El PRI de Melhem apuesta por Chucho Nader

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Aquí se los adelanté hace 10 días: Edgardo Melhem, presidente del PRI en Tamaulipas, no está en contra de establecer una alianza electoral con el PAN, pero quiere que el candidato que represente la coalición sea el panista mejor posicionado en las encuestas.¿Quién es ese panista? Ayer lo dijo públicamente al ser entrevistado por los reporteros que dan cobertura al Congreso del Estado: Chucho Nader, presidente municipal de Tampico.

Melhem no miente: los estudios de opinión difundidos indican que el alcalde porteño es el panista mejor posicionado. Los números y los porcentajes son fríos. Esa es la realidad.

En la entrevista, el dirigente estatal del PRI y actual diputado local sostuvo lo que todos sabemos: la alianza electoral con el PAN y el PRD la va a aprobar el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Revolucionario Institucional. Eso se va a decidir en la Ciudad de México, no en Ciudad Victoria.

El líder del priismo tamaulipeco expresó que su partido tiene dos aspirantes que también quieren participar en la elección de 2022: Enrique Cárdenas del Avellano y Ramiro Ramos Salinas, con quienes se ha reunido en varias ocasiones.

Hay algo más que Melhem no dijo durante la entrevista: ‘Alito’, presidente nacional del PRI, apoya a Chucho Nader para que sea el candidato de la posible coalición con Acción Nacional en tierras tamaulipecas.

Sin embargo, un grupo de priistas quiere que la alianza electoral con el PAN se decida y se suscriba de manera inmediata, pero sobre todo, que la balanza se incline a favor de uno de los aspirantes blanquiazules: César Verástegui Ostos, ‘El Truco’.

Uno de los priistas que apareció en el primer evento en respaldo a César Verástegui, el ex diputado local Florentino Sáenz Cobos, ya recibió chamba del gobierno estatal panista: ayer fue nombrado subsecretario general de gobierno. Algo más los liga: los dos son gente de la región cañera.

Algo así, un cargo público, es lo que busca con notoria desesperación Enrique Arreola, uno de los priistas que encabeza la ofensiva en contra de Edgardo Melhem. ¿Le darán trabajo pronto ‘los vientos del cambio’?

Como se comentó ya en este espacio, la sucesión sexenal en el PAN arrastró al PRI a un severo conflicto interno, donde ambos partidos, al final, saldrán perjudicados. La división no es buena ni para uno, ni para otro. Eso no lo han entendido los altos mandos del aparato estatal azul, acostumbrados a confrontar y no a negociar.

En ese contexto, la sucesión panista ya entró a una etapa decisiva y la competencia interna ya se puso más que interesante.

En Acción Nacional, existen dos aspirantes firmes a la candidatura a la gubernatura de Tamaulipas. Uno, va arriba en todas las encuestas que siguen de cerca la carrera blanquiazul, Chucho Nader, alcalde de Tampico. El otro es César Verástegui Ostos, secretario general de gobierno, impulsado por la maquinaria estatal de ‘los vientos del cambio’.

¿Quién será ‘el elegido’? Todo dependerá del método de selección del candidato. Dos posibilidades existen en el escenario: el PAN podría tomar el camino democrático de que el candidato sea electo en las urnas por los militantes del partido en el estado u optar por la vía de la designación.

Ese es el dilema que afrontarán los dirigentes blanquiazules: si existe una elección interna, Chucho Nader podría ganar la candidatura; si prefieren la designación, una decisión que tomaría directamente el gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca, el candidato será César Verástegui Ostos.

Al ser cuestionado sobre el método de selección del candidato a la gubernatura, Luis René ‘El Cachorro’ Cantú ya adelantó en una entrevista a un medio de la capital de la entidad que ‘cree’ que podría ser ‘otra vez’ la designación.

Es decir, el presidente estatal del PAN ya expresó lo que muy posiblemente sucederá: desde el más alto mando de Ciudad Victoria, se impulsará el método de la designación directa, mejor conocido como ‘dedazo’.

Cierto, el método de la designación es una vía legal para nombrar a un candidato, pero si es mal operado, como suele suceder en las ocasiones en las que se utiliza la presión y el golpeteo, el desenlace final puede resultar desastroso, sobre todo si se quiere establecer una alianza con otro partido.

Mala señal es que, por ejemplo, Mayra Ojeda, secretaria general del PRI, presente justo en este momento, una demanda de hechos ante el Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) por violencia política y de género por supuestas acciones cometidas desde hace dos años en contra de Edgardo Melhem. ¿Si los presuntos hechos se cometen desde hace tiempo, por qué denunciar hasta ahora? Esto ahonda la división, atiza el fuego.

Mayra Ojeda, también regidora en el Cabildo de Ciudad Madero, ‘opera’ desde hace tiempo para beneficiar a Acción Nacional. Así lo hizo en la jornada electoral del pasado 6 de junio. Ella es la que debería renunciar al PRI y solicitar su afiliación al PAN. Ella debería quitarse la máscara priista y ponerse una azul y blanco. ¿Para que engañar a la gente? ¿Para qué engañarse a sí misma?

La sucesión sexenal tamaulipeca ya traspasó las fronteras panistas y se incrustó, de lleno, en el escenario de la posible coalición electoral, en el PRI.

Melhem apoya la alianza si el candidato es Chucho Nader, que va arriba en las encuestas. Otros priistas respaldan a ‘El Truco’, que es impulsado por la maquinaria del gobierno estatal. Y ojo: al final de cuentas, ninguno la tiene fácil en la elección constitucional del 5 de junio.

¿Quién será el candidato panista a la gubernatura? ¿Cuál será el método de selección del candidato? ¿Quién decidirá el método: el gobernador o el CEN del PAN? ¿Habrá coalición electoral entre Acción Nacional y el Revolucionario Institucional? ¿Hasta dónde llegará la división del PRI?

Esas preguntas tendrán respuesta en las próximas semanas, justo en el invierno más caliente que haya tenido el PAN en su historia en el estado.

Aprueba , en lo general, el PEF 2022 en la Camara de Diputados

Como se esperaba, con el voto mayoritario de Morena y sus aliados, el PT y el PVEM, el pleno de la Cámara de Diputados avaló ayer, en lo general, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del próximo año.

Un día antes, el martes, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, que preside el morenista tamaulipeco Erasmo González Robledo, lo había aprobado también con la mayoría de votos de quienes conforman la 4T.

El PEF 2022 avalado asciende a más de 7 billones de pesos, lo que significa un incremento de 8.6 por ciento con respecto al presupuesto de este año. De esa cantidad, 2.1 billones de pesos se ejercerá en el gasto federalizado, es decir, el recurso destinado a los estados y municipios, el cual registra un aumento de 4.9 por ciento.

Otra partida que ascendió fue la canalizada a Salud: casi 794 mil millones de pesos. De esa cifra, 26 mil millones están reservados para la adquisición de vacunas para continuar con el combate a la pandemia.

Por supuesto, el debate que viene en tribuna, con un total de ¡¡¡1994!!! reservas será intenso y, sobre todo, maratónico. Eso sí, Erasmo González Robledo comentó a la prensa nacional que existen ‘áreas de oportunidad’ para aceptar propuestas de la oposición y modificar el presupuesto de ciertos segmentos.

Para ello, se instalará una ‘mesa técnica’ directa con la Secretaría de Hacienda para analizar lo que se puede modificar y lo que definitivamente se quedará igual. Claro, PAN, PRI, PRD y MC tienen en la mira ajustar los recursos de las principales obras del lopezobradorismo, como son la refinería Dos Bocas, en Tabasco; y el Tren Maya.

Ya veremos qué tantas modificaciones registra el PEF 2022, pero la mayoría morenista, sin duda, va a imponer condiciones.

Y para cerrar

‘El Truco’ encabezará uno de sus tradicionales eventos multitudinarios en Ciudad Madero el próximo sábado a mediodía. El domingo no tendrá acto masivo, pero sí reunión de trabajo privada.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Sumas y restas de la revocación

El morenismo, tan cuestionado -y con justa razón- por las pugnas internas y la falta de una estructura partidista, comprobó que a pesar de todo su maquinaria proselitista está bien aceitada. 

Leer más

‘El Truco’ va por Tamaulipas

Marko Cortés, Alejandro 'Alito' Moreno y Jesús Zambrano, cada quien a su estilo, respaldó la aspiración de 'El Truco' de ser el próximo gobernador de Tamaulipas.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: