Morena y el nuevo mapa político de Tamaulipas

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

El impacto político y mediático del proceso del desafuero en contra del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, se reflejó ayer de manera devastadora en las urnas con la estrepitosa derrota de Acción Nacional.

Si la 4T no logró quitarle la inmunidad política al mandatario tamaulipeco, sí consiguió algo que parecía más complicado: le quitó las principales alcaldías (salvo el caso de Tampico) y le arrebató la mayoría del Congreso del Estado.

De paso, el partido lopezobradorista, junto con sus aliados el PT y el Partido Verde, se llevó 7 de las 9 diputaciones federales que se disputan en Tamaulipas.

Así es: el PAN sufrió una escandalosa caída en una serie de municipios estratégicos del estado, como lo son Reynosa, Ciudad Victoria y Altamira, los cuales tenía en sus manos y ahora pasaron al control de Morena.

Lo que sucedió en Reynosa es una virtual hazaña política de Maki Ortiz, quien al conducir a la victoria a su hijo Carlos Peña, no solo mantendrá el control de la presidencia municipal, sino que vuelve a ganarle una elección al gobernador tamaulipeco.

Esa es la realidad: durante 5 años de gobierno, Francisco García Cabeza de Vaca nunca pudo lograr que Reynosa fuera gobernado por uno de los suyos. Ayer, su amigo y compadre Jesús María Moreno Ibarra quedó sepultado ante el arrasador triunfo del joven Carlos Peña Ortiz.

‘Chuma’ no fue el único integrante del primer círculo cabecista que fue aniquilado en las urnas de la ciudad con mayor padrón electoral de la entidad, Reynosa: Gerardo Peña Flores también cayó vencido al perder ante la morenista Claudia Hernández Sáenz en la contienda por la diputación federal del Noveno Distrito, pero esa es otra historia. 

Volvamos a las alcaldías: en Ciudad Victoria, Lalo Gattás derrotó a la alcaldesa sustituta y candidata María del Pilar Gómez Leal. Lo adelantó Mitofsky: el candidato morenista llevaba una clara ventaja, la que se mantuvo a pesar de la embestida de la maquinaria albiazul en un intento, finalmente fallido, por rescatar a la prima del gobernador.

Por su parte, en Altamira, Armando Martínez Manríquez logró una victoria histórica: no solo venció a Ciro Hernández, su acérrimo adversario, sino que hizo ‘chuza’ con todos los arcaicos liderazgos de ex alcaldes y ex diputados locales que conformaron un bloque en su contra. Así fue: Armando Martínez derrotó a los que se dicen líderes de grupos políticos altamirenses, entre ellos, Griselda Carrillo Reyes, Carlos ‘El Cacho’ Toral, Javier Gil Ortiz, Armando López Flores, Genaro de la Portilla, Pedro Carrillo Estrada, Romana Flores y algunos más.

Además, la Cuarta Transformación mantuvo sus gobiernos locales en Ciudad Madero y Matamoros, donde los alcaldes, Adrián Oseguera Kernion y Mario López, ‘La Borrega’, lograron su reelección con sendas victorias.

Adrián Oseguera y Mario López confirmaron que son dos liderazgos de la Cuarta Transformación con sólido futuro en Tamaulipas.

Eso no fue todo: el partido blanquiazul perdió 16 de las 22 diputaciones locales y, por tanto, perdió la mayoría del Congreso del Estado. Morena se llevó el estratégico corredor Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso y Matamoros y ganó las 9 diputaciones locales que ahí se disputan: desde el Distrito Cuatro hasta el Distrito Doce. En ese ‘corredor’ se concentra el 40 por ciento del listado nominal. La 4T remató con los distritos que tienen cabecera en Ciudad Victoria. el 14 y el 15, y en Ciudad Madero, el 19 y el 20.

El lopezobradorismo sumó un Distrito más, el Primero, con sede en Nuevo Laredo, una diputación local que representa una dura caída para un cuadro panista que incluso soñaba con ser gobernador: Enrique Rivas Cuéllar, alcalde saliente, tropezó en las urnas y perdió frente a la morenista Gabriela Regalado Fuentes. 

La pérdida del Congreso del Estado representa una pesada losa para el gobernador de Tamaulipas, quien ahora tendrá que rendir cuentas en su último año de mandato ante una mayoría del Movimiento de Regeneración Nacional.

Los morenos revisarán con lupa cada una de las operaciones administrativas y financieras del sexenio de ‘Los Vientos del Cambio’ y seguramente le sacarán hartas canas a Cabeza de Vaca. Por ejemplo: ¿Las Comapas, como las de Reynosa y Ciudad Victoria, resistirán una revisión a fondo del manejo de los recursos? Los gerentes de estos organismos se fueron anoche a dormir muy preocupados y es muy posible que hayan sufrido pesadillas en color guinda.

Si los diputados locales de la 4T le mueven a este tema y articulan, por poner un caso, una investigación sobre la millonaria compra de cloro, con eso van a tambalear a cierto proveedor cuya fortuna creció de forme descomunal en cinco años. El golpe sería demoledor en el año electoral que viene…

Las victorias de Morena y sus aliados, el PT y el Partido Verde, se extendieron a la contienda por los espacios en el Congreso de San Lázaro: la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ tenía en la bolsa 7 de las 9 diputaciones federales.

Hasta la madrugada de hoy, el Movimiento de Regeneración Nacional alcanzaba la victoria en los Distritos con cabecera en Nuevo Laredo, Río Bravo, Matamoros, El Mante, Madero y los dos de Reynosa.

El PAN solo ganaba las diputaciones federales con sede en Tampico, con Rosa María González Azcárraga; y en Ciudad Victoria, con Oscar Almaraz Smer. Tampico confirmó que es una plaza color azul panista y refrendó su respaldo a la labor realizada por Chucho Nader al frente de la presidencia municipal, una administración que rubricó su primer periodo de gobierno con el Mega Proyecto Turístico de la Laguna del Carpintero, una obra que es un exitazo en el sur de Tamaulipas.

Chucho Nader venció con contundencia a Olga Sosa, una candidata morenista que nunca pudo articular una estrategia de comunicación política para convencer al electorado y, por tanto, tuvo que recurrir a una campaña de mentiras cínicas y descaradas a través de las redes sociales, las que nunca tuvieron impacto debido a que cayeron en lo grotesco.Muy mal asesorada, la diputada federal con licencia incurrió en el juego sucio al permitir que personajes de oscuros antecedentes financiaran su campaña electoral. Ella, de comportamiento fifí, nunca ha entendido de qué se trata la 4T. En fin.

Los resultados electorales del 6 de junio reconfiguraron el escenario político de Tamaulipas justo cuando inicia, en los hechos, la contienda por la gubernatura del estado. Sí, la batalla por la gubernatura de Tamaulipas inicia hoy mismo, lunes 7 de junio. Tras los resultados de ayer, Morena avanza en el tablero del ajedrez político del estado para ganar la elección del próximo año.

Dos figuras serán centrales en los pasos de la Cuarta Transformación en Tamaulipas rumbo al 2022. Uno es el senador Américo Villarreal Anaya, lopezobradorista probado y comprobado, de personalidad austera pero efectivo en cada tarea, siempre discreto. La otra figura es una dama, una mujer de carácter, capaz e inteligente, ex senadora y actual alcaldesa: Maki Ortiz.

El PAN, por su parte, que llegó a soñar con gobernar la entidad durante 80 años, tal como lo hizo el viejo PRI, se encuentra contra la pared, con un primer círculo cabecista arrinconado, virtualmente desaforado, sin salida aparente.

A pesar de sus múltiples resbalones, Morena se encuentra en camino de alcanzar la gubernatura. El impacto político y mediático del desafuero en contra del gobernador Cabeza de Vaca logró su objetivo: desgastar a Acción Nacional y colocarlo bajo la guillotina.

Y parar cerrar

Jaime Turrubiates Solís siempre estuvo perdido. Su problema fue de origen: hizo un pésimo diagnóstico político del proceso electoral 2021 en Ciudad Madero.

Cegado por la nostalgia del pasado y por la ambición de recobrar añejas glorias, el empresario creyó que el gobierno cabecista sería como el mandato geñista que lo catapultó a competir voto por voto en la elección de 2007. El choque con la realidad de las urnas fue durísimo.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

Dos días de la Cruz: el barco y el perdón

#Estampida Estos son los entretelones de un día marcado por dos hechos que apelan a los pueblos mayas peninsulares en el día de la Cruz: el arranque de la travesía zapatista por la vida y la petición de perdón del presidente AMLO por los agravios de la colonización y la llamada “Guerra de Castas” Opinión de Daliri Oropeza
A %d blogueros les gusta esto: