El primer choque de Américo y los Cabeza de Vaca

Especial

Después de competir en la calle y en la mesa con el PAN, Américo Villarreal Anaya pudo alzar su constancia como senador por Tamaulipas el 8 de julio de 2018. Para lograrlo tuvo que solicitar la revisión del 80 por ciento de las actas o lo habrían dejado con las manos vacías.

El médico con especialidad en cardiología y medicina interna derrotaba a Ismael García Cabeza de Vaca, hermano del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. Ninguno de los pronósticos de los panistas daba ese resultado.

Villarreal Anaya, candidato de Morena-PT-PES, obtuvo 610 mil 306 votos contra 605 mil 418 de García Cabeza de Vaca, abanderado de la coalición PAN-PRD-MC. Lo superó por 4 mil 888 sufragios.

Él y su compañera de fórmula, Guadalupe Covarrubias Cervantes, recibieron la constancia de mayoría cerca de las 8:00 de la noche, siete días después de la elección, en una sala de la Junta Local del INE, repleta de fotógrafos y simpatizantes.

“Fue una contienda cerrada”, dijo Villarreal Anaya.

Detrás de sus palabras, se habían acumulado días de angustia debido a fallas en el cómputo de votos y a números alterados que le daban la victoria, momentos antes, al candidato del PAN.

Votos falsos y recuento de actas

Desde el domingo 1 de julio, día de la elección, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) señalaba como ganador a Américo Villarreal sobre Ismael García Cabeza de Vaca. Al lunes 2, siendo las 8:00 horas, llevaba cerca de 22,000 votos de ventaja. Después, algo sucedió.

La captura de datos se detuvo en los municipios de Matamoros y Madero, donde el candidato de Morena rebasaba por mucho al del PAN. Y, a partir de las 9:00 horas, la puntuación de Ismael comenzó a subir a razón de 2,500 votos por hora.

“En este lapso de tiempo, se tuvo un incremento de 25 mil votos por parte de esta coalición (PAN-PRD-MC), lo cual está, a todas luces, fuera de la realidad”, dijo Américo Villarreal ese día a la prensa, a la que convocó para denunciar el atropello.

El resto del lunes 2, el PREP dejó de computar actas en los distritos 02 y 09 de Reynosa, el 04 de Matamoros y el 07 de Ciudad Madero, en los cuales ganaba la coalición Morena-PT-PES.

En tanto se interrumpían esos distritos, el cómputo se centraba en los municipios de Victoria y Mante, sobre todo en este último, de donde salían miles de votos para Ismael García Cabeza de Vaca.

También se denunció que el PREP estaba computando paquetes del distrito 06, con cabecera en Mante, hasta seis días después de la elección.

Otra peculiaridad fue la participación electoral en estos dos municipios, de más de 71 por ciento, mientras que en el resto del estado llegaba a 61 por ciento.

Trasnochados desde el día de la elección, Américo Villarreal y su equipo documentaron las inconsistencias y solicitaron al INE la reapertura de paquetes y el recuento de votos, principalmente en Mante.

El domingo 8 de julio, una semana después de la elección, inició la primera apertura de documentos, con una revisión de hasta el 80 por ciento de las actas computadas. En esos paquetes no aparecían los votos que el PREP atribuía al PAN.

Al mediodía, se efectuó el segundo recuento con una muestra aleatoria del 10 por ciento, determinado de la siguiente manera: 9 del distrito I; 9 del II; 8 del III; 8 del IV, 8 del V, 8 del VI, 8 del VII y 8 del IX.

Y los números cambiaron: Américo Villarreal sacó una diferencia de 4 mil 888 votos a Ismael García Cabeza de Vaca, quien le seguía detrás.

Un tercer conteo se originó por la aplicación del artículo 320 de Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, al no existir una diferencia de 1 por ciento entre el primero y segundo lugar. Pero, solo confirmó el triunfo de Morena.

La noche del 8 de julio de 2018, Américo Villarreal y Guadalupe Covarrubias salieron del INE con su constancia de ganadores en la mano.

En este 2021, Villarreal Anaya volvió a participar en comicios, esta vez como delegado nacional de Morena en Sinaloa. Y pasó de nuevo: ganó la elección de gobernador con Rubén Rocha Moya como candidato.

En 2022, llegará como candidato de Morena a la gubernatura de Tamaulipas. Si se trata de la segunda temporada de 2018, habrá lucha cerrada, abogados y una constancia de ganador entregada varios días después.

Deja un comentario

Related Posts
A %d blogueros les gusta esto: