La sucesión panista divide al PRI

Alejandro Guevara y Edgar Melhem, priistas con dos posturas distintas sobre la alianza con el PAN.

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

El PRI enfrenta un nuevo dilema y, algo más que eso, un conflicto interno, que minará todavía más a sus sectores y organizaciones, a su estructura. Ese dilema convertido ya en una batalla interna es establecer o no una alianza electoral con Acción Nacional en la contienda por la gubernatura del próximo año.

Edgardo Melhem, presidente estatal del Revolucionario Institucional, respaldado por el delegado que envió el CEN a la entidad, Felipe González Alaniz, aseguran que no hay condiciones para que el tricolor suscriba una coalición con Acción Nacional para la elección de 2022.

El dirigente del priismo tamaulipeco tiene una razón más para negarse a pactar una alianza electoral con los blanquiazules: cuando él les planteó unir fuerzas en las urnas en la jornada del pasado 6 de junio para enfrentar a Morena en la contienda por las 43 presidencias municipales, las 9 diputaciones federales y la renovación del Congreso del Estado, desde el más alto mando de los vientos del cambio jamás le abrieron la puerta. Nunca lo recibieron. Jamás lo escucharon.

El resultado de esa cerrazón, de esa soberbia política, ya la conocemos: el Movimiento de Regeneración Nacional ganó las alcaldías de los municipios más importantes del estado, Reynosa, Nuevo Laredo, Matamoros, Ciudad Victoria, Altamira y Madero. El PAN solo pudo triunfar y mantener la joya del sur, Tampico.

Lo peor para Acción Nacional fue perder el Congreso del Estado: aunque a ‘billetazos’ compraron a dos diputadas locales morenistas, el panismo sigue siendo minoría en el Poder Legislativo y en el reparto de las Comisiones ya se dieron cuenta que quien tiene el control congresista es la Cuarta Transformación.

Ahora, francamente desesperados, los dirigentes panistas quieren a toda costa una coalición electoral con el PRI. Saben que por sí solos no tienen la mínima posibilidad de ganar frente a Morena la gubernatura. Hasta este momento, después de varios años de elaborar pésimos diagnósticos de prospectiva política, entendieron que en el escenario de la polarización, ellos, los azules, son los que pierden frente a la fuerza ascendente guinda.

Por supuesto, en el Revolucionario Institucional existen liderazgos devaluados o menores, así como diversos grupos que quieren que la alianza electoral con Acción Nacional se firme ya, de inmediato, en automático, sin análisis de por medio.

Pero el tema no es tan simple, es más de fondo. Para comenzar, Edgardo Melhem sí quiere una alianza electoral con el PAN, pero con un candidato blanquiazul que les garantice mayores posibilidades de competir y ganar en las urnas.

En otras palabras, Melhem quiere como candidato de la coalición PRI-PAN-PRD al panista que va en primer lugar en todas las encuestas. ¿Quién es ese panista que lleva la delantera en todos los sondeos? Todos lo saben: el alcalde de Tampico, Chucho Nader.

Públicamente, el líder del priismo estatal no lo ha expresado, pero se sabe que ha sostenido reuniones privadas con Jesús Nader Nasrallah para jugar juntos en las urnas, con un proyecto que sea respaldado de manera conjunta (ojo, mucho ojo con lo siguiente) por los Comités Ejecutivos Nacionales del PRI y del PAN. Es decir, el CEN del PRI y el CEN del PAN también van a tener voz y, tal vez, voto, para establecer la coalición electoral en Tamaulipas.

Marko Cortés, como se sabe perfectamente, es amigo desde hace muchos años de Chucho Nader. Por su parte, Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como ‘Alito’, ve con buenos ojos la postulación del presidente municipal de Tampico como candidato de la alianza PRI, PAN y PRD en Tamaulipas, por una razón muy simple: los resultados de todas las encuestas que se han publicado hasta el momento.

Los grupos priistas que, en diversas ruedas de prensa, como las realizadas en tierras jaibas y en Río Bravo (de donde son oriundos Chucho y Melhem), han manifestado su deseo de que la coalición se establezca lo más rápido posible, son simpatizantes del proyecto político de César Verástegui Ostos, ‘El Truco’. Eso también todos lo saben.

Sin duda, el secretario general de gobierno ha demostrado capacidad operativa para ganar en distintas ocasiones las elecciones para el PAN en su terruño. Esa es una de sus fortalezas. Lo mismo hizo el presidente municipal de Tampico al lograr su reelección con amplio margen en las urnas y aplastar a Morena.

Ante esto, surge una pregunta: ¿Qué opinará el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca de las confrontaciones desatadas, incluso, en otros partidos, en su proceso de sucesión?

Esa es la realidad: Unos priistas quieren establecer a toda costa la alianza con Acción Nacional siempre y cuando el candidato sea ‘El Truco’. Otros priistas, liderados por Edgardo Melhem, también desean la coalición, pero ven con mayores posibilidades de competir y ganar si el nominado es Chucho Nader.
Ese es el fondo de la discusión priista. Esa es la realidad que vive el tricolor: la sucesión panista divide al PRI de Tamaulipas.

¿Hacia dónde se inclinará la balanza? Como dice Julio César Chávez en sus crónicas de box: ‘¡¡¡Hay tiro’!!!

‘El Truco’ encabeza reuniones en Miguel Alemán y Xico


Aunque el encuentro fue en el municipio de Miguel Alemán, la realidad es que quienes asistieron ayer a la reunión con César Verástegui Ostos fueron representantes de los distintos municipios de ‘La Ribereña’.
Ahí estuvieron, por ejemplo, Consuelo Muñoz Garza, ex candidata del PRI a la alcaldía de Díaz Ordaz; Diana Amaris Aguilera, joven deportista de Mier; Héctor Alonso Martínez, ‘biker’ profesional de Camargo; Benito Sánchez Armendáris, líder del ramo de la pesa en la Presa Falcón de Nueva Ciudad Guerrero; Alfonso Ramírez, ex alcalde de Miguel Alemán; Erick Adrián Guerra Canales, miembro de la Asociación de Charros ‘La Ribereña’.

A un lado de ‘El Truco’, estuvo el presidente de la asociación ‘Todos por Tamaulipas’, Ricardo Gaviño Cárdenas, quien ya dejó totalmente en el pasado su trayectoria por el Partido Verde.
Un día antes, en su mera tierra, en Xicoténcatl, César Verástegui Ostos reunió a miles de personas de la región cañera.

‘El hijo predilecto de Xicoténcalt’, como le dicen, recibió el apoyo multitudinario de familias provenientes de El Mante, González, Llera, Antiguo Morelos, Nuevo Morelos, Soto La Marina y Gómez Farías.
Al evento asistieron los alcaldes de Mante, Noé Ramos Ferretiz; de González, Ada Gabriela Verlage Friedman; de Jaumave, José Luis Gallardo Flores; de Llera, Moisés Borjón Olvera; de Miquihuana, Gladys Magali Vargas Rangel; de Palmillas, María de las Nieves Ramírez Compeán; de Antiguo Morelos, Carmelo Tinajero Castro; de Nuevo Morelos, Janeth Nájera Cedillo; de Gómez Farías, Frank Yussef de León; de Casas, María Olga Hernández Ávalos; de Bustamante, Brisa Verber Rodríguez; de Tula, Antonio Leija Villarreal; y de Ocampo, Melchor Budarth Báez.

Además, asistieron cientos de representantes de los distintos sectores productivos y sociales de la región cañera y del Altiplano, entre ellos, azucareros, obreros, pescadores, profesores, deportistas, productores del campo.

‘Queremos que quien nos represente sea un hombre de palabra, de compromisos, que nunca se rinda, un hombre con experiencia y de corazón grande. El Truco es encontrarlo’, dijo el empresario Héctor Manuel Castillo.

Como se observa, el secretario general de gobierno mostró, una vez más, músculo con su estructura en la región que domina, en su tierra, la región cañera y, además, en la zona fronteriza de ‘La Ribereña’.

Las palabras de Rocha Moya para Américo Villarreal


Tal como se los comenté en días pasados, el senador tamaulipeco Américo Villarreal Anaya fue invitado a la toma de protesta de su amigo, el nuevo gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, acto oficial que se realizó ayer.

De muy buen humor, el mandatario estatal tuvo palabras especiales para su ex compañero en el Senado de la República. Al presentarlo, Rubén Rocha Moya dijo: ‘Américo Villarreal, le debo… ¿dónde estás Américo?…’.

En eso, el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Alta se puso de pie y levantó el brazo en señal de saludo y para ser ubicado.

Al verlo, el nuevo gobernador de Sinaloa completó la frase y expresó con franqueza: ‘Le debo un pedazo de la gubernatura porque él fue el delegado’.

Eso no fue todo, Rubén Rocha Moya remató sonriente: ‘Ahí te lo pagaré en Tamaulipas mi querido Américo… por aquello, digo, de que tengas intenciones de…’.

Aunque no concluyó la frase para evitar controversias, claro, todos los asistentes sabían a lo que se refería el mandatario sinaloense: Américo Villarreal tiene la franca intención de ser el próximo gobernador de Tamaulipas por la ruta de la 4T.

De acuerdo con la encuesta más reciente publicada por el influyente periódico El Universal, Américo Villarreal es el puntero.

Y para cerrar


Movimiento Ciudadano organizará, ahora sí, una Cabalgata en los municipios de Tampico, Madero y Altamira el próximo 13 de noviembre.

La cabalgata será encabezada por el virtual candidato de MC a la gubernatura, Arturo Diez Gutiérrez. El punto de partida será la Palapa Campestre, en La Pedrera, en Altamira.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Américo enfrenta elección de Estado

Américo Villarreal expresó: 'Como no pudieron conmigo, porque no tienen cómo imputarme, decidieron ir contra con mi familia en una encarnizada persecución con injurias, atacando la reputación y causando daño moral'.
Leer más

La terca realidad

En Morena es evidente (y natural) que los principales liderazgos regionales han empezado a moverse para quedarse con la preciada candidatura. Con algo de ventaja, por peso político y hasta económico, arrancan Carlos Canturosas y Mario López Hernández.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: