¿Ismael aún quiere ser candidato?

Los panistas que se reunieron ayer en Casa Tamaulipas. Crédito: Luis Cantú

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

En días recientes, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, recibió una encuesta realizada por una empresa que aplica los estudios de opinión a su administración. El sondeo se centraba en qué tan conocidos eran los aspirantes a la candidatura del PAN a la gubernatura del estado en 2022.

Quien ocupaba el primer lugar a nivel de conocimiento del electorado, no era Chucho Nader, alcalde de Tampico y uno de los presidentes municipales mejor evaluados de todo el país; tampoco lo era el secretario general de gobierno, César Verástegui Ostos; mucho menos aparecía en esa posición el diputado federal Gerardo Peña Flores.

El resultado puede sorprender a muchos que analizan los hechos de la política tamaulipeca, menos a quien mandó aplicar la encuesta: el panista más conocido por los tamaulipecos es el senador Ismael García Cabeza de Vaca.

Sí, el hermano del gobernador, el mismo que desde los álgidos, inciertos y convulsos tiempos del desafuero prácticamente desapareció del escenario, se encuentra en el primer lugar, de acuerdo con ese sondeo entregado al gobernador tamaulipeco.

En ese contexto de estudios de opinión cocinados al estilo y gusto del cliente (en Morena no cantan mal las rancheras), justo ayer en punto de las 9 horas se llevó a cabo una reunión cuyo tema central fue, aunque no reconocido de manera pública, el proceso de sucesión blanquiazul.

Convocados por el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca (a quien le quedan 9 meses y 3 semanas de gobierno), se sentaron a la mesa de la sala de juntas de la Casa de Gobierno, en Ciudad Victoria, los aspirantes a la candidatura del PAN a la silla del poder estatal: Chucho Nader, César Verástegui Ostos, Gerardo Peña (que un día antes se sumó al proyecto de ‘El Truco’) y… el senador Ismael García Cabeza de Vaca.

También invitado al diálogo y desayuno estuvo Luis René ‘El Cachorro’ Cantú, presidente del panismo tamaulipeco, aunque el gobernador lo presentó como el coordinador del Grupo Parlamentario blanquiazul en el Congreso del Estado.

A través de un video que subió a su cuenta de twitter, Francisco García Cabeza de Vaca dijo que era un encuentro para analizar ‘cómo viene el Presupuesto de Egresos de la Federación’ y ‘las obras de infraestructura que se van a realizar en distintas partes del estado’. Calificó, además, la reunión como ‘sumamente productiva’. Esa fue la versión oficial.

La realidad es que el Presupuesto de Egresos de la Federación fue aprobado en el Pleno de la Cámara de Diputados la madrugada del 14 de noviembre, es decir, hace tres semanas y, por tanto, no ‘cuadra’ que hasta ahora, el mandatario estatal, junto con su hermano el senador, un alcalde, el secretario general de gobierno y el líder de los diputados locales panistas, se sienten a conversar sobre ese asunto.

Es obvio que la reunión fue convocada para hablar de la sucesión panista tamaulipeca, la que está a punto de entrar a la siguiente etapa: el lanzamiento de la convocatoria que define los requisitos, los tiempos y el método de selección del candidato.

Por ese motivo se encontraban, sentados uno a lado del otro, Chucho Nader y César Verástegui Ostos… pero lo que más llamó la atención fue la repentina aparición del senador Ismael García Cabeza de Vaca.

Hasta antes de la estrepitosa derrota electoral que sufrió el PAN el pasado 6 de junio, cuando perdió las estratégicas alcaldías de Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Río Bravo, Ciudad Victoria, Altamira y Madero, el proyecto político que impulsaba el gobernador en su sucesión era el de su hermano, Ismael García Cabeza de Vaca. Todos lo sabían.

Sin embargo, el duro golpeteo que recibió durante el proceso de desafuero y la dolorosa caída en las urnas provocaron que el senador panista se alejara de las cámaras y de los reflectores y pusiera distancia de por medio.

No obstante, se reitera, hace unos días, el gobernador recibió de una empresa consentida que le aplica las encuestas el resultado sobre los niveles de conocimiento que tienen los tamaulipecos de los aspirantes blanquiazules a la gubernatura y, según ese sondeo, el personaje que ocupó la primera posición, casualmente, fue su hermano, el senador.

Se sabe que existe un influyente grupo al interior del PAN de Tamaulipas que se opone a las aspiraciones tanto de César Verástegui Ostos como de Chucho Nader. Esa corriente, beneficiada a lo largo de cinco años, quiere y cree que ‘los vientos del cambio’ todavía pueden mantener la plaza con un integrante de la familia
Cabeza de Vaca. Eso es lo que ellos creen o desean hacer creer.

En ese juego de ambiciones al interior de Acción Nacional, sería oportuno saber si Ismael García Cabeza aún quiere ser candidato del PAN a la gubernatura de Tamaulipas. Por tanto, sería interesante que el senador panista declarara su interés o, para evitar especulaciones, se descartara de una vez por todas ante los medios de comunicación.

La tambaleante democracia tamaulipeca necesita conocer esa respuesta.

Altamira alcanza cifra récord en presupuesto de obra pública



Uno de los compromisos de campaña hechos por Armando Martínez Manríquez ya se concretó en sus primeros dos meses y una semana de gobierno: el presupuesto de obra pública para 2022 asciende a 307 millones de pesos.

Esa es una cifra récord, una cantidad presupuestal canalizada a la construcción de obras, nunca antes registrada en la historia de las administraciones del municipio que registra el mayor crecimiento poblacional de la zona sur de Tamaulipas.

Esos 307 millones de pesos representan el 27 por ciento del presupuesto anual total proyectado por la administración que preside Armando Martínez para el próximo año. Es decir, el porcentaje destinado a obra pública pasó de 14 por ciento a 27 por ciento del presupuesto municipal total. En cuestión de números, el presupuesto de obra pública pasó de 153 millones a 307 millones de pesos. En otras palabras, se duplicó.

Se reitera: esto nunca había sucedido en Altamira. Incluso, hay que decirlo con más claridad: nunca había ocurrido un incremento de esa proporción en materia de obra pública en los gobiernos locales del sur del estado.

Armando Martínez Manríquez quiere hacer más obras en Altamira a fin de superar el rezago existente en diversos rubros: pavimentación de calles, construcción de guarniciones y banquetas, instalación de campos deportivos, mantenimiento de las oficinas gubernamentales, creación de un museo local, alumbrado público, etcétera.

Para lograr esa cifra récord, el alcalde altamirense disminuyó el gasto en nómina. Durante ‘La Mañanera’ de ayer fue insistente en señalar que se debe desterrar la idea de que el gobierno municipal es un ’empleador’ y que debe tener en la nómina a miles de trabajadores a fin de ganar elecciones. Ese no es el camino, sino que a la gente se le debe capacitar para que tengan empleos mejor remunerados en el sector privado, comentó.

Hasta el momento, el Cabildo de Altamira han recibido 748 solicitudes de obra pública, entre ellas, por supuesto, la pavimentación de calles y de infraestructura escolar. De acuerdo a los tiempos contemplados, en febrero de 2022 se estarán lanzando las licitaciones para que en marzo comiencen las obras.

De arranque, en este mes, iniciará la construcción de guarniciones y banquetas en la colonia Las Adelitas y el Ejido Maclovio Herrera, así como en el Fraccionamiento San Jacinto, donde también se renovará el alumbrado público. También se pavimentará a base de concreto hidráulico la calle Privada Niños Héroes de la colonia Tampico-Altamira, además de iniciar otra pavimentación en Villa Cuauhtémoc.

Hoy, además, iniciará la rehabilitación del alumbrado público de la avenida más importante del sur de Tamaulipas: la Avenida de la Industria, entre el tramo que comprende desde la calle Burton Grossman (La Divisoria) hasta el Distribuidor Vial Perimetral Duport (abarca las colonias Tampico-Altamira, Miramar, Laguna de la Puerta y Monte Alto). Es una obra que ayudará a cambiar la fisonomía urbana nocturna de la ciudad.

Durante ‘La Mañanera’, participó la presidenta del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Rossy Luque de Martínez, quien informó, entre otras cosas, sobre la entrega de 6 mil 820 paquetes alimenticios a adultos mayores, personas con discapacidad y madres con niños con discapacidad.
Por otra parte, la presidenta del DIF local comentó sobre los eventos y foros realizados para combatir la violencia contra la mujer, los que tratan de crear una nueva conciencia social.

Y para cerrar


‘El Monrealista’ que no va a ser candidato de Morena a la gubernatura de Tamaulipas cree que ‘manchando’ la imagen de prácticamente todos los aspirantes a la anhelada nominación de la 4T a través de una columna que se publica en el diario ‘El Universal’ queda como el único ‘puro’ del movimiento (ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja). ¡No, bueno!


Si es tan puro, ¿por qué su coordinador de estructuras es el nefasto priista César García Coronado? Este sujeto fue un cuestionado delegado federal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en San Luis Potosí en los tiempos del analfabeto funcional Enrique Peña Nieto.


Por lo visto, ‘el Monrealista’ que no será candidato morenista a la gubernatura luce francamente desesperado, tirando golpes a diestra y siniestra. El problema para él es que ya todos los aspirantes lo tienen plenamente identificado.


Está tan desesperado que le pega, por orden de su jefe político, Ricardo Monreal, hasta a Claudia Sheinbaum… ¡¡¡Caray!!!

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

La batalla campal por la gubernatura

En la esquina blanquiazul, parece que César Verástegui Ostos, con el permiso especial de su manager, ya tomó la delantera al convocar a un evento multitudinario en el Polyforum de Ciudad Victoria el próximo sábado.
Leer más

Era lógico: Américo, candidato

Hoy, el senador tendrá agenda de trabajo en la Ciudad de México y, por tanto, será hasta mañana, una vez que llegue a Ciudad Victoria, cuando ofrezca una rueda de prensa.
Leer más

Aldana ‘barre’ en el STPRM

El brazo derecho de Carlos Romero Deschamps durante muchos años, 'barrió' la oposición, ganó la elección y se convirtió en el nuevo secretario general.
A %d blogueros les gusta esto: