El mensaje de AMLO con su visita a la refinería

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Tal como se anunció en esta columna de manera exclusiva, la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la refinería Madero fue breve, rápida, concisa.

A la refinería llegó a las 11 horas con 25 minutos. El recorrido por la refinería, que incluyó un mensaje con un grupo de trabajadores, terminó alrededor de las 12:15 horas y fue cuando comenzó la reunión de trabajo en las oficinas administrativas de la planta.

Una hora y pocos minutos más fue lo que duró esa junta de trabajo para analizar los números, tanto los operativos como los financieros, que se necesitan para modernizar la planta refinadora, tiempos que no se han cumplido por razones diversas, en especial, las económicas.

El presidente de la república salió de la refinería Madero cuando el reloj marcaba las 13:35 horas porque el vuelo comercial de AeroMéxico que lo trasladó, de regreso a la capital del país, salía a las 14:10 horas.

Aunque diversas personas y grupos se plantaron en la puerta principal de la refinería para tratar de dialogar con López Obrador, el tiempo de la visita era breve y solamente permitió, de manera apresurada, que le entregaran algunos documentos a su salida.

Así fueron, en términos generales, los tiempos de la visita del presidente a la refinería Madero, pero ahora analicemos los motivos de su visita.

Al ingresar a la planta, de inmediato inició el recorrido y fue cuando, ante un grupo de aproximadamente de 50 trabajadores petroleros, explicó la razón de estar ahí con ellos: la realización de un cambio profundo en el manejo de la política petrolera.

La explicación del presidente a los obreros de Pemex fue grabada y el video fue subido a las distintas redes sociales del gobierno federal pocas horas después, con la intención, cierto, de difundir en qué consiste ese cambio en la empresa petrolera (ya no vender el crudo al extranjero, sino procesarlo y producir la gasolina en nuestro país), pero también con la idea de mandar un evidente mensaje político electoral al interior del sindicato petrolero.

Sí, ese fue ‘el otro motivo’ de la breve y rápida visita de Andrés Manuel López Obrador a la refinería Madero, tal como lo hará en las otras plantas refinadoras del país este fin de semana: hablar de que, ahora sí, habrá democracia sindical.

No fue una casualidad que en ‘La Mañanera’ de ayer, la joven secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, expusiera el método de elección de la secretaría general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y los tiempos del proceso electoral nacional, el cual iniciará con el lanzamiento de la convocatoria en un mes, el próximo 6 de diciembre de este año.

Con detalle, la secretaria del Trabajo durante ‘La Mañanera’ planteó la cronología de la elección de lo que será la nueva dirigencia sindical petrolera, en ‘la época Post Romero Deschamps’: el registro de los votantes, es decir, del padrón electoral, que ascenderá a alrededor de 89 mil trabajadores, se realizará del 7 al 17 de diciembre de 2021. Después viene la pausa de fin de año.

Entre el 17 y el 19 de enero de 2022, se llevará una etapa determinante del proceso electoral nacional del sindicato petrolero: el registro de los candidatos y sus planillas. Del 20 al 29 de enero del próximo año se realizarán las campañas electorales y el 31 de enero de 2022 será el ‘Día D’, la fecha de la jornada electoral. Ese mismo día se conocerán los resultados.

En ese contexto, se entiende a la perfección ‘el otro mensaje’ que el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a los trabajadores de la refinería Madero: ‘Vamos a procurar también que haya democracia sindical’.

Con un singular altavoz y portando un casco con la figura de la bandera mexicana y el escudo nacional al frente, AMLO dijo a los obreros de Pemex: ‘Que ustedes, cada uno, decidan a quién quieren de representante, ya no a los líderes charros, sino dirigentes que los representen y los entiendan, que realmente sean democráticos, que quieran ayudar, no que lleguen a ‘canastear’, que lleguen nada más a robar. Eso ya se terminó’.

Esas palabras fueron resaltadas de manera especial en las notas informativas de los noticieros de la principal televisora del país, lo que tampoco es una casualidad. Eso es una pauta, es una línea marcada desde Palacio Nacional.

Es decir, el diseño de la gira del presidente de México por las seis refinerías tuvo como uno de sus objetivos el hablar de la democracia en el sindicato petrolero y todo comenzó desde ‘La Mañanera’ de ayer, con la presencia y la explicación de la joven secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde.

Ese fue el motivo por el cual se quiso manejar con tanta secrecía la visita del primer mandatario a la refinería Madero… aunque no contaban con que esta columna la revelara, en exclusiva, el martes pasado.

Pero la visita de Andrés Manuel López Obrador también tuvo un objetivo central bastante explícito: acelerar los trabajos de rescate y modernización de la planta en los próximos seis meses.

Para hacer eso, se necesitan recursos que no han llegado a tiempo para concluir, por ejemplo, la rehabilitación de planta Combinada Maya, la que, de acuerdo a lo programado, debería estar operando a plenitud desde el pasado mes de octubre. Eso no se logró.

Esa fue la razón de la presencia del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, pero también de la discreta subsecretaria de egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Victoria Rodríguez Ceja: tomar nota del dinero que se requiere para que la refinería acelere su modernización y, por consecuencia, su ritmo de producción.

La presencia de un secretario de Hacienda en una refinería es, efectivamente, novedosa, ya que regularmente se la pasan en un escritorio viendo con frialdad los números de las finanzas del país, sin conocer la realidad que se vive fuera, en el territorio.

Otro personaje relevante que estuvo en la gira fue el coordinador nacional de los Programas para el Bienestar, es decir, el jefe de los súper delegados federales en los estados, el joven Carlos Torres Rosas.

En la pasada visita presidencial a la refinería Madero, a finales de abril de este año, Carlos Torres también estuvo en la junta de trabajo, pero en esa ocasión en su rol anterior, como secretario técnico de la Presidencia de la República. O sea, conoce a la perfección, a detalle, el tema del rescate de las plantas de Pemex.

Como debía ser, estuvieron en la gira el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero; y la secretaria de Energía, Rocío Nahle (entre ellos, como ya se sabe, no existe una buena relación, es más, prácticamente no se dirigen la palabra). De eso trató la visita de Andrés Manuel López Obrador a la refinería de Ciudad Madero: supervisar una de sus prioridades de su gobierno, el rescate de Pemex mediante un cambio profundo… y para hablar de democracia sindical justo cuando se dieron a conocer los tiempos de la elección de la nueva dirigencia nacional del STPRM.

No hay duda: al presidente de México le encanta la política.

Erasmo González afina la presentación del PEF 2022

Quien prácticamente no podrá dormir todos estos días es el diputado federal morenista Erasmo González Robledo.

¿La causa insomnio es la próxima designación del candidato de Morena a la gubernatura de Tamaulipas? No, nada de eso.

Lo que pasa es que tiene trabajo de sobra ya que debe presentar el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022 el próximo martes. Y neta: casi no dormirá durante todo este fin de semana ya que el tiempo apremia.

La presentación del PEF se hará ese día, el martes 9 de noviembre, primero ante la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública y, horas después, se pasará al Pleno del Congreso para iniciar un intenso debate en el que se esperan más de mil 500 reservas, es decir, observaciones y planteamientos de modificaciones al proyecto de parte, principalmente, de la oposición.

Es decir, será una semana de maratónicas y candentes sesiones en la Cámara de Diputados, donde Erasmo González Robledo jugará un papel estratégico al ser el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.

La fecha límite para aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación es el 15 de noviembre. Por tanto, San Lázaro será escenario de una nueva batalla entre Morena y sus aliados contra el Bloque Opositor del PAN, PRI, PRD y MC. Se dirán de todo en la tribuna.

Y para cerrar

El senador morenista tamaulipeco Américo Villarreal Anaya, quien respira optimismo y confianza en lo que viene, llegó ayer por la tarde, casi noche (con el nuevo horario) a Ciudad Victoria. Hoy estará en Matamoros.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Época de información falsa

En los tiempos de las redes sociales, un rumor, una versión sin confirmar, una mentira descarada, una noticia falsa circula con rapidez inusitada y reenviada sin análisis de por medio y en detrimento de la realidad.
A %d blogueros les gusta esto: