¿El fin de la Alianza Federalista?

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

A partir de un discurso basado en la exigencia de una mayor cantidad de recursos federales para Tamaulipas y los estados que generen más ingresos, la idea de conformar una Alianza Federalista para confrontar al gobierno de la Cuarta Transformación fue del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

La idea cobró forma a partir de la primera reunión que sostuvieron, con el argumento de coordinarse en materia de seguridad, los mandatarios estatales de la región noreste del país: Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.

Hace dos años, en julio de 2019, el neoleonés Jaime Rodríguez Calderón, conocido como ‘El Bronco’; el coahuilense, Miguel Ángel Riquelme; y el tamaulipeco, Cabeza de Vaca, tejieron los cimientos de la Alianza Federalista bajo una percepción que algunos interpretaron, de manera maliciosa, como una estrategia secesionista.

Al llegar la pandemia a México en marzo del año pasado, los tres gobernadores endurecieron el discurso en contra de la Federación y exigieron recursos emergentes para afrontar la crisis sanitaria y su grave impacto económico.

En un escenario donde los partidos de oposición se encontraban todavía muy debilitados tras los resultados de la elección presidencial de 2018, el discurso federalista de los tres gobernadores de la región noreste del país captó la atención de la clase política.

Dos gobernadores se sumaron al bloque noreste: el panista José Rosas Aispuro, de Durango; y el perredista Silvano Aureoles, de Michoacán. Un presidenciable, con la bandera de Movimiento Ciudadano, llegaría días después: Enrique Alfaro, de Jalisco.

Al poco tiempo se sumó el resto: José Ignacio Peralta, de Colima; Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato; Martín Orozco Sandoval, de Aguascalientes; y Javier Corral, de Chihuahua. La Alianza Federalista estaba conformada.

El momento decisivo llegó en septiembre de 2020: los diez mandatarios estatales de la Alianza Federalista rompieron con la Conferencia Nacional de Gobernadores, la Conago, una agrupación que surgió dos décadas atrás para confrontar el gobierno foxista.

Con un discurso cada vez más crítico, con demandas estructuradas, los gobernadores de la Alianza Federalista pidieron una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador. El señor de Palacio Nacional se las negó.

‘Es una actitud propia de la temporada electoral’, respondió AMLO ante la petición de un encuentro por parte de los diez gobernadores. Jamás les abrió la puerta.Efectivamente, la temporada electoral llegó: tras los resultados electorales del 6 de junio, todo cambió para la Alianza Federalista.

Dos gobernadores perdieron sus estados frente a Morena: José Ignacio Peralta, de Colima, entregará el poder a la morenista Indira Vizcaino; y Silvano Aureoles, que ya siente la lumbre en los aparejos, dejará Michoacán en manos del lopezobradorista Alfredo Ramírez Bedolla.

Otro par de gobernadores de la Alianza culminan sus mandatos y saldrán por la puerta de atrás: ‘El Bronco’, en Nuevo León; y Javier Corral, en Chihuahua, cuyo sueño presidencial se desplomó de manera estrepitosa.

Se desconoce si sus sucesores, el emecista Samuel García y la panista Maru Campos, quieran formar parte de la Alianza Federalista. Ambos, en calidad de gobernadores electos, con agenda propia, ya se reunieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador, en una clara señal de que la relación política será distinta.

Otra mala noticia para la Alianza Federalista es que tres gobernadores más se enfilan hacia el último año de sus administraciones: Cabeza de Vaca, en Tamaulipas; José Rosas Aispuro, en Durango; y Martín Orozco, en Aguascalientes.

Es evidente que la Alianza Federalista perdió fuerza luego de los resultados electorales del 6 de junio, no solo porque algunos de sus integrantes perdieron en sus terruños y están a punto de dejar el poder, sino por un factor adicional: Morena ganó diez gubernaturas más y, de esa forma, se convirtió en el partido con mayor número de entidades bajo su control. En total, el partido de la 4T gobierna 17 estados.

Nunca antes en la historia, un partido de nueva creación había ganado tantas gubernaturas en tan poco tiempo. A solo 7 años de su fundación, el Movimiento de Regeneración Nacional gobierna poco más de la mitad de las entidades del país.

Esa nueva fuerza que tiene Morena en los estados contrarrestará, sin duda, lo que quede de la Alianza Federalista, un sindicato de gobernadores que trató de convertirse en un grupo de presión y de oposición a las decisiones de Palacio Nacional. Una alianza que parece despedirse de la escena política nacional.

Rosa María en la plenaria de las diputadas y los diputados federales panistas

Quien le restó importancia a la ofensiva legal de Morena por tratar de anular la elección del Octavo Distrito fue la diputada federal electa Rosa María González Azcárraga, que ayer estuvo en la Plenaria y Capacitación para los legisladores de Acción Nacional, que se realiza en la Ciudad de México.

Marko Cortés, presidente nacional del PAN, dio la bienvenida al evento que tuvo como conferencia inicial la impartida por el historiador y escritor Héctor Aguilar Camín. La ponencia se denominó ‘en defensa de la democracia, el papel histórico de la oposición en la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados’.

Por la tarde, Gustavo de Hoyos Walther, dirigente de ‘Sí por México, expuso la conferencia ‘Oposición y ciudadanía por una democracia plena’. Posteriormente, estuvo Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, que habló del fortalecimiento del instituto.Rosa María González Azcárraga seguirá hoy en la capital del país, en el segundo y último día de la plenaria y capacitación para los diputados federales electos de Acción Nacional.

¿Qué opina de las impugnaciones de Lalo Hernández Chavarría, quien fue el candidato de Morena a la diputación federal por el Distrito Ocho? Rosa María da una respuesta breve, pero muy directa: ‘Está ardido’.

Y para cerrar

Mañana sábado, en el programa SIN RESERVAS del Canal 10.1, se transmitirá una entrevista a fondo con el senador morenista Américo Villarreal Anaya.El presidente de la Comisión de Salud respondió a todo: la consulta popular, la pandemia, el rescate de la industria petrolera y, por supuesto, el tema político del 2022. Américo tiene en la mira la gubernatura de Tamaulipas.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Tamaulipas y la Desaparición de sus Poderes

En efecto, al parecer no hay Estado de Derecho alguno en Tamaulipas, al tiempo que se violan flagrantemente los derechos humanos, la Constitución y el debido proceso.
El priista Ramiro Ramos Salinas ya levantó la mano para la elección a gobernador. Fotografía: PRI Tamaulipas
Leer más

El 2022 ya toca a la puerta

Desde Nuevo Laredo, su querida tierra natal, Ramiro Ramos Salinas manda un mensaje vía whatsapp a El Kiosko: 'Ya ando en campaña por la gubernatura'
Leer más

La guerra contra las drogas a la Corte Penal Internacional

Darle seguimiento al caso filipino en la Corte Penal Internacional es de especial relevancia en México por las enormes similitudes. No solo los crímenes y las motivaciones tienen paralelismos, el discurso oficial en ambos países respalda la política contra grupos criminales y la reiterada justificación de muertes en enfrentamientos que después de investigarlos, resulta que no ocurrieron.
Leer más

Las violencias nunca son prioridad

El Estado ha decidido que la política a implementar ante las violencias es la militarización de la seguridad y pedir disculpas aquí y allá. Esto ha venido ocurriendo por tres sexenios sin importar qué partido gobierne. Las disculpas públicas que no vienen acompañadas de verdad, justicia y no repetición, se convierten en políticas perversas
A %d blogueros les gusta esto: