de asuntos generales. Con su exhorto lanzado a la Secretaría de Agricultura y a la Conapesca por la diputada del Octavo Distrito de Tamaulipas, la sesión llegaría a su fin.
A %d blogueros les gusta esto: