Olga Sosa no sabe lo que dice

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

A pesar de que por medio de su ‘vocero’ busca entrevistas ‘a modo’, la realidad es que Olga Sosa Ruiz, candidata de la alianza Morena y PT a la alcaldía de Tampico, ‘resbala’ con frecuencia en sus declaraciones y, peor aún, en sus propuestas.

¿El motivo? La falta de conocimiento de la reglamentación más elemental para el cargo que busca en las urnas: el Código Municipal para el Estado de Tamaulipas.

Una de las propuestas que tanto destaca la diputada federal con licencia es que, en caso de llegar a la presidencia municipal de Tampico (lo que se ve muy difícil, prácticamente imposible), es que impulsará la conformación e instalación de un Consejo de Transparencia Ciudadano para que vigile el manejo y el destino de los recursos.

Al abordar el tema de la transparencia en las finanzas municipales, en días recientes, en una entrevista donde la dejaron ‘lucir’, Olga Sosa dijo lo siguiente: ‘Tenemos dos opciones, dos propuestas y compromisos. Una, el Consejo de Transparencia Ciudadano, estará por encima del Gobierno Municipal, por encima del cuerpo edilicio… ¿y qué será?Serán personas que tengan una trayectoria intachable, ciudadanos y ciudadanas que amen a Tampico, una mesa de transparencia ciudadana en donde académicos que sepan de finanzas, de políticas públicas, personas que como ahora te dije, intachables, puedan estar vigilando con lupa qué se hace con el recurso de los tampiqueños’.

Eso fue lo que mencionó, en esa entrevista, de manera textual, la candidata de Morena y PT a la presidencia municipal. Ella propone un Consejo de Transparencia Ciudadano. Eso suena bien, se escucha bonito, pero el problema viene después: ‘Estará por encima del gobierno municipal, por encima del cuerpo edilicio (del Cabildo)’.¿En serio? ¿Un Consejo Ciudadano que esté -en términos jerárquicos- por encima de un Ejecutivo Municipal y de un Cabildo que fueron electos en las urnas de forma democrática para representar a la gente en la toma de decisiones de la ciudad?

Es decir, los integrantes de ese ‘Consejo Ciudadano’ tendrían autoridad y capacidad de decisión por encima del Ayuntamiento, sin haber sido votados y, por consecuencia, electos en una votación conforme al sistema democrático y republicano que nos rige. ¿Qué tal? Eso fue lo que dijo Olga Sosa Ruiz en una entrevista y, por lo visto, no sabe lo que dice. Eso es muy preocupante.

Ella, como diputada federal, como ex diputada local, debería saber perfectamente que ningún Consejo Ciudadano de Transparencia cuenta con facultades y atribuciones para mandar sobre el Gobierno Municipal y el Cabildo (un cuerpo edilicio que, además, está representado por regidores de los partidos políticos de oposición).

Si fuera como dice la candidata de Morena y PT a la alcaldía de Tampico, que ese Consejo Ciudadano estuviera por encima del Ayuntamiento, ¿entonces qué caso tendría elegir en las urnas a un presidente municipal y a un Cabildo? ¿Para qué sirve entonces la democracia representativa y popular?

¡¡¡Caray!!! De ese tamaño, de esa dimensión es el disparate expresado por la legisladora en un canal de televisión local. Pero eso no es todo: ¿Quiénes integrarían ese Consejo Ciudadano de Transparencia? ¿Los empresarios tampiqueños de siempre, esos que se sienten puros e impolutos? ¿Académicos que conozcan de finanzas? ¿Quién los evaluará a ellos? ¿Quién determinará que ellos sean ‘intachables’? ¿Serán seleccionados por la simple razón de que ‘amen a Tampico’?

Más preguntas: ¿A poco ellos van a presentar las iniciativas de las leyes de ingresos y de los presupuestos de egresos del municipio? ¿Ellos rendirán un informe anual de resultados? ¿Ellos van a rendir cuentas si algo sale mal de acuerdo a los criterios generales de la Ley General de Contabilidad Gubernamental?

Bueno, si esos académicos, profesionistas o empresarios son especialistas financieros y saben administrar la Hacienda Pública, es mejor contratarlos como Tesoreros, Contralores o inscribirlos como candidatos a Síndicos. ¿Para qué colocarlos en un supuesto Consejo de dizque Sabios Puros e Impolutos?

Tal vez Olga Sosa tenga la mejor de las intenciones, pero ese tipo de declaraciones dejan en claro que desconoce los temas más elementales del manejo de un Ayuntamiento.

Si ella llegara a ser alcaldesa de Tampico (lo que se ve muy difícil, prácticamente imposible), tendrá facultades y atribuciones para decidir, pero también asumirá obligaciones y responsabilidades no sólo ante ‘el pueblo’, sino ante el marco legal y constitucional.

Ser alcalde de cualquier ciudad tamaulipeca no es un juego. Es una responsabilidad muy seria. Para comenzar, lo recomendable es que los candidatos lean, con detenimiento, cada uno de los Títulos y Capítulos del Código Municipal para el Estado de Tamaulipas. Sí, leer y comprender.

No es la primera ocasión que El Kisko le recomienda leer a Olga Sosa Ruiz. Es una recomendación que le hará bien. Leer nutre el intelecto, amplía la visión de campo, genera ideas, aporta a la civilidad. Es básico para el aprendizaje. Es conocimiento.

Otra sugerencia para la candidata de Morena y PT a la alcaldía de Tampico: que deje de escuchar a los incompetentes que trae a su alrededor. Le han hecho mucho daño: le vendieron un espejismo, una ilusión, un sueño con tintes de pesadilla electoral.

Se suma candidata del PRD al proyecto de Adrián Oseguera

Marigel Vázquez, candidata del PRD a la alcaldía de Ciudad Madero, se sumó al proyecto político de Adrián Oseguera Kernion. Así es: aunque continuará con su campaña en este tramo final de la competencia electoral, la aspirante perredista prefirió darle todo su apoyo y respaldo a Adrián Oseguera, alcalde con licencia que busca su reelección por un periodo más de tres años al frente del Ayuntamiento de la urbe petrolera.

Marigel Vázquez señaló que coincide con las propuestas y proyectos de Adrián Oseguera y, por ello, le dará su voto para que siga como alcalde.Además, la candidata del sol azteca dijo que sabe perfectamente que el candidato de Morena va adelante en todas las encuestas y se perfila para ganar una vez más en las urnas.

‘Él es el puntero y es la mejor opción’, dijo la aspirante de la Revolución Democrática sobre el aspirante de la Cuarta Transformación.

Y para cerrar

Olga Sosa dice que se gasta mucho en Servicios Públicos: ¿Sabrá lo que cuesta tener una flotilla de más de 35 camiones recolectores de basura y contar con un alumbrado público digno y moderno a lo largo y ancho de la ciudad? ¿Sabrá lo que cuesta tener una ciudad de primer nivel limpia, que ofrezca una imagen positiva para ser considerada un atractivo turístico en el plano nacional? Por lo visto, no, no lo sabe.

Además, los Servicios Públicos son de las principales funciones a cargo de los Municipios, según señala el Capítulo Cuarto del Código Municipal para el Estado de Tamaulipas. Al ser una de las principales responsabilidades, la canalización de presupuesto es alta.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

A propósito de la conquista

«En el imperio mexica, pocas mujeres ocuparon cargos de gobierno, como Ilancuéitl. Cuando nosotras nacíamos nos recibía la partera en sus manos, cortaba nuestro ombligo y lo enterraba en alguna parte de la casa. Así nos destinaban al hogar».
Leer más

CIDE, ¿núcleo de una red de intereses?

“¿Qué queda entonces de aquel CIDE que ideó la Maestra Trinidad Martínez Tarrago y del que nos narró en su testimonio después que se lo arrebató el entonces Presidente José López Portillo? Vale verdaderamente la pena revisar este testimonio sobre una institución que tristemente, desde aquel incidente, parece que nunca volvió a ser lo mismo”.
Leer más

Caravana del agua: revolución de conciencias desde los pueblos indígenas

La crisis del agua está en el centro de la agenda política nacional gracias a los pueblos indígenas. Hoy que ya no hay agua para varias ciudades mexicanas, son los pueblos indígenas quienes prenden la alerta. Y si sabemos del recorrido histórico de la Caravana por el agua y la vida, es gracias a los medios libres y comunitarios.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: