¿Dónde, y cómo participar en la Consulta Popular?

Foto: Crisanta Espinosa Aguilar/Cuartoscuro

Por Arturo Contreras Camero / Pie de Página

Ciudad de México.- La consulta popular de este domingo marca un precedente muy importante en la vida democrática del país hacia la democracia participativa. Si has decidido formar parte de este ejercicio inédito, aquí te contamos lo más importante que debes saber para esta jornada.

Dónde ir a opinar
Las mesas de recepción de opinión abrirán de 8 de la mañana a 6 de la tarde. Necesitarás ubicar en tu credencial para votar cuál es la sección electoral que te corresponde y no habrá mesas especiales, por lo que si no estás en el lugar donde vives no podrás participar.

También es probable que el lugar donde sueles acudir a votar no esté habilitado como mesa, pues el Instituto Nacional Electoral (INE) solo habilitó un tercio de los espacios disponibles para realizar este tipo de ejercicios.

En esta página puedes consultar tu mesa receptora: https://ubicatumesa.ine.mx/

Según el INE, en los 300 distritos electorales se instalarán más de 57 mil mesas receptoras con una capacidad de atención de hasta 2 mil personas. Eso, asegura el órgano electoral, permitirá participar a los 93 millones de personas inscritas en el Padrón Electoral.

En estas mesas deberán estar presentes un presidente de mesa, un secretario, un escrutador y dos suplentes, además de que podrá haber personas que asistan como observadores independientes, como sucede durante las elecciones.

Para acudir a las mesas solo necesitas tu credencial para votar (además de un cubreboca, por la pandemia). Si tu credencial perdió vigencia en 2019 o 2020 puedes acudir con ella a emitir tu opinión.

¿Por qué ir a opinar?
Lo que emitirás este domingo no es un voto, sino una opinión. para que su resultado sea vinculante, es decir, obligatorio legalmente, se requiere la participación del 40 por ciento del padrón electoral

Es relevante porque se trata del primer ejercicio de este tipo que podría tener repercusiones directas en la vida política. Además, la Consulta logró poner en la arena pública el tema de justicia transicional aunado a un ejercicio de memoria histórica crítico sobre el ejercicio de poder y la imperante impunidad en el país.

Por estos motivos el ejercicio reunió la voluntad de participación de sectores diversos e incluso antagónicos de la población. Por ejemplo a los legisladores de Morena, que proponen crear comisiones de verdad para que se investiguen los delitos cometidos por expresidentes independientemente del resultado de la consulta; pero el ejercicio también movilizó al Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que hizo un llamado a toda la población a participar.

De ser exitosa, podría abrir la oportunidad a que ejercicios como este se repitan continuamente en la vida política nacional.

¿Quién promueve la consulta?
El 28 de agosto de 2020 Ariadna Bahena, activista de Tierra Caliente, y Omar García, estudiante de Ayotzinapa que fue vocero de su escuela a raíz de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero, comenzaron con la idea de una consulta para que se enjuiciara a los expresidentes por los delitos y actos de corrupción que pudieran haber cometido.

Ambos, conocidos ahora como los promoventes de la consulta, reunieron 2 millones de firmas requeridos para presentar ante el INE su demanda de Consulta Popular.

A su iniciativa, se sumó el presidente López Obrador, quien por su parte mandó una solicitud al Congreso de la Unión para realizar la consulta.

Según una reforma política realizada en el país en 2014, para promover una Consulta Popular hay tres caminos:

Que la solicite el presidente de la República,
que una tercera parte de los legisladores del Congreso la pida,
o que el 2 por ciento de los electores lo pidan (como sucedió con los 2 millones de firmas que recabaron Ariadna y Omar).

La responsabilidad de llevar a buen puerto la iniciativa de Ariadna y Omar recae en el INE. Este organismo es el encargado de operar y computar el resultado, que solo será válido jurídicamente si participa más del 40 por ciento de los electores en el país; es decir: 37 millones, 470 mil 412 personas.

La pregunta
Ante el beneplácito del Congreso, la Suprema Corte de Justicia tomó la pregunta y la transformó un poco para terminar redactada como estará en las boletas de la consulta:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

All momento de emitir nuestra opinión en las boletas de consulta solo debemos marcar claramente la casilla de Sí o No.

De otro modo, la participación se anulará. También será anulada si se escriben leyendas o se queda en blanco.

Después de ir a opinar, ¿qué?
Los resultados de la consulta se conocerán, a más tardar, al lunes siguiente. Pero el mismo domingo, se realizará un conteo rápido para poder determinar la magnitud de la participación y las tendencias de la misma.

De ser un resultado mayoritario por el Sí, esto no significa que de inmediato se inicien juicios contra “los actores políticos del pasado”, o contra los expresidentes Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña.

Significa que la Fiscalía General de la República debería iniciar un caso judicial, recabar pruebas sobre delitos en específico y realizar las investigaciones necesarias. Para muchos de los delitos que se les atribuyen a esos actores políticos, esto podría ser una tarea muy difícil, o en algunos casos por la distancia histórica, hasta imposible de realizar. No por ello, la Consulta deja de ser un ejercicio importante de memoria y justicia, como explicó en esta entrevista con Pie de Página el obispo emérito de Saltillo, Raúl Vera quien ya fue promovente de otro juicio de estos políticos ante un tribunal moral, el Tribunal Permanente de los Pueblos.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Desplazamientos forzados, víctimas invisibles de la violencia en México

En México, estudios realizados por Organizaciones de la Sociedad Civil y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos han hecho hincapié en la ausencia de un diagnóstico oficial especializado para identificar a todas las personas que se encuentran en situación de desplazamiento ni sus causas y consecuencias, por lo que sólo se puede estimar el número de personas que viven en esta situación.
A %d blogueros les gusta esto: