‘Todavía no me entregan el cuerpo’: viuda de víctima en Reynosa relata la masacre

La funeraria que recibió los cadáveres de la masacre de Reynosa. Crédito: Set Rojas Molina

Carlos Manuel Juárez/Elefante Blanco y Redacción Animal Político

Juan Francisco, de origen guatemalteco, trabajaba en un taller mecánico en Reynosa, Tamaulipas, y también reparaba celulares. Quiso aprovechar su día libre para arreglar una bicicleta, estaba por salir en un taxi por las piezas que le faltaban, pero fue asesinado afuera de su casa.

Así lo cuenta Norma, esposa de una de las víctimas del multihomicidio ocurrido el pasado sábado 19 de junio en Tamaulipas.

“La bicicleta la dejó en la entradita del portón, y de aquel lado estaba el taxista, cuando venía de regreso vi que se paró una camioneta. Se bajó el señor o muchacho, se le vio el arma y como un chaleco y le dijo que qué traía en la mochila que se lo enseñara, mi esposo abrió la mochila y se la enseñó y yo lo que hice fue cerrar la puerta despacio y la atranqué y me fui a mi cuarto”, relata.

En cuanto Norma escuchó los disparos tomó a su bebé de tres años, a sus dos hijas, su sobrino y su nietas y se encerró en el baño.

“Yo oía que mi esposo le decía ‘no no señor’, Mi bebé me decía ‘mi papi mi papi’ y yo le decía ‘no, no va a pasar nada’. Estuve ahí como 40 minutos o una hora encerrada en el baño, cuando ya no escuché nada nos salimos por la parte de atrás y cruzamos la cerca a la casa de mi hermana”.

Sin saber qué hacer, la mujer cuenta que salió a la calle y vio a Juan Francisco tirado en la banqueta.

“Todavía no entierro a mi esposo”

Norma solo ha podido reconocer el cuerpo de Juan Francisco y dar una declaración, pero señala que no ha recibido apoyo en los trámites para poder sepultarlo en México, donde residía después de ser deportado de Estado Unidos en 2016.

“Todavía no entierro a mi esposo, no me liberan el cuerpo. Fui a la Procuraduría y me dijeron que ocupaban un papel donde una de la hermanas (de Juan Francisco) tiene que hacer una carta para pedir que pueda quedarse aquí”, explica en entrevista.

“Fui al Semefo para el reconocimiento de mi esposo y de ahí me mandaron a la procuraduría y pus ya me dijeron que del consulado de Guatemala me iban a hablar, pero del domingo para acá he estado dando vueltas y vueltas y no me dijeron completamente lo que yo necesitaba para que me liberaran el cuerpo”, lamenta.

En menos de dos meses, Norma ha tenido que escuchar los asesinatos de su esposo y de su hijo, a quien asesinaron también en la puerta de su casa el pasado 28 de abril.

“Cuando salió del portón, se paró gente armada y se lo querían llevar, yo salí corriendo y lo soltaron, pero cuando corrió para meterse al patio me lo balacearon también”, recuerda.

A Norma le da miedo denunciar, pues teme represalias de los grupos armados que en los homicidios la vieron directamente y que ubican su domicilio en Reynosa.

Sin embargo, denuncia que la violencia ocurrida este fin de semana no es nueva.

“No es de ahorita, no es de un mes y medio, no es de un año, ya tenemos mucho tiempo así. Yo me cambié de casa, estoy con mi mamá porque tengo mucho miedo, tengo 5 niñas a cargo mío, tres hijas mías y dos nietas”, explica Norma quien se ha enfocado en estos días en los trámites que le faltan para recuperar el cuerpo de su esposo.

Al preguntarle si estaría dispuesta a solicitar asilo en Estados Unidos, ante la violencia que la rodea, Norma responde que lo ha pensado pero ante la posibilidad de ser rechazada deja cualquier intento.

“Cuando pasó lo de mi hijo (su asesinato) yo tenía pensado eso (asilo) pero mi familia me tranquilizó y como aquí se dice, ‘estuvo en la hora y el lugar equivocado’. Sí he pensado irme de aquí, pero no se me ha ocurrido pedir asilo político porque a veces pienso que no me lo van a dar”.

El fiscal de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, aseguró este 22 de junio que la hipótesis más fuerte detrás de la masacre de Reynosa es la intervención de grupos del crimen organizado de Matamoros y Río Bravo, sin embargo no se ha detallado mayor información al respecto.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Sumas y restas de la revocación

El morenismo, tan cuestionado -y con justa razón- por las pugnas internas y la falta de una estructura partidista, comprobó que a pesar de todo su maquinaria proselitista está bien aceitada. 

Leer más

El desafuero de Cabeza, a la pantalla de Netflix

Uno de los proyectos para que la marca Cabeza de Vaca no se esfume, ante su derrota o victoria en las urnas, es un documental sobre el proceso de desafuero, que está produciendo la plataforma Netflix para estrenarla este mismo año.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: