Los programas sociales nacen del corazón del presidente: González Valderrama

Héctor Garcés

Los programas sociales del gobierno federal nacieron de la cabeza y del corazón del presidente Andrés Manuel López Obrador y que ahora se convirtieron en políticas públicas, sostiene el nuevo super-delegado en Tamaulipas, Rodolfo González Valderrama.

Esos programas sociales, afirma, surgieron cuando Andrés Manuel López Obrador gobernó la Ciudad de México hace 20 años y aunque el PRI y el PAN los cuestionaron, luego esos partidos políticos intentaron copiar e instrumentar esos programas en sus estados.

En Tamaulipas, se aplican 7 mil millones de pesos en 14 programas sociales federales, de los cuales, 4 mil 200 millones de pesos se invierten en el programa ‘estrella’ del lopezobradorismo: el de atención a los adultos mayores, quienes reciben bimestralmente 3 mil 100 pesos.

En entrevista para el programa SIN RESERVAS, que se transmite por el Canal 10.1 de Tampico, Rodolfo González Valderrama explica la cobertura y el alcance de la mayoría de los programas para el desarrollo que se aterrizan en el estado y, cuando asegura que faltan eliminar algunas resistencias que se encuentran en los estados, subraya que el federalismo es un esquema de división de poderes y no de confrontación de poderes.

Licenciado… ¿Por qué les llaman súper delegados?

Porque estamos super ocupados, pero no por otra cuestión.

Son muchos programas. ¿Son 17 en total?

Sí, son 17, ahorita en Tamaulipas se están aplicando 14, que benefician a medio millón de tamaulipecas y tamaulipecos.

Muchas veces se piensa que solamente el programa de Atención para los Adultos Mayores, este apoyo que se les da a los mayores de 65 años es el único programa, cuando en realidad el gobierno federal trae 16 programas más.

Sí, correcto. Por ejemplo, aquí en Tamaulipas, el programa estrella, no nada más en el estado, sino a nivel nacional, es el de Adultos Mayores, la atención universal para el bienestar de los adultos mayores. Los beneficiarios en Tamaulipas son 226 mil al día de hoy, que significan una inversión anual, que es una inversión no un gasto, para las personas es una inversión, implica al año 4 mil 211 millones de pesos. Se paga bimestralmente 3 mil 100 pesos a cada uno.

Esta cantidad se duplicó con respecto al sexenio anterior

Sí, de hecho, se incrementa conforme a la inflación. Además, una cuestión muy importante, porque nos pregunta qué va a pasar si hay cambio de gobierno. El tema es que no se preocupen por eso porque cuatro de esos programas sociales ya están en la Constitución.

¿Cuáles son esos programas sociales que ya están constitucionalmente instalados y que no pueden ser modificados aunque haya cambio de gobierno?

Son la pensión para los adultos mayores, las becas para las personas con discapacidad, las becas para los estudiantes de escasos recursos y los medicamentos gratuitos. Esos cuatro ya están en la Constitución, ya son derechos constitucionales. ¿Qué significa eso? Que los gobiernos están obligados a presupuestarlos, nada que ya los dejamos a ver si hay recursos o no, o si se queda a discreción del gobernante en turno, ya es una obligación.

Además habría que ver quién sería el ‘valiente’, un presidente posterior que se le ocurriera quitarle estos apoyos a los adultos mayores, a ver quién se avienta semejante tiro, habría todo un estallido social. Pero, bueno, el programa estrella es el de Adultos Mayores, pero cuál es el segundo programa que más recursos invierte.

En Tamaulipas, el segundo con mayor inversión, es el de las becas ‘Benito Juárez’, para estudiantes de nivel medio superior, hablamos de preparatoria y de la universidad, sobre todo de preparatoria. En Tamaulipas hay 96 mil beneficiarios, son jóvenes, que están estudiando, para que terminen sus estudios y no abandonen la escuela, se les da este apoyo. El apoyo es de mil 600 pesos cada bimestre, 800 pesos por mes. El tercer programa, tanto por inversión como por beneficiario, es el de becas ‘Benito Juárez’, nivel básico, para estudiantes de primaria. En Tamaulipas los beneficiarios son 71 mil. Y el cuarto programa, por el monto y por el número de beneficiarios, es el de Producción para el Bienestar.

¿Ese para qué es?

Es para la población que está en el campo y que tiene hasta 20 hectáreas.

Es para los pequeños productores…

Exactamente.

¿En qué les ayuda este programa?

Para comprar semillas y para renovar sus instrumentos de producción, su equipo. El apoyo es variable y se da una vez al año, pero en el caso de Tamaulipas son 24 mil los beneficiarios, que son pequeños productores del campo y este programa significan 266 millones de pesos en números cerrados al año. Estamos hablando del total de programas de 7 mil millones de pesos que se están invirtiendo en Tamaulipas.

De los cuales 4 mil 200 millones son para el programa de atención a los Adultos Mayores…

Muchos cuestionan que se está tirando el dinero, se está dilapidando, que es populismo, pero ayudar a las personas nunca será populista. Es más, la pensión de adultos mayores, ahora que estuvo la pandemia, fue lo primero que recomendó la Organización Mundial de la Salud, que se atendiera a la población más vulnerable, tanto con vacunas como con apoyos económicos para que no tuvieran que exponerse. Y, en ese sentido, el programa de adultos mayores pues ya llevaba una buena tradición y aplicación en México, desde la Ciudad de México, cuando gobernó el licenciado Andrés Manuel López Obrador, él fue quien promovió ese programa.

Sí, fue el primero en instalar este programa y, recuerdo que hace 20 años, cuando él comenzó a ser el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, muchos lo cuestionaban, que era un dinero tirado a la basura, que se iban a quebrantar las finanzas, que no iba a alcanzar. Y, al poco tiempo, los gobiernos priistas y panistas comenzaron a copiarlo, lo comenzaron a aplicar en distintas formas en sus estados y a nivel nacional.

Son programas que nacen de la cabeza y del corazón del presidente y ya después se convierten en políticas públicas, ya después interviene el Congreso para aprobar el presupuesto, pero fue él quien los diseñó cuando gobernó la Ciudad de México y ahora pues a nivel nacional.

Y ahora este programa, digamos, se ha mejorado y se ha extendido muchísimo más…

Sí, la visión del programa es ayudar directamente a las personas que más lo necesiten para nivelar el piso social y la otra visión es sin intermediarios. Entonces, el dinero va directo de la Tesorería de la Federación a través de una tarjeta o de un giro telegráfico que se cobra directamente. ¿Qué es lo que pasaba? Que si creas intermediarios o le das el dinero a una organización o a un instituto, de cada diez pesos destinados a la población, les llega un peso, dos o tres, lo demás se va perdiendo en el camino. También por eso la reacción de muchas organizaciones, que ya dejaron de recibir.

Por eso el alud de críticas en su momento. Perdieron el manejo de esos recursos.

Hay un programa que está dentro de los 14, que se llama la ‘Escuela es Nuestra’.

¿Y ese programa en qué consiste?

Consiste en apoyar la remodelación y el mantenimiento de las escuelas, pero con base a lo que decidan las madres de familia de los niños que están en las escuelas. Ellas se organizan en un comité y el recurso que antes pasaba a través de la dirección, o a través de una organización, ahora lo administran ellas directamente y deciden qué obra hacer en la escuela. Estamos hablando de escuelas que ya están en Tamaulipas bajo ese programa y son apoyos que reciben de 150 mil pesos, 250 mil pesos y hasta 500 mil pesos cada escuela, en función, primero, de la población escolar, y las obras las deciden las madres de familia.

¿Qué otros programas se están aplicando en Tamaulipas y que son poco conocidos?

Tenemos el programa Pensión para el Bienestar para Personas con Discapacidad. Es el quinto programa con mayor número de beneficiarios, en Tamaulipas hablamos de 23 mil beneficiarios que reciben, del monto anual son 374 millones de pesos.

Es una inversión considerable, en conjunto…

En conjunto, los 14 programas sociales que están vigentes en Tamaulipas representan un monto de más de 7 mil millones de pesos. Nada más para dimensionar, de los últimos seis años, hasta el 2018, el monto de los apoyos sociales que se dio a la población de Tamaulipas representaban 6 mil y fracción millones de pesos, en seis años, es decir, mil millones por año. Acá, en un solo año, en el año que está vigente, 7 mil millones de pesos. En un solo año se esta invirtiendo lo que utilizó en seis años anteriores.

Por cierto, lo vimos en recorridos tanto en Altamira como en Tampico, incluso, en el mercado de ‘La Puntilla’, platicando directamente con los comerciantes y pescadores.

Sí, porque hay un detalle ahí, son 17 mil beneficiarios en todo el estado. Aproximadamente 6 mil de ellos tenían sus tarjetas bloqueadas, las tienen todavía, porque todavía les falta actualizar sus datos en el banco.

¿Y qué se va a hacer ahí?

Lo que se requiere es actualizar el CURP, llevar la documentación, pueden ser el acta de nacimiento o copia del INE lo que hace falta y ya con base en eso se desbloquea. El dinero está ahí, no se ha desviado, nadie se lo ha robado. Ya que estén con los documentos en orden se les da.

¿Va a ser retroactivo?

Sí, son 7 mil 200 pesos para todo el año, es una sola entrega anual, como el programa para el bienestar para la producción, de los que son propietarios de 20 hectáreas.

También lo vimos muy activo con un reposicionamiento de las tarjetas para la gente de los adultos mayores. ¿Esto por qué se hizo?

Hay 35 mil adultos mayores en el estado que su tarjeta ya se les venció o está por vencerse y entonces hay que renovársela para que a partir del 15 de noviembre ya estén activadas y puedan tener acceso a su pensión. Ese es el programa que se está haciendo ahorita. Otro programa muy importante es el Banco del Bienestar, el próximo año, los apoyos de los programas sociales en todo el país van a representar aproximadamente 500 mil millones de pesos, medio billón de pesos.

Estaríamos hablando de que el presupuesto anual del país es de 6 billones, 6.2 billones de pesos. Entonces medio billón de pesos es una cantidad muy representativa que estaría destinada a los programas sociales.

Exclusivamente para el bienestar de la población que más lo necesita. Entonces para manejar este recurso van a estar los Bancos de Bienestar.

Los que ya se han ido construyendo… ¿Aquí en Tamaulipas dónde se han construido, dónde van a estar?

Para Tamaulipas están proyectados 39 Bancos del Bienestar. Es una banca social. Esto es muy importante, no es banca comercial, es banca social. Va a tener también servicios de primer piso, también va a poder uno y registrarse y tener su cuenta bancaria, pero está diseñado sobre todo para que los beneficiarios de los programas sociales que cobren ahí directamente sin que tengan que ir a un banco comercial donde se les cobra una comisión de 35 o 38 pesos por el retiro.

¿A partir de cuándo estarían funcionando ya estos Bancos del Bienestar?

La idea es que a partir del próximo año estén trabajando. En el caso de Tamaulipas, de los 39 que ya están proyectados, 15 ya están totalmente terminados.

¿En dónde están estas 15 sucursales?

Aquí en Altamira hay uno. En Tampico hay uno ya terminado. En Altamira el otro está por terminarse. Altamira va a tener dos. Tampico, uno. Madero, uno. Reynosa va a tener tres Bancos del Bienestar. Matamoros, dos. Y están ubicados en las zonas donde hay mayor número de beneficiarios para que no tengan que trasladarse hasta el centro de la ciudad, están diseñados con esa visión.

¿Cuál fue la instrucción que usted recibió en la Ciudad de México para venir a Tamaulipas con este cargo, con este nombramiento?

Que se estaban viendo, que para reforzar las políticas de bienestar se estaban revisando algunas entidades de la república, entre ellas Tamaulipas, y recibí la invitación.

¿De quién recibió la invitación?

Del secretario de Bienestar Social.

¿Y luego ya de manera directa con el coordinador nacional de los programas federales?

Exactamente. De hecho, mi nombramiento lo recibí del secretario de Bienestar, Javier May, y ya el coordinador, el nuevo coordinador de los delegados federales, me dijo cuáles eran las prioridades. Ahorita, la prioridad, que está por encima de los programas sociales, no está dentro de los catorce, es la vacunación, son las jornadas de la vacunación. A finales de noviembre, la población de 18 años y más de Tamaulipas ya debe estar totalmente vacunada, con el esquema completo.

¿Cuántos tamaulipecos están vacunados ya con una dosis o dos?

Dos millones 20 mil tamaulipecos. Aproximadamente 200 mil tamaulipecos o tamaulipecas que por motivos personales o laborales no han recibido siquiera su primera dosis. La invitación es que se vacunen, es una vacuna gratuita, es una vacuna de buena calidad y que además se protegen a sí mismos, protegen a sus familias y nos protegen a todos. Estamos hablando ya de un 82 por ciento de la población que ya está vacunada por lo menos con una dosis.

¿Y ahora que es el delegado federal aquí en el estado, cómo ve a Tamaulipas en este tiempo tan interesante?

Lo veo caminando, ya también enlazándose bien a la dinámica de los estados fronterizos. Ya nada más faltaría una mayor coordinación, cooperación, colaboración entre los tres niveles de gobierno, para que la maquinita federal funcione adecuadamente en beneficio de la población.

Hay que ir eliminando esas resistencias que todavía se presentan en ciertos niveles gubernamentales…

Sí, finalmente el Federalismo es un esquema de división de poderes, no de confrontación de poderes.

Algunos lo ven así…

Pero hay que privilegiar las áreas de cooperación, sin demérito de las diferencias de otro tipo que pueda haber.

Deja un comentario

Related Posts

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: