¿Quién atiza el discurso de la ‘guerra’?

El Kiosko

Opinión por Héctor Garcés

Si bien la escena de las tanquetas afuera de la Casa de Gobierno, en Ciudad Victoria, no es el mejor mensaje político de paz y concordia que se quiera enviar desde el gobierno del estado, tampoco ‘es un escenario de franca guerra’ como lo llamó ayer un columnista de un diario que se imprime en la Ciudad de México. Eso es una franca exageración.

Por lo visto, hay quien o quienes, desde la capital del país, atizan el discurso de ‘la guerra’, vaya usted a saber con qué oscuras intenciones. Ese discurso de ‘la guerra’, en su más estricto significado bélico, no conviene a nadie: ni a Tamaulipas, ni a México. Para decirlo con nombres y apellidos: no conviene a Francisco García Cabeza de Vaca, ni a Andrés Manuel López Obrador. A ninguno. A nadie.

En ‘un escenario de franca guerra’, todos pierden: Pierden los tres Poderes de Tamaulipas (el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial). Pierden también los Tres Poderes de la República, en especial, el poder concentrado en Palacio Nacional. Pierden, ante todo, los ciudadanos, los tamaulipecos y, por supuesto, todos los mexicanos. Los mexicanos que viven en el norte del país, como los que habitan en el occidente, en el centro o en el sureste. Perdemos todos.

Algo debe quedar claro: la época de los veleidosos caudillos revolucionarios ya quedó superada, ya quedó atrás. Fue una etapa del pasado, de un pasado cruento y tormentoso, caracterizado por la turbulencia y la injusticia. México se encuentra hoy en otra fase de su historia. México vive hoy, en la tercera década del siglo 21, en una democracia que, por momentos, parece fallida, siempre disfuncional, pero que persiste y resiste con instituciones tambaleantes las embestidas y los excesos del poder central, así como los autoritarismos que anidan, como si intentaran ser virreyes, en los estados.

¿Quién o quiénes atizan el discurso de ‘la guerra’ desde la capital del país? ¿Quién o quiénes se frotan las manos con la posibilidad de que todo derive ‘en una confrontación inclusive armada’, como escribió ayer, bajo la tesitura beligerante, un columnista de El Universal? ¿Quién o quiénes alientan ese tipo de opinión? Y… sobre todo… ¿Por qué?

Al respecto, Ricardo Monreal, líder del Senado, quien sueña con ser candidato presidencial en 2024, tiene mucho qué explicar. No es tiempo de jugar ‘a las guerritas’. La áspera confrontación que sostienen la Federación y el gobierno de Tamaulipas se debe resolver por la vía de la legalidad institucional. En ese terreno, la Suprema Corte de Justicia de la Nación será clave para que los ánimos no se salgan de control y del ámbito republicano.

Cierto, el Poder Judicial ya dio una resolución sobre el tema del desafuero del gobernador de Tamaulipas: le mantuvo su inmunidad política y jurídica. Eso no gustó en Palacio Nacional, ni en el grupo parlamentario dominante del Congreso de la Unión. Por ello, la Fiscalía General de la República estampó su reclamo ante la Suprema Corte, la que, de nueva cuenta, analizará el desafuero aprobado por la Cámara de Diputados y la defensa del fuero avalado por el Congreso del Estado de Tamaulipas.

Pero, se reitera, la confrontación debe darse en ese escenario, en el escenario de la legalidad institucional y constitucional. No es tiempo de jugar con fuego.

Confianza plena de Ciro en el triunfo el 6 de junio

Tras un espectacular cierre de campaña en Villa Cuauhtémoc, Ciro Hernández Arteaga, candidato del PAN a la presidencia municipal de Altamira, estuvo ayer en el Fraccionamiento Tercer Milenio donde recibió el respaldo de los vecinos.

El aspirante panista tiene plena confianza en su triunfo electoral el próximo 6 de junio debido a la medición que trae el pulso ciudadano durante sus recorridos. ‘El ánimo de la ciudadanía se encuentra muy bien, las tendencias ya están marcadas’, dijo Ciro Hernández Arteaga confiado en que se encuentra al frente de las preferencias ciudadanas altamirenses.

Fiel a su estilo, disparó un dardo contra su principal adversario en la contienda electoral: ‘Pueden venir los dirigentes nacionales de partido, pero a final de cuentas los que hacemos el trabajo somos los candidatos’.

Cuando comentó eso, el candidato panista no sabía que Mario Delgado prácticamente había cancelado su visita a Altamira y al sur de Tamaulipas para apoyar a los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Ciro Hernández tiene una característica que favorece su propuesta: es un político negociador, gusta de los acuerdos y los compromisos. Es, además, un operador. Sabe de la temática territorial y conoce Altamira a la perfección.

Por supuesto, la jornada electoral del 6 de junio no será un día de campo, pero el aspirante blanquiazul tiene plena confianza en la victoria.

Carlos Pérez promueve un real federalismo 

Carlos Pérez Hernández, candidato de Movimiento Ciudadano a la diputación federal por el Octavo Distrito, con cabecera en Tampico, es un creyente del verdadero federalismo. Sí, de ese federalismo enfocado en fortalecer las finanzas de los estados y los municipios y, por consecuencia, en mejorar el bienestar de los ciudadanos.

Para lograr ese tipo de federalismo, se necesita una distribución más justa de los recursos, acorde a las necesidades de las diversas regiones del país y que promueva el diálogo y el entendimiento entre los estados y el gobierno federal.

‘No son las mismas necesidades en Tamaulipas que en Tlaxcala, por citar un ejemplo. A cada estado debe devolvérsele lo que aporta vía impositiva. De manera equitativa y visualizando un diagnóstico de necesidades real y no desgastar el presupuesto en programas que no son prioritarios, en banalidades’, dijo Carlos Pérez Hernández.

Algo muy interesante fue cuando puntualizó que, en caso de llegar al Congreso de San Lázaro, promoverá la unidad de la nación. ‘Nunca habrá de mi parte el más mínimo intento por dividir México, somos un solo país’.

El candidato de MC a diputado federal por el Distrito de Tampico recorrió ayer la colonia Niños Héroes y el Fraccionamiento Alejandras, donde platicó con los vecinos y expuso sus propuestas.

Mario Delgado: muy probable que no visite el sur de Tamaulipas

A las 6 y media de la mañana de ayer, Erasmo González Robledo recibió una llamada telefónica de Mario Delgado, presidente nacional de Morena, quien le dijo que se complicó su visita al sur de Tamaulipas en estos días. Por tanto, todo indica que el dirigente nacional del partido de la 4T no estará en la zona para apoyar a sus candidatos a los diferentes cargos de elección popular.

En el escenario nacional, la elección tamaulipeca no es la más relevante, ya que son prioridad, para todos los partidos y, en especial para Morena, las contiendas por las 15 gubernaturas y, por supuesto, el pleito estelar por la renovación de la Cámara de Diputados.

Así las cosas, Mario Delgado tiene una agenda llena de compromisos políticos y, en ese sentido, Tamaulipas quedará en un segundo plano.

Y para cerrar

‘El Cachorro’ Cantú asegura a sus candidatos blanquiazules que el PAN puede alcanzar un ‘carro completo’ el candente 6 de junio. Si bien no se puede descartar cualquier escenario en tiempos tan polarizados, la realidad es que ni en sueños se cumplirá ese pronóstico de la aplanadora azul. Esta elección no se parece en nada a la de 2019, absolutamente en nada.

Es más, el sueño de ‘El Cachorro’ podría convertirse en pesadilla… si no aprieta tuercas rumbo a la cada vez más cercana jornada electoral.

Deja un comentario

Related Posts
Leer más

La reconfiguración política de Altamira

La derrota panista también exhibió a los promotores de Ciro en Altamira: ¿Dónde quedaron los supuestos votos que le iban a aportar Griselda Carrillo, 'El Cacho' Toral, Javier Gil y Armando López? ¿Dónde quedó la presunta fuerza electoral y la dizque presencia territorial de ese grupo?.

Suscríbete a nuestro boletín

A %d blogueros les gusta esto: