Década y media en prisión, sin recibir sentencia

Felipe Calderón y Genaro García Luna entregan una medalla al mérito a Luis Cardenas Palomino. Crédito: Especial

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Víctima de la posible venganza de un poderoso empresario de la comunidad judía que estuvo estrechamente ligado a Genaro García Luna y a Luis Cárdenas Palomino en los tiempos del foxismo y el calderonismo, Israel Vallarta tiene casi 16 años en prisión sin recibir sentencia,
Cuando fue detenido o, mejor dicho, cuando se hizo ‘el montaje’ de su detención, el 9 de diciembre de 2005, Israel Vallarta Cisneros tenía 35 años de edad. Su novia, la francesa Florence Cassez, ya en libertad, contaba en ese entonces con 31 años.

Ambos fueron acusados, en una transmisión en vivo realizada por las dos principales televisoras nacionales, de encabezar una banda de secuestradores, la que tiempo después, sacada de la chistera de la Policía Federal, fue bautizada como ‘Los Zodíaco’. Con más de 50 años, preso en el Penal del Altiplano, Israel Vallarta clama inocencia y espera, todavía, pese a todo, justicia.

Su esperanza radica en que su hermano René Vallarta y sus sobrinos Juan Carlos y Alejandro Cortez Vallarta ya fueron liberados por decisión del magistrado José Fernando Guadalupe Suárez Correa hace un lustro, en 2016.

Otro hecho más reciente alienta su esperanza: la detención, por el delito de tortura, de Luis Cárdenas Palomino, ex director de investigación policial de la AFI y ex coordinador de inteligencia para la prevención del delito en la Secretaría de Seguridad Pública, brazo derecho de Genaro García Luna, aprehendido en diciembre de 2019 en Estados Unidos, donde es acusado de narcotráfico y de recibir millonarios sobornos en dólares del Cártel de Sinaloa.

Este expediente, el integrado por el aparato de justicia norteamericana, podría derivar en la extradición de Luis Cárdenas Palomino, donde es investigado por los mismos delitos presuntamente cometidos por su ‘jefe’, su ‘maestro’, Genaro García Luna.

Mientras corre en paralelo la investigación por narcotráfico en Estados Unidos, en México la acusación contra Luis Cárdenas Palomino se centra en las torturas cometidas en contra de Mario Vallarta y Sergio Cortez Vallarta, a quienes obligó a firmar la confesión de que eran integrantes de la banda de ‘Los Zodíaco’.

Años antes, justo el 9 de diciembre de 2005, tras ‘la puesta en escena’ de su detención transmitida en vivo, Israel Vallarta fue revisado por un médico de nombre Jorge Arreola, quien reportó que el cuerpo del detenido registró numerosas lesiones: en el brazo derecho, en el hombro del mismo lado, en el hemotórax, en el muslo izquierdo. Incluso, en el glúteo y en algunas partes más.

Tres días después, otro doctor, enviado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, confirmó las lesiones, 16 en total, sufridas por Israel Vallarta. El reporte médico fue claro: ‘Dichas lesiones le fueron infligidas, sin que hubiera para ello una justificación’.

Incluso, observan ‘lesiones en forma circular’, ‘con halo equimótico rojizo’. Es decir, quemaduras. Estas heridas fueron producidas por los toques eléctricos que le dieron en su cuerpo mojado. Humillado y desnudo, no resistió y perdió el conocimiento en dos ocasiones.

También perdió la vida que tenía: su novia, Florence Cassez, liberada al demostrar violaciones flagrantes al debido proceso, regresó a su país, Francia; sus padres, los de Israel, fallecieron mientras ha estado en prisión; y sus hermanos y sobrinos fueron víctimas de una terrible persecución.

La persecución de los familiares de Israel Vallarta fue producto de otro caso de tortura, cometido en contra de David Orozco Hernández en mayo de 2009.

Vendedor de ropa en el tianguis de Ixtapaluca, Estado de México, David Orozco ‘confesó’ que era miembro de la banda de ‘Los Zodíaco’ y acusó a René Vallarta y a los hermanos Juan Carlos y Alejandro Cortez Vallarta de ser secuestradores y formar parte del grupo delictivo.Olvidado, sin la debida atención médica y sin recibir sentencia, David Orozco Hernández falleció el 5 de enero de 2015 en el Penal de Tepic, Nayarit. Un tumor, derivado de un coágulo de sangre, acabó con su vida. Un coágulo que habría sido producto de la tortura que sufrió para ‘confesar’ delitos que nunca cometió e involucrar a otros, también inocentes.

Conocido durante mucho tiempo como ‘El Caso Cassez’, ya que la aparente protagonista central de la historia era la francesa Florence Cassez, quien captó de inmediato la atención de la prensa mexicana por ser extranjera, el expediente es variopinto y complicado, de múltiples aristas e intereses políticos, que provocó, incluso, una tensa relación diplomática entre los gobiernos de México y Francia, una vez que sus entonces presidentes, Felipe Calderón y Nicolás Sarkozy, definieron posiciones jurídicas y nacionalistas.

Sin embargo, seguramente por ser francesa, con el fuerte respaldo del gobierno galo, Florence Cassez consiguió su libertad el 23 de enero de 2013, en los inicios del sexenio priista de Enrique Peña Nieto, luego de una decisión dividida en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Posiblemente por ser mexicano, sin la franca ayuda de un gobierno, Israel Vallarta sigue 16 años después en prisión sin recibir sentencia. Ni culpable, ni inocente, pero sí juzgado por el tribunal mediático que montó un show, una puesta en escena, una fabricación noticiosa y delictiva, una manipulación cínica y descarada que fue transmitida ‘en vivo’ a petición de Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino, hoy tras las rejas.Década y media después, Israel Vallarta sigue en espera de la justicia.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

“Aquí no se pregunta sobre salarios, no se pregunta sobre dinero”

Samuel García se propuso a sí mismo como un ejemplo de vida, de consumidor implacable, derrochador y materialista, a veces pisando en la vulgaridad. Algunos se indignaron por esto, pero la mayoría lo apoyó. Hoy debe su cargo de gobernador, precisamente, a ser rico, joven, elitista, y menos a sus ideas democráticas o a su compromiso con los derechos sociales.
Leer más

El tejido invisible

Dos delegaciones zapatistas de raíz maya visitaron Europa este 2021, y dedicaron gran parte de su travesía a escuchar, compartir la palabra y experiencias en la intimidad. Estos son algunos apuntes.
A %d blogueros les gusta esto: