Las mujeres al poder

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Más allá de los resultados electorales que favorecieron a un partido político u otro en la jornada del pasado 6 de junio, se registró un hecho histórico poco destacado por los medios de comunicación: seis mujeres se alzaron con la victoria en sus estados y se convirtieron en gobernadoras.

Eso nunca había sucedido en la historia de México, es un hecho que, sin duda, marcará un antes y un después en el escenario político nacional.

Esto representa el inicio de una nueva etapa y confirma el ascenso de las mujeres al poder en un país que, en la toma de decisiones, en la estructura de las jerarquías, siempre se caracterizó por la hegemonía machista con resultados poco efectivos, por decir lo menos.

Esas seis mujeres que ganaron en las urnas el pasado 6 de junio se suman a Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, para ser siete las gobernadoras que estarán en funciones, algo que, se reitera, es inédito en la historia del país.

Las seis mujeres que hoy ya fungen como gobernadoras electas son Maru Campos, de Chihuahua; Evelyn Salgado, de Guerrero; Indira Vizcaíno, de Colima; Lorena Cuéllar, de Tlaxcala; Layda Sansores, de Campeche; y Marina del Pilar Ávila, de Baja California.

¿Quiénes son ellas? De manera breve, se describen sus perfiles: María Eugenia Campos Galván, de militancia panista, resistió todo y ganó la gubernatura de Chihuahua. Es una mujer preparada: es licenciada en Derecho y cuenta con dos maestrías, una en Estudios Latinoamericanos y otra en Administración Pública y Política Pública.

Fue directora de Desarrollo Político en la Secretaría de Gobernación en los inicios del sexenio foxista. Fue delegada de Liconsa en la época calderonista. Intentó ser diputada federal en 2012, pero perdió. Esa derrota no importó: se levantó y un año después ganó una diputación local y luego, de 2016 a 2021, fue alcaldesa, incluyendo su reelección, de Chihuahua. Hoy es gobernadora electa del estado más grande de México.

Evelyn Salgado fue postulada en medio de la controversia: su padre, el senador Félix Salgado Macedonio fue tumbado de la candidatura de Morena a la gubernatura de Guerrero por el INE. Por la vía de una encuesta (en realidad por decisión de Palacio Nacional), Evelyn fue designada nueva candidata. Finalmente, es la gobernadora electa guerrerense.

De profesión abogada, fue presidenta del DIF de Acapulco cuando su papá fue alcalde del bello puerto turístico. Luego, ella aspiró a ser candidata a diputada local, pero no logró el objetivo. Ahora, ‘La Torita’, como es conocida popularmente, tiene la enorme responsabilidad de guiar el rumbo de un estado que sufre un rezago histórico.

Indira Vizcaíno, con apenas 34 años de edad, es la gobernadora electa más joven de México. Ese dato llama mucho la atención en el contexto nacional, pero en su entidad, Colima, no sorprende: ella fue diputada federal por el PRD cuando tenía 22 años y presidenta municipal a los 25 años.Ya con la bandera de Morena, volvió a ser diputada federal, ahora por la vía de las urnas en 2018, pero solo estuvo unos días en el Congreso de San Lázaro ya que fue designada ‘super-delegada’ de los programas de desarrollo en Colima. Esa fue la plataforma para llegar a ser ahora la gobernadora del estado.

Lorena Cuéllar Cisneros también consiguió ser gobernadora el pasado 6 de junio al ganar en Tlaxcala. Ella, como tantos militantes de Morena, comenzó su carrera política en el PRI a principios de los noventas de la mano de su tío Joaquín Cisneros Fernández. Ella fue regidora y diputada local. Tiempo después fue alcaldesa de la capital de la pequeña entidad.

En 2012, Lorena Cuéllar rompió con el PRI y con su tío. Postulada por el PRD, ganó la senaduría al vencer a su tío Joaquín Cisneros. En 2016, intentó por primera vez ser gobernadora, pero perdió la elección. Dos años después, ya con Morena, ganó una diputación federal.

Sin embargo, como en el caso de Indira Vizcaíno, Lorena Cuéllar fue designada de inmediato como coordinadora de los programas federales para el desarrollo y desde ahí se catapultó para ganar la gubernatura de Tlaxcala.

Layda Sansores San Román es, sin lugar a dudas, todo un caso: después de cuatro intentos y a los 75 años de edad, finalmente llegó a cumplir su sueño de ser gobernadora de Campeche.

Priista como su padre, el echeverrista Carlos ‘El Negro’ Sansores, Layda comenzó su actividad política en el Revolucionario Institucional. Con el tricolor fue diputada federal y senadora. Cuando quiso ser gobernadora la primera ocasión, en 1997, el PRI le negó la nominación y ella se marchó al PRD. Perdió por escaso margen y con la sombra de un fraude.

Seis años después, con Movimiento Ciudadano, Layda Sansores volvió a perder. En 2012, fue senadora naranja, pero luego se marchó al PT para llegar finalmente a Morena. En 2015, en su tercer intento, tampoco alcanzó el objetivo. Desde la alcaldía de Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, Layda tejió su cuarta candidatura a gobernadora de Campeche. Ahora sí, la ganó, de manera apretada y cardíaca, pero la ganó

.A diferencia de Layda Sansores, Marina del Pilar Ávila forma parte de la nueva generación política femenina. Ella, con apenas 35 años de edad, ganó la gubernatura de Baja California sin ningún problema, con una amplia diferencia de votos.En poco tiempo, de 2018 a la fecha, Marina del Pilar Ávila ha sido diputada federal, alcaldesa de Mexicali y ahora iniciará su trayectoria como gobernadora del estado fronterizo.

¿Alguien duda del nuevo poder femenino en la política mexicana? De mantenerse la tendencia, lo que se confirmará por lo menos con dos gubernaturas más el próximo año (la panista Tere Jiménez, en Aguascalientes; y la morenista Mara Lezama, en Quintana Roo), el marcado ascenso de las mujeres al poder las conducirá, tarde o temprano, a la presidencia de la república. Al tiempo.

Y para cerrar


Arturo Diez Gutiérrez, virtual candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Tamaulipas, se reunirá hoy por la mañana con un grupo de empresarios en Tampico. El ex alcalde de Ciudad Victoria, quien nunca ha negado su sello geñista, va a entrarle muy en serio a la competencia electoral en 2022. Nadie lo debe perder de vista.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Citan a cabecistas para rendir cuentas

La contralora del nuevo gobierno estatal encontró otro problema: 437 servidores públicos de la administración cabecista no cumplieron con su declaración patrimonial, un trámite exigido por la ley, un documento que les valió un cacahuate. Todos serán convocados a rendir cuentas de su patrimonio
Leer más

Veneno en mi agua

La extracción de agua, fuera de control, está provocando que los pozos sean un riesgo al intensificar la liberación de arsénico y fluoruro en el líquido de millones de mexicanos. El análisis a una base de datos de la Conagua revela que, lo que era un problema concentrado en La Laguna, se expande por el país. El gobierno lo sabe, pero no actúa.
Leer más

La decisión electoral del magisterio

Quizá el Estado se vuelva guinda en el 2022, pero si se continúa ignorando y subestimando la fuerza electoral en masa que representa el magisterio para cualquier partido político, si se continua sin casi abrir espacios políticos para los mismos y se carezca también de verdaderas propuestas que impacten en beneficios laborales directos, no será tan sencillo.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: